Archivo de la etiqueta: Premios Oscar

Óscar 2013: Argo o la propaganda inducida

Jenaro Villamil

Foto: AP. Ben Affleck aceptando el Óscar a mejor película por "Argo"

Foto: AP. Ben Affleck aceptando el Óscar a mejor película por “Argo”

En el momento final de la entrega de los premios Óscar de la  Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, apareció la primera dama Michelle Obama, en teletransmisión desde la Casa Blanca para anunciar que “el ganador” era Argo, la película que recrea uno de los episodios más traumáticos de la historia reciente norteamericana: el rescate de los rehenes en la embajada de Teherán.

No había sorpresa, dados los antecedentes de Argo que recibió todos los premios anteriores a la entrega de los Óscar. La sorpresa –y no precisamente fílmica– fue ver a la primera dama borrar la frontera entre la cultura del espectáculo y el telemontaje político.

Sigue leyendo

Una Vida Mejor, Reestreno en Pocas Salas

Jenaro Villamil

Ni la nominación al Oscar por mejor papel protagónico para el actor mexicano Demian Bichir, ni las declaraciones de apoyo desde senadores hasta funcionarios culturales de última hora, ni la cobertura de los noticiarios de espectáculos y el despliegue editorial de los periódicos ante la buena noticia han hecho que los distribuidores de la película Una Vida Mejor tenga un reestreno digno.

Como si se tratara de un favor y no de un asunto de difusión cultural, se anunció que este fin de semana se reestrenará la película en sólo 8 salas de la Ciudad de México, apenas la décima parte del número de salas donde se exchiben verdaderos bodrios como Vengador Anónimo, Diario de un Seductor Mini Espías 4, Presas del Diablo o Los Ladrones del Tiempo.

Nada hace que Cinépolis, Cinemex o Cinemark se apiaden de la audiencia que necesita tener otras opciones. Ni siquiera la nominación al Oscar (el mejor pretexto para incluir razones americanizadas a la distribución de un filme) pueden contra el monopolio de la distribución que, a final de cuentas, coincide con el mal gusto de la cháchara gringa.

Sigue leyendo.