Archivo de la etiqueta: Procuraduría de Justicia del Estado de México

“El Coqueto” y la Fuga de Credibilidad

Jenaro Villamil

La noche del 5 de marzo, diez minutos ininterrumpidos en el noticiero estelar de Televisa, en Canal 2, divulgaron a nivel nacional el testimonio de un sujeto con collarín en el rostro, moretones y hablar pausado, que se presentó como Armando Librado Legorreta, alias “El Coqueto”, ahora mejor conocido como El Fugado, feminicida serial responsable de la muerte de 6 jovencitas y la violación de otras tantas.

Con la exhibición de este testimonio, la Procuraduría de Justicia del Estado de México, pretendió enmendar el ridículo mayúsculo de la fuga de Librado Legorreta, la madrugada del martes 28 de febrero, así como darle credibilidad a la versión de su huída, digna de un guión de Hannibal Lecter o de pastelazo policiaco al estilo Scooby Doo.

En la pantalla comercial no hubo otra noticia más importante que defender la imagen de la procuraduría mexiquense, en especial, la de su titular Alfredo del Castillo, el mismo personaje que durante la administración de Enrique Peña Nieto en la entidad se ocupó de la increíble historia de la niña Paulette que se murió en su propia cama, momificada involuntariamente como para que nadie se diera cuenta después de múltiples visitas a ese sitio.

No sólo el prestigio de Del Castillo está en juego. También la credibilidad del gobierno de la entidad más poblada del país, herencia directa del aspirante presidencial del PRI, que no se caracterizó por su compromiso en la lucha contra los feminicidas y, menos, en atender a las cientos de mujeres agredidas sexualmente.

Sin embargo, algo se ha salido de este guión fantástico. En la mañana de este martes 6 de marzo, un denunciante anónimo indicó en el noticiario radiofónico de Carmen Aristegui, en MVS, que “El Coqueto” no se fugó por ser un gran imitador de Houdini sino porque tenía la complicidad de una funcionaria de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, su tía María del Rocío Legorreta.

Sigue leyendo.