Archivo de la etiqueta: Música

De Roger Waters, Patti Smith, McCartney y los Muros por Derrumbar

Integrantes del Movimiento por la Paz y Roger Waters posaron con carteles con la leyenda “Sí a la ley general de víctimas”. Fuente: http://www.adnpolitico.com y http://movimientoporlapaz.mx

Jenaro Villamil

“Aquí estamos los que creímos alguna vez en la música como resistencia”, pero también estamos los que vienen por moda o simples ganas de conocer y disfrutar a tres luminarias de la música roquera que llegaron a la Ciudad de México con muchas décadas encima y también algunos dolores acumulados.

Una temporada de música para derribar los muros circundantes de este país atenazado por la amenaza del ascenso de un facismo a la mexicana. No lo saben Roger Waters, ni la indómita Patti Smith, mucho menos el aristócrata Paul McCartney que ofrecerá este 10 de mayo un concierto en el Zócalo capitalino.

Lo sabemos quienes exorcizamos con su música los desconciertos. Lo sospechan quienes, radical chics, creen que la protesta es una simple pose. Lo ignoran, paradójicamente, los mismos que acuden a los conciertos como una extensión de la cantina.

Sigue leyendo

Aleluya

El Zappo

Aprovechando la visita del Papa Benedicto XVI la próxima semana, queremos compartir el siguiente video con ustedes:

Juan Gabriel: prefiero al pueblo que a políticos

Juan José Olivares
Periódico La Jornada
Jueves 23 de febrero de 2012, p. a48

Juan Gabriel celebra en estos días más de 40 años de realizar composiciones musicales. La cantidad es desconocida, incluso para él. Al hablar sobre el amor, el cantautor dice a La Jornada que hay que aprender que todos somos de todos y nadie somos de nadie. Foto: Juan José Olivares. Fuente: jornada.unam.mx

Al abrir la puerta de una suite se escucha un canto casi imperceptible. Dentro, en una mesa grande de cristal, con una laptop y una taza de café, se encuentra Juan Gabriel, ataviado con una cómoda pijama de franela, cálida como el ambiente que se percibe. Se le observa tranquilo.

El embajador de México en el mundo del sentimiento, como lo llamó Carlos Monsiváis, espera a La Jornada, a la que ofrece una entrevista que se convirtió en charla sincera.

Juan Gabriel, texto y melodía de México –opina de él el francés Hervé Vilard– habla sobre la música y cómo se encontró con ella; sobre sus creaciones. También sobre el abandono de su madre, la soledad, el dolor y el amor. No olvida a mi Ciudad Juárez, mi México. Cree que el cambio no viene de los políticos, sino de la gente y su poder, y evoca alguna de sus utopías: concientizar a las madres solteras para que no abandonen a sus hijos.

La razón del encuentro: celebrar que en más de 40 años sus composiciones sean la banda sonora de la película personal de millones de mexicanos de diversas generaciones. Es un cantautor laureado. La vastedad de su acervo es desconocida incluso para él, pero se cuentan más de mil piezas grabadas por más de 800 artistas en idiomas como japonés, portugués, alemán, italiano, turco, inglés y francés. El domingo pasado fue la última de sus cinco presentaciones de este febrero en el Auditorio Nacional (que le entregó la Dalia de Plata por su trayectoria), todas con lleno total.

Irónicamente, sus ojos tristes reflejan alegría. Recuerda: Vengo de Michoacán, de una familia que se tuvo que ir de Parácuaro a Ciudad Juárez, por las razones que hayan tenido que ser; también sufrieron allá. Fue atroz para ellos. Yo estaba ya encerrado y carecí del cariño de mi madre, de sus cuidados. No hay que guardar rencores, porque hoy día, y aunque haya carecido de mi madre y de su cariño, ahora tengo el de millones. Su amor está derramado por todas las madres de México, aunque ellas no lo sepan.

Sigue leyendo.

Encuesta de la semana

Crisis de rock en México

Juan Pablo Proal

5 De Enero De 2012

Nacho Pineda, fundador del Foro Alicia. Foto: Alejandro Saldívar

MÉXICO, D.F. (apro).- México no es un país donde abunden los millonarios, aunque la cartelera y los precios de los conciertos masivos que se celebran bien podrían servir para que el presidente de la República incluyera esta indicador en su informe anual como sinónimo del progreso de la nación.

Tal vez sea un lugar común para los pueblos Latinoamericanos, pero desde los más fríos músicos ingleses hasta los líderes eclesiásticos más anticlimáticos cuentan con miles de fanáticos dispuestos a arriesgar toda su estabilidad por tan sólo verlos a la distancia. Esto cobra más fuerza tomando como referencia la obsesión compulsiva de los fanáticos por comprar miles de boletos de un concierto en un par de horas. Para ellos, el dinero jamás es un factor en la ecuación final.

En sólo un año, los monstruos de los monopolios de conciertos pueden traer a Pearl Jam, U2, Peter Gabriel, Yes, Iron Maiden, Jethro Tull, Dream Teather y The Animals, como ocurrió en 2011. Para quien no sea tan fanático del rock, esto sería el equivalente a que el Estadio Azteca fuera escenario en el mismo mes de los duelos: Barcelona VS Real Madrid; Manchester United VS Chelsea, y Milán VS Juventus. Los fanáticos del futbol no dudarían en malbaratar sus pocos bienes por asistir a cada uno de esos encuentros. Y no les remordería la conciencia.

En la década de los setenta, después del Festival de Avándaro, el gobierno prohibió los conciertos de rock; dos décadas más tarde, comenzaron a venir, a cuentagotas, las vacas sagradas británicas. Y hoy las presentaciones masivas son tan ordinarias como la nota roja en las primeras planas.

Estar hasta delante de un concierto grande, digamos, de Roger Waters, fundador de Pink Floyd, cuesta alrededor de 3 mil pesos. Y en unas cuantas horas los boletos se esfuman, como si se tratara de ramos de indulgencias para un asesino converso.

Ignacio Pineda, más conocido como “Nacho Pineda”, fundador del Multiforo Alicia, tiene una hipótesis que puede ayudar a entender lo que está pasando:

Cesária Evora, Adiós a la Diva Descalza

“Vamos a ver a la diva descalza”, me dijo una amiga. La cita fue en casa de la cantante peruana Tania Libertad. Corría el 2000, eran los tiempos de las elecciones federales que no nos daban respiro a quienes trabajábamos entonces en el gobierno del Distrito Federal.

Llegamos a la casa de Tania Libertad. Como buena anfitriona, nos dijo a la veintena de presentes en su hogar que nos preparáramos para escuchar a “la mejor voz que ha dado Africa en el siglo veinte”. Y no exageraba. La tensión de aquellas épocas se disipó cuando comenzamos a escuchar los acordes de unos violines, el saxofón y la guitarra acústica que acompañaban a una mujer-árbol que salió a cantar en la sala de melómanos inquietos.

Cesária Evora, una dama de rostro duro que se transformaba cuando sonreía y entonaba las “mornas” de Cabo Verde, electrizó a todos los presentes. Su voz no se parecía a la de nadie y, sin embargo, era como el viaje a una canción de cuna, de amor, de tristeza y melancolía, la famosa saudade que abraza en las costas de Lisboa y de su antigua colonia africana, Cabo Verde.

Evora tuvo un éxito rotundo en la Ciudad de México. Presentó uno de sus más famosos y mejores discos, Miss Perfumado. A sus poco más de 55 años, Cesária ya era una celebridad en París, donde el productor José de Silva le propuso grabar un disco titulado precisamente La Diva Descalza, en 1987.

Cesária venía de una larga batalla en contra del alcoholismo y la depresión, muy similar a la historia de Chavela Vargas, otra de las grandes divas de la bohemia transmilenaria. En 1975, tras la independencia de su país Cabo Verde frente a Portugal, la cantante que ya era famosa en los bares y en los circuitos culturales de su país, cayó en una fuerte depresión.

Diez años después, en 1985, salió de su aislamiento. Grabó en Lisboa y de ahí comenzó su internacionalización y su fama. Siempre descalza, siempre con sus vestidos hermosos de telas ligeras, Cesária Evora grabó con Caetano Veloso la canción Regresso y con el cubano Compay Segundo hizo uno de los mejores duetos de la historia bohemia.

San Vicente, en la distancia, siempre reconocerá a esta intérprete única que en 2004 ganó el Grammy al mejor álbum y en 2009 fue reconocida por Francia con el galardón de Caballero de la Legión de Honor.

Michael Jackson, Thriller en Línea y en Directo

Jenaro Villamil

App desarrollada para seguir el juicio al doctor de Michael Jackson a través de distintos dispositivos móviles.

El rey del pop aún después de muerto sigue generando una pasión inusitada y un fenómeno de audiencias expectantes en las redes sociales y los servicios telefónicos on line. La difusión de la serie de imágenes donde se observa su cadáver, en una cama del hospital de Los Angeles, delgado, inerme, con los ojos abiertos mirando hacia la nada, indefenso con sondas en el rostro y los brazos, abrió espectacularmente el 27 de septiembre pasado el juicio contra su médico Conrad Murray, acusado por el fiscal David Walgron de homicidio involuntario en contra de Michael Jackson.

Las fotografías, dignas de un videoclip del creador de Thriller, dieron la vuelta al mundo. No hubo periódico ni noticiario televisivo que no la reprodujera. Marcaron el inicio de un seguimiento en vivo a través de internet y del teléfono móvil mediante el app “Michael Jackson Doctor Trial”, aplicado por cientos de miles de sus seguidores que no se perdieron los detalles de la primera semana del juicio. El espectáculo mórbido y judicial, al estilo norteamericano, puede prolongarse hasta finales de octubre.

El juicio tiene todos los ingredientes de un Thriller. La sede, la sala del Tribunal de Justicia de Los Angeles, es la misma donde en la década de los noventa la estrella del futbol americano O.J. Simpson se declaró inocente de la muerte de su esposa y de su amante. El juicio contra O.J. Simpson rompió récords de audiencia y es muy probable que el caso de Jackson lo supere.

Sigue leyendo.

Los Búnkers, pequeña serenata diurna a Silvio Rodríguez

Imagen del videoclip "Quién fuera", cóver que Los Búnkers realizan a Silvio Rodríguez.

En Telehit escucho la versión de una canción emblemática de mis años de militancia, nostalgia y enamoramiento iniciales:

“Estoy buscando una escafandra

A pie del mar de los delirios,

¿Quién fuera Jacques Cousteau?

¿Quién fuera Nemo el capitán?

¿Quién fuera el batiscafo de tu abismo?

¿Quién fuera explorador?”

Sin duda, pensé, es una canción de Silvio Rodríguez, pero no es la voz aguda e inconfundible del cantautor cubano que se perdió en los vericuetos de la burocracia parlamentaria reciente.

Sigue leyendo.

La Visita de Amy Winehouse

Jenaro Villamil

Foto: Mark Allen. Imagen: RollinStone.com

Una noche lluviosa, como las de este mes de julio, llegó a mi casa Amy Winehouse. Ambos teníamos rupturas amorosas que compartir, pero ella tenía una voz inigualable que me hizo menos duras las madrugadas tequileras. “Nos dijimos adiós sólo con palabras”, pero todo lo demás seguía en el ambiente: su olor, sus sonrisas, los pleitos y hasta las maromas. Amy Winehouse me ayudó a compartirlas.

No sabía nada de ella, pero no era necesario. Ni de sus 5 premios Grammy por el álbum “Back to Black”, ni sus inicios a los 16 años, descubierta por el cantante de soul Tyler James, ni las obsesivas referencias a sus problemas con las drogas, alentado por el puritanismo norteamericano que le impidió la entrada al territorio que es el mayor consumidor de estupefacientes. No me interesaba si fumaba mariguana o crack o se emborrachaba. Su voz siempre alzaba el vuelo como si nadie la pudiera alcanzar.

Me bastó con el sentimiento extraordinario de su interpretación, su melena que se alzaba sobre esas frágiles piernas de  garza, con sus ojos perdidos en el escenario buscando la mirada de su enamorado, con el sentimiento que no necesitaba juegos pirotécnicos ni videoclips altamente tecnificados para saber que era dueña del concierto.

Sigue leyendo.

¿Qué es un nombre?

#Trending Topics

Por Arturo Loría

Imagen de la cuenta de Twitter de Belinda.

 La semana pasada Twitter, y particularmente la prensa del espectáculo mexicana, presenciaron una interesante polémica: la cantante Belinda alentó a sus seguidores a bloquear la cuenta de una joven estadounidense que cuyo nombre de usuario en la red de microblogging es @belinda.

La joven residente de Stanford, California recibió entre el 24 y el 26 de mayo una oleada de insultos, amenazas y quejas por parte de los fanáticos de la cantante mexicana quien, tras sugerencia de una seguidora, decidió twittear: “Pero que piensan que es mejor belinda o belindapop?? Me acostumbre al pop jiji pero que piensan? Lo cambiamos?”. Los reclamos de los fans iban enfocados, principalmente, a que la estadounidense cediera su cuenta a la cantante mexicana.

La situación llegó al punto que la joven americana tuvo que poner en su cuenta: “lo siento mucho, pero es mi cuenta y no tengo ninguna obligación para darla a nadie. por favor, no me den más solicitudedes en fb tampoco”.

El “juego” de la mexicana llegó al grado que la joven californiana tuvo que escribir en español que lo que la cantante estaba haciendo era ilegal y era considerado acoso. La joven de ascendencia asiática (quien, por lo mismo, recibió comentarios racistas y xenofóbicos) no sólo vio afectada su cuenta de Twitter (que ascendió, repentinamente, a los casi 7000 seguidores), en Facebook comenzó a recibir solicitudes de “amigos” al grado que, de nuevo, tuvo que solicitar vía Twitter que dejaran de molestarla.

Tras dos días de polémica, el asunto terminó en que la Belinda californiana redujo el número de personas que seguía a 10, cambió su biografía en Twitter a un cortante: “No la cantante mexicana…” y tomó la situación como algo “divertido”.

Sigue leyendo.