Archivo de la etiqueta: Televisa compra Iusacell

Azcárraga-Salinas, Nuevo Monopolio

Jenaro Villamil

Texto originalmente publicado en la edición 1797 del semanario Proceso.

Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego. Imagen: http://crisolplural.s3.amazonaws.com/

Una trama de simulación empresarial, financiera y política, así como la ambición por controlar las dos terceras partes del mercado de 35 mil millones de dólares anuales que genera el sector de telecomunicaciones en México está detrás de la reciente operación confirmada por Televisa para adquirir el 50 por ciento de las acciones de Iusacell, la tercera empresa de telefonía móvil en el país, propiedad de Ricardo Salinas Pliego.

Esta transacción –que aún debe ser autorizada por la Comisión Federal de Competencia- incluye un compromiso de Televisa para invertir 1,600 millones de dólares (37.5 millones en capital y 1,565 millones de dólares en deuda convertible), a cambio de compartir con Salinas Pliego, “los mismos derechos de gobierno corporativo” en Iusacell, así como permitir negociaciones entre la empresa de telefonía móvil y “empresas filiales de Televisa para expandir su oferta de servicios”.

Es decir, el control del 50 por ciento de Iusacell, le permitirá a Televisa ser la única empresa que pueda dar los servicios de cuádruple play en México (televisión, internet y telefonía fija y móvil), a través de su red de empresas de televisión por cable (Cablevisión, TVI y Cablemás), más Sky, de televisión satelital, y la telefónica Bestel.

El anuncio de la transacción entre Televisa y Iusacell coincidió con la autorización para que la empresa de Emilio Azcárraga Jean aumente de 58.3 a 100 por ciento su inversión en Cablemás, el segundo operador más grande de televisión por cable en el país, con 2.8 millones de suscriptores y una red de 1 mil kilómetros de servicio.

Esta concentración se realiza, a pesar de que Televisa y Cablemás incumplieron con las condiciones impuestas por la Comisión Federal de Competencia desde agosto de 2007: que Cablemás abandonara su participación directa o indirecta en la Productora y Comercializadora de Televisión (PCTV, a través de su filial Paxia S.A. de C.V,; y de que Televisa diera acceso no discriminatorio a otras empresas a sus señales de televisión abierta y se prohibieran “las ventas atadas”.

Sigue leyendo.

Reacciones a la fusión Iusacell-Televisa, entre el Cinismo, la Cautela y la Baja Bursátil

Jenaro Villamil

 

Carlos Slim. Imagen: Reuters.

“Todo lo veo muy bien”, atajó el magnate Carlos Slim, propietario de Telcel-Telmex cuando le preguntaron esta mañana qué opinaba de la compra anunciada un día antes sobre la adquisición del 50 por ciento de Iusacell por parte de Televisa.

Parco, el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, se limitó a expresar su benplácito durante la ceremonia del Busque Escuela Cuauhtémoc, en el puerto de Acapulco.

En la misma sintonía, Telcel, la compañía que concentra el 70 por ciento de los 96 millones de usuarios de telefonía móvil en México, emitió un comunicado donde da “la bienvenida” a la competencia.

“Creemos que el mejor beneficio a los millones de usuarios de las telecomunicaciones en México es que todos los operadores puedan ofrecer los servicios más completos a sus clientes y que el mercado se dispute por mejores operaciones y precios”, afirmó Telcel en un comunicado de prensa.

Sigue leyendo.

No es la guerra, es el Armagedón de las telecomunicaciones.

Posturas sobre MVS y Iusacell-Televisa

Jorge Fernando Negrete P. y Jorge Bravo

Director y editor de Mediatelecom

Dos noticias han incendiado el ya de por sí candente sector de las telecomunicaciones mexicano: el anuncio de MVS para firmar una alianza que permitiría crear una red de banda ancha de cobertura nacional a través de la banda 2.5 gigahercios, y el anuncio de que Televisa compraría el 50 por ciento de la empresa de telefonía celular Iusacell.

Ambas noticias están interrelacionadas porque, como hemos venido insistiendo en Mediatelecom, lo que está en disputa no es uno u otro mercado, sino la convergencia misma de servicios de telecomunicaciones. La convergencia (la técnica mediante la cual es posible transmitir cualquier contenido e información a través de todas las plataformas tecnológicas) no sólo es un proceso tecnológico y económico sino sobre todo social que, además, resulta irreversible.

En este sentido, la autoridad sectorial y regulatoria en México ha resultado incapaz de comprender las verdades dimensiones de la convergencia digital. Ante la batalla de los operadores de telecomunicaciones, que buscan acaparar y tener una presencia dominante o hegemónica en el mercado convergente de servicios, la autoridad ha quedado absolutamente rebasada por acotar su visión estratégica al corto plazo, los procesos electorales y la conveniencia de no confrontarse con el duopolio televisivo, que cada vez es más evidente e innegable, aunque los funcionarios digan lo contrario.

En temas como política de competencia o interconexión, en México hemos adoptado las teorías y los modelos económicos de la Escuela de Chicago de Estados Unidos, pero no las instituciones que harían posible que esos paradigmas funcionen en la realidad mexicana, donde las decisiones se toman con tintes políticos. En nuestro país se ha cometido el grave error de regular el mercado, en lugar de regular el servicio público de comunicación. La distinción no es menor. Al regular el mercado se analizan los modelos de negocios de las empresas y se busca que las telecomunicaciones sean rentables y por eso existen mercados saturados y otros abandonados. En cambio, al regular el servicio público de comunicación se busca garantizar derechos fundamentales, penetración de servicios y se atienden las zonas más desprotegidas para alcanzar una cobertura universal, sin afectar el legítimo interés de los operadores de hacer sus empresas rentables. Regular el mercado implica que los beneficios se trasladen directamente a los operadores. Regular el servicio público de comunicación significa que el usuario constituye el epicentro de las políticas públicas. En este caso, el Estado, en plena facultad de la rectoría económica sobre el espectro radioeléctrico, ante la imposibilidad de ofrecer y garantizar los servicios, concesiona bandas de frecuencia a actores privados, quienes deben hacer valer el servicio público de comunicación. Por eso en las condiciones de los títulos de concesión deben establecerse de manera clara las obligaciones que deben cumplir los operadores para garantizar dicho servicio público.

Sigue leyendo.

Caen Acciones de Televisa Tras Anuncio de Compra de 50 por Ciento de Iusacell

Jenaro Villamil

 

Las acciones de Televisa en la Bolsa Mexicana de Valores cayeron más de 3 por ciento y 3.78 en Wall Street poco después que el consorcio televisivo oficializó a través de un comunicado que invertirá 1,600 millones de dólares para adquirir el 50 por ciento de las acciones en Grupo Iusacell, la empresa de telefonía móvil, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca.

El comunicado emitido este 7 de abril afirma que Televisa invertirá 37.5 millones de dólares en capital y 1,565 millones de dólares en deuda convertible de Iusacell. “Una vez convertida la deuda, la participación de Televisa en el capital social de Iusacell será de 50 por ciento”, afirma el boletín.

Televisa advierte a sus accionistas que “la inversión total será utilizada para fortalecer la estructura de capital de Iusacell, financiar inversiones de capital futuras y lanzar nuevos y mejores servicios. Televisa acordó hacer un pago adicional a Iusacell por 400 millones de dólares si la UAFIDA (unidades antes de financiamiento, impuestos, depreciación y amortización) acumulada alcanza 3,472 millones de dólares en cualquier momento del 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2015”.

El comunicado confirmó la versión que publicó el miércoles 6 de abril el periódico norteamericano The Wall Street Journal, que citando una fuente interna de Televisa, adelantó el monto de esta compra (1,600 millones de dólares) y comentó que “se trata de la última refriega en una áspera batalla entre las dos mayores cadenas de televisión de México y el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim”.

Sigue leyendo.

Televisa Confirma que va por Iusacell y Cablemás

Jenaro Villamil

 

La empresa de medios de comunicación más grande de México confirmó ante la Bolsa Mexicana de Valores que está en pláticas con Iusacell, compañía de telefonía móvil perteneciente a Grupo Salinas, para  establecer una sociedad, al tiempo que también formalizó su propuesta para adquirir el control accionario de Cablemás, la tercera más grande en televisión restringida, a pesar de las restricciones que originalmente le impuso la Comisión Federal de Competencia.

En un comunicado emitido este martes, Televisa informó que “hasta el momento, un acuerdo entre Televisa y Grupo Iusacell no se ha concretado. No hay garantías de que se legue a un acuerdo ni los tiempos o condiciones de tal acuerdo”.

Sin embargo, aclara que está en pláticas con la compañía perteneciente a Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca. La confirmación de Televisa va en contra de su propio desmentido, el pasado 23 de enero cuando negó que existieran pláticas para adquirir Iusacell.

Grupo Iusacell promovió más de 40 demandas en contra de la polémica Licitación 21, argumentando que estaba orientada para favorecer a la sociedad entre Televisa-Nextel.

Sigue leyendo.