Archivo de la etiqueta: Luis Videgaray

Pacto por México, el “producto milagro”

Jenaro Villamil

Pacto por México 01En la industria televisiva se llaman “productos milagros” a los infomerciales que inundan la pantalla anunciando lo mismo pastillas para bajar de peso que remedios para los hongos de uña o para mal de riñones; aparatos de tonificación muscular y tenis para corregir hasta las malas posiciones. Todo lo que se pueda adquirir en CV Directo –comercializadora vinculada a las televisoras– es un “producto milagro”. Todo aquello que implique una cultura del menor esfuerzo y del máximo gasto, es un “producto milagro”.

En la política mexicana ya tenemos un “producto milagro”: el Pacto por México. Promete resolver el hambre, acabar con los monopolios, reformar la educación, democratizar los medios, frenar la corrupción, generar empleos, y hasta relanzar al país como potencia ferrocarrilera, entre otros muchos de sus más de 90 puntos.

Sigue leyendo

Anuncios

EPN, cerco militar sin pacto político ni reforma administrativa

Jenaro Villamil

Foto: mexico.cnn.com

En vísperas de que Enrique Peña Nieto tome el poder como presidente de la República, el próximo 1 de diciembre, tres desafíos recientes marcan estas horas previas: el descontento de los ciudadanos capitalinos por el cerco militar y policiaco en las principales arterias viales que conducen al recinto de la Cámara de Diputados; el fracaso de la operación política para que en el Senado se aprobara la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública que propuso el PRI hace diez días; y la suspensión del llamado Pacto por México, negociado por las dirigencias del PRI, PAN y PRD.

Ante el desconocimiento de otras corrientes internas de lo negociado por Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, con sus homólogos del PAN, Gustavo Madero, y del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, el rimbombante Pacto Por México quedó sin firmarse antes de que iniciara el próximo sexenio.

En breve conferencia de prensa, los tres dirigentes nacionales acordaron “seguir trabajando” en la redacción de un documento final que se negoció en sigilo durante dos meses y que fue desconocido por la Comisión Política del PRD.

En el evento también estuvieron los dos coordinadores generales del equipo de transición de Peña Nieto, Luis Videgaray y Miguel Angel Osorio Chong, a quienes todos los comentaristas perfilan como los futuros “supersecretarios” de Hacienda y de Gobernación, respectivamente.

Seguir leyendo.

Peña Nieto y Pemex, los enredos y la ganga

por Jenaro Villamil

Plataformas petroleras de PEMEX. Fuente: E-Consulta.com

En ningún otro gobierno entrante, el nombre del futuro director de Pemex había generado tantas expectativas y ambiciones. No es para menos. Los sectores empresariales, burocráticos, políticos y sindicales ya saben que el principal negocio del sexenio peñista será el energético y quien encabece la paraestatal más importante del país protagonizará el nuevo montaje del sueño petrolero…para la iniciativa privada.

En menos de tres meses hay versiones de cuatro nombres que se barajan en el equipo de transición para encabezar la paraestatal: Alfredo del Mazo González, el tío más influyente de Peña Nieto, ex gobernador mexiquense, ex secretario de Energía y que anhela restablecer los negocios suspendidos desde que no fue presidente de la República en 1988; Liébano Sáenz, cuyo nombre se mencionó entre los círculos zedillistas para hacer valer la fuerza del ex presidente más famoso entre los corporativos multinacionales; Francisco Labastida Ochoa, interlocutor del calderonismo en la frustrada reforma energética de 2008, experto en la materia, ex candidato presidencial y con un fuerte veto de quien tiene más poder en el tache que en el palomeo: Carlos Salians de Gortari; y otro perfil que represente menos compromisos y más cercanía directa con el propio Peña Nieto, que podría ser alguien de su círculo más cercano.

Hasta los calderonistas y foxistas mencionan al actual director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, como un posible repetidor en la paraestatal, a pesar de la ola de corrupción que deja tras su gestión; de la forma escandalosa y opaca con la que ha manejado temas como el de los floteles u “hoteles flotantes” de Galicia; o el caso de Mexicana de Lubricantes que en Proceso se ha documentado con toda precisión.

Sigue leyendo

Peña Nieto, las dinastías en acción (Primera Parte)

Jenaro Villamil

El equipo de transición de Enrique Peña Nieto, en conferencia de prensa la semana pasada.

La intención de combinar a operadores políticos de bajo perfil nacional y a representantes de la joven tecnocracia se concretó esta semana con el anuncio del primer “equipo de transición” de Enrique Peña Nieto, formado por 46 funcionarios, la tercera parte de ellos provenientes de la burocracia mexiquense, así como otra decena de juniors y tecnócratas, provenientes del sexenio de Carlos Salinas y bajo la tutoría de Pedro Aspe, el ex secretario de Hacienda salinista que se convierte en uno de los poderes tras bambalinas más importantes del peñismo.

Sólo una minoría de los funcionarios nombrados corresponden a alianzas con otros grupos priistas –especialmente con Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes y Pedro Joaquín Coldwell-, y ninguno de los 46 funcionarios provienen de la sociedad civil o de sectores empresariales o intelectuales, aliados a Peña Nieto.

El futuro presidente del retorno priista no nombró a ningún coordinador para el área de cultura y menos para la de telecomunicaciones. Sólo dos posiciones parecen tener el sello de Televisa: Alejandra Lagunes, coordinadora de Gobierno Digital, y su esposo Rafael Pachiano, legislador “Juanito” del Partido Verde.

El segundo grupo de operadores políticos más importante proviene de Hidalgo, entidad que mantiene una vieja alianza con los mexiquenses desde la época de Carlos Hank González y de la dinastía de los Rojo Lugo.

Por esta razón los dos coordinadores generales de este equipo son Luis Videgaray, responsable para la Transición Gubernamental, con tres vicecoordinadores y 23 coordinadores bajo su mando; y Miguel Angel Osorio Chong, ex gobernador de Hidalgo, coordinador general de Política y Seguridad con dos vicecoordinadores y 12 coordinadores.

Además, Peña Nieto nombró a 4 coordinadores de su staff personal: Erwin Lino Zárate, su secretario particular; Francisco Guzmán Ortiz, coordinador de asesores; David López Gutiérrez, su coordinador de Comunicación Social, herencia directa del gobierno de Alfredo del Mazo González; y Andrés Massieu Fernández, coordinador de Identidad Institucional, hijo del ex secretario privado de Carlos Salinas de Gortari.

Sigue leyendo.

Peña Nieto, el equipito

Jenaro Villamil

Enrique Peña Nieto y su equipo de transición en rueda de prensa hoy al mediodía.

La mayoría se enteró de su designación la noche del lunes 3 de septiembre, unas horas antes de la conferencia de prensa. Otros esperaban que sus nombres se “guardaran” para una secretaría de Estado y no para un equipo que durará sólo tres meses como tal. Y algunos presionaron para integrarse a la “cuota” de compromisos políticos adquiridos en la adquisición de la primera magistratura.

De esta forma, el llamado “equipo de transición” de Enrique Peña Nieto presenta cinco características esenciales:

Sigue leyendo

El helicopterazo, la muerte del socio de Peña Nieto y lo turbio del panorama (Segunda Parte)

Jenaro Villamil

Segunda parte del texto publicado en Proceso No. 1866. Consulta la primera parte aquí.

Control de la Información

El accidente será investigado por Aeronáutica Civil. Foto EE. Fuente: eleconomista.com.mx

Sólo algunos medios impresos destacaron el accidente y la relación empresarial y de amistad entre los Hinojosa y Peña Nieto, el domingo 29 de julio. A los dos días el hecho se había olvidado y Peña Nieto redactaba tweets para felicitar a las clavadistas mexicanas, confundiendo sus nombres.

En los periódicos de mayor circulación aparecieron esquelas del PRI, del gobierno del Estado de México y de otros grupos empresariales, pero se canceló toda información reciente tanto del accidente como del encuentro en la hacienda Cantalagua.

La columna “Astillero”, de Julio Hernández, no apareció publicada en su espacio original en La Jornada, el 30 de julio pasado, pero circuló en redes sociales, en el blog del periodista y en otros periódicos del interior de la República que la reproducen.

Sigue leyendo.

El helicopterazo, la muerte del socio de Peña Nieto y lo turbio del panorama

Jenaro Villamil

Primera parte del texto publicado en Proceso No. 1866

Juan Armando Hinojosa en su boda con Rosa Herrera, hija del exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera. Foto: Quién.

En pleno litigio por la trama de una red de empresas “fantasmas” y presuntas operaciones millonarias para triangula fondos a la campaña presidencial priista, el círculo político y empresarial más íntimo de Enrique Peña Nieto registró la primera muerte trágica tras las elecciones del 1 de julio.

El helicóptero Augusta 109, matrícula XA-UQH, en el que viajaba el joven empresario Juan Armando Hinojosa García, amigo y beneficiario de negocios junto con la red empresarial de su padre Juan Armando Hinojosa Cantú por más de 23 mil millones de pesos en el gobierno de Peña Nieto, se estrelló la noche del sábado 28 de julio en un paraje conocido como cerro La Bola, en los límites del municipio de Jiquipilco y Villa del Carbón.

El nombre de Hinojosa García y de su padre, dueño del grupo HIGA, fue mencionado por los reporteros Jesusa Cervantes y José Gil, en la edición no. 1865 de Proceso, como parte de un “fondo financiero para la campaña presidencial”, junto con las empresas OHL, de origen español, y el Grupo de Abogados Profesionales (GAP), de Gabino Fraga Mouret, mencionado en el escándalo de la triangulación de Monex.

Sigue leyendo.