Archivo de la etiqueta: Elecciones 2012

Peña Nieto, las dinastías en acción (Primera Parte)

Jenaro Villamil

El equipo de transición de Enrique Peña Nieto, en conferencia de prensa la semana pasada.

La intención de combinar a operadores políticos de bajo perfil nacional y a representantes de la joven tecnocracia se concretó esta semana con el anuncio del primer “equipo de transición” de Enrique Peña Nieto, formado por 46 funcionarios, la tercera parte de ellos provenientes de la burocracia mexiquense, así como otra decena de juniors y tecnócratas, provenientes del sexenio de Carlos Salinas y bajo la tutoría de Pedro Aspe, el ex secretario de Hacienda salinista que se convierte en uno de los poderes tras bambalinas más importantes del peñismo.

Sólo una minoría de los funcionarios nombrados corresponden a alianzas con otros grupos priistas –especialmente con Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes y Pedro Joaquín Coldwell-, y ninguno de los 46 funcionarios provienen de la sociedad civil o de sectores empresariales o intelectuales, aliados a Peña Nieto.

El futuro presidente del retorno priista no nombró a ningún coordinador para el área de cultura y menos para la de telecomunicaciones. Sólo dos posiciones parecen tener el sello de Televisa: Alejandra Lagunes, coordinadora de Gobierno Digital, y su esposo Rafael Pachiano, legislador “Juanito” del Partido Verde.

El segundo grupo de operadores políticos más importante proviene de Hidalgo, entidad que mantiene una vieja alianza con los mexiquenses desde la época de Carlos Hank González y de la dinastía de los Rojo Lugo.

Por esta razón los dos coordinadores generales de este equipo son Luis Videgaray, responsable para la Transición Gubernamental, con tres vicecoordinadores y 23 coordinadores bajo su mando; y Miguel Angel Osorio Chong, ex gobernador de Hidalgo, coordinador general de Política y Seguridad con dos vicecoordinadores y 12 coordinadores.

Además, Peña Nieto nombró a 4 coordinadores de su staff personal: Erwin Lino Zárate, su secretario particular; Francisco Guzmán Ortiz, coordinador de asesores; David López Gutiérrez, su coordinador de Comunicación Social, herencia directa del gobierno de Alfredo del Mazo González; y Andrés Massieu Fernández, coordinador de Identidad Institucional, hijo del ex secretario privado de Carlos Salinas de Gortari.

Sigue leyendo.

Anuncios

Peña Nieto, el equipito

Jenaro Villamil

Enrique Peña Nieto y su equipo de transición en rueda de prensa hoy al mediodía.

La mayoría se enteró de su designación la noche del lunes 3 de septiembre, unas horas antes de la conferencia de prensa. Otros esperaban que sus nombres se “guardaran” para una secretaría de Estado y no para un equipo que durará sólo tres meses como tal. Y algunos presionaron para integrarse a la “cuota” de compromisos políticos adquiridos en la adquisición de la primera magistratura.

De esta forma, el llamado “equipo de transición” de Enrique Peña Nieto presenta cinco características esenciales:

Sigue leyendo

Para documentar nuestro optimismo: Los millonarios magistrados del fraude

Jenaro Villamil

Ganan 343 mil 744 pesos al mes. Tienen bonos millonarios. Reciben prebendas que ningún otro alto burócrata obtiene. Son inamovibles, salvo que renuncien, se enfermen o cumplan su plazo millonario. Son los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cónclave de jueces que se han convertido en la “última palabra” en materia electoral, pero no la más creíble y, menos, la más legítima.

No hay plazo que no se cumpla. A partir de este 30 de agosto y, quizá, pocas horas después, veremos a estos señores declarar válida la elección presidencial del 1 de julio. En otras palabras, Enrique Peña Nieto será declarado presidente electo y los comicios serán considerados válidos, ya que no hubo rebase de topes de gastos de campaña, coacción del voto, compra encubierta de espacios en televisión, triangulación de fondos, presunto lavado de dinero, uso y abuso de las encuestas para inhibir la equidad en la contienda. Todo eso no existió. Y los magistrados así lo declararán. ¡Para eso ganan tanto dinero! No pueden ser millonarios y respondones.

El juez por su boca muere. Y estos magistrados no están exentos de esto. Forman parte del “Ballet Folklórico del Estado de Derecho” (como lo definió Carlos Monsiváis en varias entregas de Por mi Madre, Bohemios) porque se dedican al duro arte de la coreografía institucional, que es una estampita increíble de nuestra democracia.

Quien los critique es antidemocrático. Quien no les haga caso, es un peligro para México (y para sus salarios). Quien no baile al son de la Negra Copetuda, será expulsado del reino de Soriana, Monex, HSBC, Televisa, y tantos otros “logos” de la nueva democracia a la mexicana.

Para documentar nuestro optimismo, he aquí unas perlas recientes de nuestros magistrados.

Sigue leyendo.

“En las pasadas elecciones las redes sociales no fueron determinantes”: expertos

Claudia Herrera Beltrán

Periódico La Jornada
Martes 28 de agosto de 2012, p. 2

El movimiento #YoSoy132, símbolo del hartazgo de los jóvenes, que no se dejaron engañar por las guerras manipuladas en Twitter. Foto: Cristina Rodríguez

Las estadísticas de la vanidad, como llaman los expertos a los números de fans en redes sociales, dirían que los candidatos presidenciales fueron exitosos: 250 millones de clics a sus videos o 17 millones de menciones en Twitter. Pero si se analizan esas cifras con métricas distintas se advierte que desaprovecharon su potencial o, peor aún, llevaron la manipulación al terreno online. La sociedad y sus símbolos, como #Yosoy132, fueron los ganadores en esta lucha.

Estudiosos de Internet y del proceso electoral hacen este balance y descartan que en la primera batalla presidencial librada en redes sociales se haya dado un Barack Obama mexicano.

Enrique Peña Nieto fue el campeón de los bots (robots para crear mensajes) y derrochó recursos sin lograr revertir oleadas de opiniones en su contra; Andrés Manuel López Obrador con su página amlo.si acrecentó una comunidad fiel, pero le faltó tiempo para extenderla, y Josefina Vázquez Mota arrancó bien para después enredarse en los yerros de su campaña.

Sigue leyendo.

“Todas las irregularidades cuentan”, opinan nuestros lectores

El Zappo

Presentación de materiales en el IFE para impugnar la elección el pasado jueves 12 de julio. Fuente: sinembargo.com.mx

El pasado jueves 12 de julio, integrantes de la izquierda mexicana entregaron a la Fepade y el IFE pruebas para impugnar la elección del pasado primero de julio. Los documentos y materiales que el senador y coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, dijo haber presentado, comprobarían el rebase de tope de gastos querealizó el PRI durante su campaña, la triangulación de fondos, la alteración del voto en las urnas, la compra del voto y otras irregularidades que se vivieron en la elección pasada.

Ante este escenario, decidimos consultar a nuestros lectores cuál había sido para ellos la mayor irregularidad durante las elecciones pasadas. 3,376 personas participaron en nuestra encuesta. Los resultados fueron los siguientes.

Sigue leyendo.

Académicos proponen la anulación de la elección presidencial

Difusión Cencos México D.F., 11 de julio de 2012

Boletín de prensa

#YoSoy132-académicos

El pasado 7 de julio vivimos una jornada inédita en la vida política de nuestro país. Convocados por nuestra propia indignación a través de las redes sociales, cientos de miles de mexicanos nos reunimos en las principales ciudades de México y en algunas del extranjero con el objetivo de rebelarnos contra la decisión del Instituto Federal Electoral, que apresuradamente le dio el triunfo a Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI. Nos unimos en una sola voz para rechazar tal impostura que anuncia ser una nueva imposición.

Ante la evidencia de las innumerables y atroces irregularidades presentadas  antes, durante y después del proceso electoral, para favorecer la candidatura de EPN, la indignación aumentó cuando se demostró fehacientemente que el PRI, abusando de las condiciones de deterioro social y pobreza en que viven millones de mexicanos, había comprado una incalculable cantidad de votos utilizando recursos públicos de varios estados de la república gobernados por ese partido,  mediante el reparto de tarjetas electrónicas de las tiendas Soriana y de Monex. Al mismo tiempo, se hizo evidente la manipulación mediática de falsas encuestas -advertida tiempo atrás por nuestro movimiento- que día a día señalaban al candidato priísta con una gran ventaja respecto a sus competidores  con el claro propósito de inducir el voto; por todo lo anterior, no se garantizó un escenario donde la sociedad emitiera su voto libre, razonado e informado, como convocamos desde un inicio, para salvaguardar la democracia participativa de este país.

Sigue leyendo.

Peña Nieto, gastos en la frontera de la ilegalidad (Segunda Parte)

Segunda parte del reportaje publicado en la edición No. 1862 del semanario Proceso. Consulta la primera parte aquí.

“Frontera de lo Ilegal”

Foto: Susana González/Bloomberg

“La misma operación del 2005 se repitió en las elecciones federales de 2009, cuando el PRI recuperó la mayoría de municipios y diputaciones federales en el Estado de México y en 2011, durante la elección de Eruviel Avila, considerada el antecedente más importante de la elección del 2012”, recuerda Bernardo Barranco, ex consejero estatal del IEEM y que encabezó la observación ciudadana en los comicios del año anterior.

“Las elecciones de Peña Nieto siempre han estado en la frontera entre lo legal y lo ilegal por el rebase de topes de gastos de campaña. Es una estrategia probada ya por el PRI mexiquense. Eruviel rebasó ampliamente los 236 millones de pesos de tope de gasto”, recuerda Barranco.

La diferencia de los casos anteriores con la elección del 1 de julio de 2012 es que ahora, la ventaja de Peña Nieto sobre el segundo lugar, Andrés Manuel López Obrador, es poco menos de 7 puntos, mientras que en 2005, 2009 y 2011 el PRI aventajó por más dos dígitos. El escenario que fueron promoviendo las encuestas que se difundieron a lo largo de estos 90 días de campaña y que no se cumplió.

Sigue leyendo