Archivo de la etiqueta: Trending Topics

Las regulaciones del Internet

#Trending Topics

Por Arturo Loría

Mapa desarrollado por Reporteros sin Fronteras que muestra los niveles de censura en el mundo. Las zonas azules están "Libres de Censura", las amarillas tienen algún tipo de censura, las rojas son zonas "Bajo vigilancia" y las negras son zonas de "Censura extrema", mejor conocidas como "Agujeros negros del Internet".

Egipto amaneció ayer con Internet. Tras casi cinco días desconectados del mundo, los egipcios tienen de nuevo acceso a la red y a sitios que han cobrado gran relevancia durante las últimas semanas, como Twitter, Facebook, el sitio web de Al Jazeera o el periódico en línea Al Badil.

El reciente “apagón” tecnológico sufrido por los egipcios es tal vez el más grande que se haya visto en la historia del Internet. La censura comenzó el 25 de enero, bloqueando el acceso a redes sociales. Posteriormente, el 27 de enero, la los mensajes por teléfono celular o BlackBerry fueron también bloqueados. Finalmente, la madrugada del 28 de enero, el servicio de Internet fue suspendido por completo.

Las medidas tomadas por el gobierno egipcio levantaron la duda en el resto del mundo ¿Podría ocurrir en nuestro país? ¿Hasta dónde puede llegar la censura por parte del gobierno en el, aparentemente, medio más libre?

Sigue leyendo

Basta de sangre

Por Arturo Loría

 

Hastiado de la violencia que se vive en el país y a la que no le encuentra solución por parte de las autoridades, el monero Eduardo del Río, Rius, inició hoy la campaña: Basta de sangre, a través de la que invita a la sociedad civil a mostrar, mediante cualquier medio visible que tengan, la frase “¡Basta de sangre!”.

“Hay mucho descontento en el país; mucha gente encabronada, hastiada, desesperada, que se siente impotente ante la situación que estamos viendo. Por eso se nos ocurrió que podríamos hacer algo para que esa gente pueda manifestar pacíficamente su descontento y frustración”, dijo al semanario Proceso el monero.

Lo interesante del planteamiento de Rius es que, además de convocar a un movimiento civil dada la incompetencia del gobierno ante una situación insostenible, conjunta el uso de antiguos y nuevos espacios de insurgencia.

Sigue leyendo

Las nuevas insurgencias: Los peligros de la red de redes.

#Trending Topics

por Arturo Loría

 

 

Mar Zuckerberg, creador de Facebook, elegido por la revista Time como la persona del año.

550 mdp no es precisamente alguna cantidad de dinero que el Gobierno Federal se haya gastado (al menos no en términos de este artículo, que en realidad, bien podría serlo). Es, en realidad, una manera de sintetizar la nueva cifra a la que recientemente llegó la red social Facebook en cuanto a número de usuarios. Mientras leen este artículo, 550 millones de personas (o de seguro muchas más, ya que la cifra va en un aumento exponencial) tienen una cuenta en esta red social. De hecho, podría asegurar que muchos de los lectores de este texto tienen su propia cuenta, vamos, incluso los miembros de la redacción de este blog tenemos una.

Con lo anterior, no sorprendió a nadie la noticia con la que comenzamos el año: Facebook está valuado en 50 mil millones de dólares tras recibir una inversión de Goldman Sachs y de Digital Sky Technologies, poniéndolo encima de empresas como Time Warner, el segundo conglomerado de medios más grande del mundo (el primero es Disney).

La sorpresa no es tanta pues, de acuerdo a la revista Time, 1 de cada 12 personas tiene un perfil de Facebook, dato importante si consideramos que vivimos en un mundo con 1.7 billones de usuarios de Internet.

Hay una gran carga simbólica en el hecho de que una red social valga más que una de las empresas de medios más poderosas del mundo. Hace quince años, el mercado tecnológico estaba dominado por Microsoft y todos los piratas de Silicon Valley. En ese entonces, el poder se concentraba solamente en desarrollar softwares que ayudaran al usuario a realizar tareas prácticamente de oficina o entretenimiento. La década pasada, Google tomó el mando y entonces el poder estaba en la búsqueda y concentración de información, demostrando que ésta última era en definitiva, el capital del Siglo XXI.

Sigue leyendo

Las nuevas insurgencias: el poder de los lectores (Segunda Parte)

#Trending Topics

por Arturo Loría

 

Graffitti ubicado en la esquina de Insurgentes y Reforma, en la Ciudad de México, uno de los antiguos espacios de insurgencia. Foto: Arturo Loría.

El miércoles primero de diciembre, Joaquín López Dóriga presentó un reportaje en su noticiero en el que se acusaba al periodista de la revista Proceso, Ricardo Ravelo, de haber recibido 50 mil dólares de parte de El Grande para dejar de mencionarlo en sus reportajes en torno al narcotráfico.  Aquello sirvió de excusa para que el periodista dejara escapar comentarios en contra de la revista y su manera de hacer periodismo. Esa misma noche, en el programa Tercer Grado, Dóriga, junto con otros periodistas del canal, dedicaron un segmento completo a analizar y criticar al semanario.

Al día siguiente, durante el noticiero matutino, Carlos Loret de Mola tuvo que corregir todo el ataque y análisis que él y el equipo informativo de Televisa habían realizado la noche anterior: las fechas que establecía la televisora no embonaban del todo. De acuerdo con Televisa, la declaración de Villarreal fue videograbada el 4 de noviembre, sin embargo, el capo se refiere a una edición de Proceso publicada 17 días después, el 21 de noviembre. Ante esto, Loret de Mola tuvo que aclarar que la declaración no había sido cuando ellos habían dicho, sino el 24 de noviembre.

Pareció ser entonces que alguien no había hecho bien su tarea, pues tras la corrección de Loret de Mola el tema no se volvió a mencionar en los espacios informativos del canal. En su cuenta de twitter, el periodista yucateco se limitó a decir: “No desviar debate: Televisa no acusó a Proceso; el tema es si se pude citar la declaración de un narco sin pruebas de que dice la verdad”, mientras que López Dóriga en su programa de radio decía: “Televisa no acusa, quien lo hace es Sergio Villarreal, El Grande, quien está en manos de la Procuraduría General de la República”.

Por su parte, el semanario no guardó silencio. A la mañana siguiente de su acusación, mientras Dóriga y Loret de Mola suavizaban el asunto, la agencia de noticias ya tenía en su portal de Internet un comunicado en el que rechazaban categóricamente las afirmaciones de Televisa y establecían su postura: Proceso (…) denuncia que se trata de una agresión en su contra orquestada por el gobierno de Felipe Calderón en contubernio con Televisa.”

Como era de esperarse, el linchamiento mediático en contra de Proceso generó eco en otros espacios informativos, que publicaron notas en torno al asunto. Lo interesante no era la presencia de este caso en otros medios, sino las posturas tomadas. Los periódicos Reforma (anterior víctima del linchamiento al estilo Televisa) y La Jornada apoyaron de forma discreta al semanario, El Universal se limitó a mencionar el asunto en una de sus columnas de opinión sin inclinarse hacia ningún lado y el diario Milenio amaneció el dos de diciembre con el encabezado: “Difunde Televisa declaración de “El Grande” contra Proceso, incluyendo sendas imágenes de la declaración ministerial del capo. Al día siguiente, Ciro Gómez Leyva en su columna del mismo rotativo concluye que Proceso “lloriquea y denuncia un complot” que “les dieron una sopa del chocolate que les encanta”.

Sigue leyendo

Las nuevas insurgencias (Primera Parte)

Rastreo de las palabras más mencionadas en Twitter a nivel mundial.

 

Las nuevas insurgencias

(Primera parte)

Por Arturo Loría

“Un libro en manos de un vecino es como un arma cargada.”

Ray Bradbury, Fahrenheit 451

 

En Fahenheit 451, Ray Bradbury retrata una sociedad distópica en la que los libros están prohibidos por el Estado, ya que supuestamente, leer hace infeliz a la gente. En sustitución, se instalan enormes pantallas en todas las casas y a través de este medio, el gobierno “mantiene informado” a su pueblo.

Bradbury publicó su novela en 1953, como una crítica a la censura del gobierno estadounidense y a la cacería de brujas liderada por el senador republicano Joseph McCarthy. Resulta curioso cómo a pesar de tener 57 años de haber sido publicada, esta historia podría trasladarse a nuestra época y a nuestra sociedad, que parece haber alcanzado aquella distopía bradburiana.

En las últimas semanas el mundo ha sido testigo de la historia casi cinematográfica de Julian Assange, el periodista y hacker australiano detrás del sitio webWikileaks, que desde 2006 se ha dedicado a publicar información secreta y terriblemente incómoda para el gobierno y las corporaciones estadounidenses. La bomba estalló hace unas semanas, tras la filtración de más de 250,000 cables que detallaban las operaciones de espionaje realizadas por el gobierno de Estados Unidos.

Las cabezas de todos los gobiernos se habrán sentido seguramente desnudas frente al mundo al ver sus operaciones más secretas expuestas y al alcance de cualquiera. Más aún el gobierno de Estados Unidos, que habrá experimentado una humillación y exposición similar a la que los prisioneros torturados en Abu Ghraib por soldados norteamericanos sintieron y que muchos vimos en las imágenes que el programa 60 minutes y la revista TheNew Yorker se encargaron de difundir en 2004. Imágenes y torturas sacadas a la luz también por Wikileaks en los denominados Diarios de Guerra de Irak.

Sigue leyendo

Televisa vs. Proceso: breve cronología twittera.

Por Arturo Loría
03-12-2010. El linchamiento mediático iniciado por Televisa contra el semanario Proceso, además comenzar a se runa práctica común por parte de la empresa, ha sacado a la luz datos bastante interesantes. Ante la polémica surgida la noche del miércoles 1º de diciembre en El Noticiero con Joaquín López Dóriga, donde Televisa abiertamente acusó al reportero Ricardo Ravelo de recibir dinero por parte del narcotráfico para escribir sus reportajes, decidimos analizar uno de los espacios de expresión más libre y con mayor flujo de información: la red social Twitter.
Los fenómenos aquí ocurridos son tan sólo una pequeña muestra de una situación bastante densa y compleja que, si bien no da una perspectiva completamente clara de todo el proceso, saca a la luz pequeños detalles que no hay que perder de vista.
En un orden más o menos cronológico, la situación en Twitter es la siguiente: se dan las declaraciones de López Dóriga y posteriormente el “análisis” por parte del equipo informativo de Televisa en el programa Tercer Grado. A esas horas, los temas #Proceso y #Televisa comienzan a ser mencionados en Twitter. Es hasta el día siguiente, tras las declaraciones de Carlos Loret de Mola en su noticiero, que ambos se posicionan como Trending Topics y que la gente comienza a emplear la expresión #mientocomotelevisa que, hasta hoy, sigue ubicado en los primeros lugares  del top.
El jueves al mediodía era posible encontrar los tres Trending Topics en el top: #Televisa, #Proceso, y #mientocomotelevisa. Esta última expresión, fue comenzada a ser usada en broma un poco a la manera de lo que ocurrió con #silosminerosfueranmexicanos, y he aquí una de las razones por las que sigue siendo TT: el tema evolucionó de una situación particular para que los usuarios pudieran expresar sentimientos o situaciones más generales respecto a la empresa, resultando en cientos de miles de tweets con esta expresión (muchos más que #Televisa o #Proceso).

Las empresas grandes y los pequeños detalles

#Trending Topics

Por Arturo Loría

 

Algunos Tweets que mencionan la #accioncolectivaatelcel

“Una empresa muy grande nunca te hace justicia”, dijo Mario Bernal, padre de Claudia Janeth Bernal, una de las seis mujeres que murieron asfixiadas el pasado 9 de noviembre en el incendio registrado en una de las tiendas Coppel de Culiacán, Sinaloa, en una entrevista realizada por el diario electrónico sinaloense noroeste.com.mx

Existen varias cosas lamentables en la declaración del señor Bernal. La primera se compone de los motivos que lo llevaron a decir esto. El pasado 17 de noviembre, Coppel confirmó que otorgaría 640 mil pesos, aguinaldo completo y salarios durante los próximos diez años a las familias de cada una de las empleadas muertas. Además, se darán ascensos a los familiares que trabajen en las tiendas, así como becas y seguros médicos para los hijos o dependientes económicos de las fallecidas.  Si bien, estas compensaciones son mayores a las que marca la ley, una sensación de injusticia sigue permeando al caso.

¿Por qué a pesar de lo anterior, Mario Bernal sigue sintiendo que no hay justicia? No sólo el daño emocional causado a los familiares hace de ésta una situación injusta. La muerte de estas seis mujeres es el resultado de muchas injusticias y omisiones que, cuando las cosas no funcionan, intentan ser reparadas con recursos que ayudan pero no reparan.

El Caso Coppel no se debe sólo a la falta de medidas de seguridad de la empresa, sino a algo mucho más profundo, complejo y prácticamente encarnado a nuestra cultura: el corporativismo inhumano.

Sigue leyendo

Mujeres y niños primero

Trending Topics

Por Arturo Loría

Tweet de la cuenta que la Tienda Coppel abrió para responder quejas y reclamos y que fue dada de baja el pasado viernes.

 

Hagamos el guión de una película gore con tintes de drama: un ente maligno y desconocido encierra bajo llave y candado a seis mujeres por doce horas; a las mujeres se les dice solamente que tendrán que trabajar y ya, a la mañana siguiente volverán por ellas y las liberarán si el trabajo ha sido cumplido. Cerca de las diez de la noche, nuestros personajes detectan humo saliendo de la planta baja del edificio. Al darse cuenta que había iniciado un incendio, seguramente nuestros personajes verán primero la forma de apagarlo y, ante la imposibilidad de esto, escapar ¿Cómo conseguir un argumento creíble para generar un incendio difícil de apagar? Por supuesto: una tienda departamental con toda serie de productos y materiales altamente inflamables y muy pocos extinguidores. Si nuestro guión no es lo suficientemente torcido y sádico aún ¿Por qué no eliminamos todas las salidas de emergencia, de manera que la única posible puerta sea la que el ente desconocido y maligno clausuró al principio?

Pero este producto aún es apto para grandes audiencias, incluyamos un par de detalles todavía más crueles que le impriman un dramatismo quita alientos a la trama: una de las mujeres consigue llamar a los bomberos y a su familia. Los primeros, a pesar de llegar a tiempo, no podrán hacer nada, pues la única puerta está –en efecto- sellada a puro metal. Mientras, dentro de nuestro escenario, esta misma mujer se despide en el teléfono de su familia, que desde afuera presencia los intentos inútiles de salvación. A pesar de estar tan cerca, nadie puede hacer nada.

Para redondear a nuestros personajes y hacer aún más dramática esta historia, podemos incluir flashbacks en los que veamos que cuatro de nuestras seis mujeres eran madres, dos de ellas solteras ¿Por qué no mencionamos también el hecho de que la más joven tenían 22 años y la mayor 36?

Naturalmente necesitaríamos incluir un final en el que el fuego consiga apagarse tras un día de intentos por parte del cuerpo de bomberos (que requirió ayuda de compañeros de otras entidades) y que deje a 15 de ellos intoxicados. Posiblemente incluyamos en este epílogo la reacción de los medios de comunicación, donde haya alguno que censure la información (el nombre de la tienda, por ejemplo), así como las inútiles y casi inhumanas declaraciones de los dueños de la tienda.

A todo esto quedaría, por supuesto, la pregunta final ¿Y el hombre de las llaves?

Como bien saben, lamentablemente lo anterior no es ningún mal argumento hollywoodense. Son los hechos de una nefasta realidad y como Truman Capote solía decir: “La diferencia entre realidad y ficción es que la ficción tiene que ser coherente”.

Y la realidad es que seis mujeres murieron asfixiadas en una tienda Coppel en Culiacán, Sinaloa, tras estar trabajando en un establecimiento que no contaba con medidas básicas de seguridad y que acabó por convertirse en una trampa.

El señor Capote tenía mucha razón: si lo anterior fuera el guión que propuse, sería en verdad malo, pues no hay coherencia alguna ¿Cómo es posible, en primer lugar, que una empresa decida encerrar a sus empleadas durante casi doce horas para trabajar? ¿No se supone que el tiempo máximo de un turno laboral es de ocho horas? ¿En verdad es necesario el trato casi esclavizante? Y eso no es todo ¿Cómo es posible que se mantenga abierta una tienda que no cumple con el requisito de seguridad más esencial como lo es una salida de emergencia? ¿Por qué nadie fue a abrir la tienda cuando los bomberos estaban intentando ingresar?

Y podemos seguir ahondando en incoherencias: me gustaría saber cómo es posible que existan empresarios que no tengan el más mínimo ápice de preocupación por sus trabajadores ¿En verdad hay que llegar a estos extremos para darnos cuenta de las cosas que no funcionan en este país?

Aquí podríamos mencionar a uno de tantos que podría ser el hombre de las llaves: Roberto Gutiérrez Ruelas, director administrativo de Coppel, que el pasado 12 de noviembre declaró que las seis empleadas tenían llaves de la tienda y que pudieron haber salido, que la tienda contaba con detectores de humo y que sí había salidas de emergencia. Curiosa declaración, sobre todo tras el dictamen emitidio por Rafael Avante Juárez, director General de Inspección de la Secretaría Federal del Trabajo, que contradice las declaraciones de Gutiérrez Ruelas, negando todo lo que el director administrativo de Coppel afirma. Curiosas también estas declaraciones, pues los peritos de la Procuraduría de Justicia siguen sin encontrar las supuestas llaves de las empleadas.

Las incoherencias que hacen de éste un evento inevitable y lamentablemente real continúan. La controversia desatada en Twitter hace unos días demuestra otra de ellas. #Coppel se convirtió en Trending Topic en la red, no sólo por lo infame del hecho en sí, sino por la negativa por parte de Televisa a llamar a la tienda por su nombre y dejar la nota en “el incendio de una tienda departamental”.

Conductores como Carlos Loret de Mola se limitaron a declarar en su cuenta de Twitter cosas tales como: “Lo del incendio en Culiacán va a dar para mucho más. Hay que seguir el asunto”, mientras que ni Joaquín López Dórga, ni el polémico Brozo, o ni siquiera Emilio Azcárraga Jean mismo, han declarado algo al respecto.

Mucho menos se ha sabido de Enrique Coppel Luken dueño de la franquicia, que no ha hecho ningún tipo de declaración.

Supuestamente, la tienda abrió una cuenta en Twitter para responder a todas las dudas o reclamaciones que pudieran haber de este hecho: @TiendasCoppel. Originalmente, a través de esta cuenta respondían a cada usuario que les cuestionara lo ocurrido; sin embargo, desde ayer la cuenta se volvió privada y no han admitido a ningún seguidor ¿Habrán sido tantos los reclamos o simplemente Coppel no tiene la capacidad?

La indiferencia de la tienda llega al grado de que, ni siquiera en su página oficial, han puesto algún comunicado o algún correo al que la gente pueda hacer llegar sus reclamos y quejas. De hecho, para la página oficial de la tienda, parecería ser que nunca murieron seis de sus trabajadoras.

El año pasado tuvieron que morir 42 niños por la negligencia y la corrupción de las autoridades. Este año, han tenido que ser seis mujeres para evidenciar que a los empresarios lo único que parece importarles es generar ganancias y multiplicar sus franquicias.

Pareciera ser que se están guiando bajo la política de “mujeres y niños primero” para demostrar las cosas que no funcionan en este país, para enseñarnos cómo la corrupción, la ambición y una franca inhumanidad están matando a nuestra gente.

Volviendo al tema del cine, recordé una escena de la más reciente película de Quentin Tarantino, Inglorious Basterds (2009), en la que Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent), una chica judía que pierde a su familia a manos de los Nazis, decide hacer su propia venganza. Tras mudarse a París y cambiar de identidad, Shosanna adquiere un cine en el que consigue hacer una función especial de un filme de propaganda Nazi a la que Hitler mismo asistirá. De forma catártica (y recomiendo que quienes no hayan visto la película dejen de leer aquí), Tarantino consigue que sus protagonistas encierren a los Nazis, los quemen vivos y asesinen de forma violenta a Hitler.

Tal vez muchos de nuestros legisladores, funcionarios y empresarios deberían de ver esta película –o incluso, vivirla- para entender que la realidad es siempre peor que la ficción y que no se puede seguir viviendo con tanta indiferencia e inhumanidad ante la vida de los otros.

 

La réplica de la opresión

Trending Topics

por Arturo Loría

“Soy yo, Liu, no te preocupes”, dice el último tweet de Liu Xia, esposa del reciente Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo. Desde entonces no se han tenido noticias de la poeta, fotógrafa y pintora, situación que preocupa tanto a gente cercana a ella como a organismos internacionales que están en contra del régimen chino.

Liu Xia fue puesta en arresto domiciliario el pasado viernes 8 de octubre , después de que visitara a su marido en prisión para informarle que le había sido otorgado el galardón. A pesar de que las autoridades no la han acusado de ningún delito, el gobierno chino le ha bloqueado todo acceso telefónico, le han prohibido las visitas, así como la ayuda legal de cualquier tipo y no puede dejar su domicilio a menos que sea con una escolta policiaca. De igual manera, Liu Xia no puede hacer ningún tipo de declaración a nombre de su marido o dar entrevistas que hagan referencia al premio.

El Nobel le fue otorgado a Xiaobo por los más de veinte años que lleva luchando por los derechos humanos de forma no violenta. En 1989 es detenido por primera vez tras participar en las protestas de la plaza Tiananmen, y desde entonces, ha sido sentenciado a prisión cuatro veces. En esta última ocasión, Xiaobo fue sentenciado a 11 años sin ningún derecho político durante los primeros dos años de su detención.

Sus artículos y textos son considerados subversivos y peligrosos para el régimen chino, por lo que su nombre ha sido censurado de todos los medios de información al interior del país y desde 1999 vivió bajo vigilancia por parte de las autoridades. Lo anterior incluye la intervención de su línea telefónica y el monitoreo de sus movimientos en Internet, así como la colocación de una escolta permanente frente a su departamento.

Sigue leyendo

El hubiera no existe

#Trending Topics

Por Arturo Loría

 

El hubiera no existe, pero cuánto ayuda. En definitiva, el Trending topic estrella de esta semana fue #silosminerosfueranmexicanos. Twitter de por sí es un espacio en el que se ven grandes muestras de ingenio, pero pocas veces se habían visto tantas, tan buenas y condensadas en tan poco tiempo.

Desde el miércoles que esta frase comenzó a posicionarse como tema de interés nacional en la red social, y hasta ahora, no han parado de surgir tweets en los que los usuarios mexicanos suponen lo que ocurriría si este evento se hubiera dado en su suelo. O en otras palabras, si éste fuera otro país.

En definitiva, el concepto de “rescate de mineros en un país latinoamericano” es algo con lo que ya estamos familiarizados, sin embargo, la forma en la que los mexicanos estamos relacionados con esta idea es bastante distinta que la de los chilenos.

Uno de los primeros puntos a destacar de este fenómeno, es que resulta interesante ver que el eco de Pasta de Conchos sigue haciendo ruido en los oídos de muchos mexicanos. Fueron las comparaciones con la tragedia ocurrida en la mina de Coahuila el 19 de febrero de 2006 las que iniciaron la ola de comentarios.

Sigue leyendo