Archivo de la etiqueta: marisela escobedo

Feminicidio y Chivos Expiatorios en Ciudad Juárez, el Doble Crimen a las Mujeres (Primera parte)

Jenaro Villamil

Reportaje especial.

Marisela Escobedo, buscaba justicia por el asesinato de su hija. Fue asesinada frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua el pasado 16 de diciembre. Fuente: elpais.com

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua.-En 1983, una década antes que esta ciudad alcanzara notoriedad internacional por la historia de femincidios y desapariciones de mujeres, la sociedad juarense se conmovió con el caso de Cynthia Liliana González Rivero, una niña secuestrada, violada y asesinada, con particular sadismo.

La Procuraduría de Justicia del estado, a cargo de Toribio Porras Villegas, quiso cerrar el caso con celeridad e inculpó a Lucas Juárez Lozano, un trabajador de la construcción que fue sentenciado a 35 años de prisión sin que hubiera evidencia sólida en su contra, sólo su testimonio, realizado bajo presión y tortura.

La prensa y la sociedad juarense estaban convencidas de que se trataba de un “chivo expiatorio”. En 1986 el gobernador priista Fernando Baeza Meléndez ordenó el indulto de Juárez Lozano. Entre la opinión pública predominó la idea de que los verdaderos responsables eran “varios juniors”, hijos de personajes influyentes en la política y la economía de Ciudad Juárez.

Nadie los investigó. El juez que consignó a Juárez Lozano fue José Chávez Aragón. Por sus buenos servicios, este personaje fue premiado como magistrado de la Segunda Sala Penal y llegó a ser presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Chihuahua, entre 2004 y 2007.

La cadena de impunidad que inició en 1983 llegó hasta finales de 2010, con el caso de Rubí Marisol Freyre, una joven de 17 años asesinada en Chihuahua en 2008. La sombra de Chávez Aragón también apareció en este homicidio.

Sigue leyendo

“No te Rajes, Sicilia”, el Pacto de Ciudad Juárez

Jenaro Villamil

Imagen: contenido.com.mx

Durante una semana la Caravana por la Paz, la Justicia y la Dignidad llegó este jueves a Ciudad Juárez, la ciudad emblemática de estos años de violencia entre cárteles y organismos encargados de combatirla. El “epicentro del dolor”, como lo califica La Jornada en su edición de hoy.

Los juarenses recibieron a la Caravana y a Javier Sicilia con una frase contundente que marca el liderazgo civil logrado por el poeta que ha transformado su tragedia en una batalla moral y política por el consuelo: “No te rajes Sicilia”.

Ahí estuvo Luz María Dávila, la madre de uno de los jóvenes muertos en Salvárcar que desafío a Felipe Calderón frente a todas las cámaras de la caravana presidencial. También estuvieron los deudos y amigos de Marisela Escobedo, asesinada el 16 de diciembre de 2010 por exigir justicia en el asesinato de su hija Rubí. Ahí estuvo Julián Le Barón, representante de una comunidad adolorida por la doble violencia del crimen y de los policías y militares.

La Caravana recorrió el país y desafío, con este gesto, la pretensión gubernamental de que no deben recorrerse las calles para protestar sino simplemente esperar a que los nuevos “sacerdotes cívicos” (los policías federales) garanticen la seguridad perdida.

Sigue leyendo.

Feminicidios, los Gobiernos que Odian a las Mujeres

Marisela Escobedo, asesinada de forma impune en Chihuahua. Imagen: cnn.mx

Jenaro Villamil

Malas noticias para los defensores de los derechos de género y para cientos de activistas que han demandado frenar la ola de crímenes de odio contra las mujeres. El mismo día que fue asesinada en Ciudad Juárez la poeta Susana Chávez –un mes después del homicidio impune contra Marisela Escobedo-, los gobiernos priistas integrantes del Sistema Nacional para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres votaron en contra de que se realice una investigación formal contra las autoridades del Estado de México por los 922 asesinatos contra mujeres ocurridos en los últimos cinco años.

La abyección para proteger la imagen de Enrique Peña Nieto, paradójicamente un político popular entre las audiencias femeninas, llegó a este grado para privilegiar los intereses de la precampaña priista adelantada por la sucesión en el 2012 y no la situación de impunidad que prevalece en torno a estos crímenes. ¿Realmente el PRI puede hablar de compromiso con los derechos de género y la protección de la vida de las mujeres?

El organismo de nombre tan extenso como inútil se reunió este lunes. En él están representados todos los gobiernos estatales. Fueron 20 estados los que votaron contra la investigación de los feminicidios en el Estado de México: 18 de extracción priista más los dos gobiernos de Michoacán y Guerrero que se dicen perredistas. Votaron a favor 11 entidades, encabezadas por el Gobierno del Distrito Federal, junto con Oaxaca y Jalisco. Dos se abstuvieron.

Al conocerse el resultado de la votación, Rocío García Gaytán, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres afirmó que quien pierde más es el Estado de México ya que se confirma que tienen autoridades que les da miedo “resolver los asesinatos de mujeres”.

“Al no aceptarlo es que no están haciendo nada. Una sola mujer cuyo crimen queda impune es grave. Ojalá sirva de reflexión al gobernador (Peña Nieto) de que realmente hay un problema de homicidios de mujeres en el estado y que tome las medidas necesarias, es lo menos que pedimos”, indicó García Gaytán.

La votación de las 20 entidades que se coludieron para ignorar el grave problema del feminicidio en todo el país –no sólo en el Estado de México- coincide con otros datos. En estas 20 entidades se han concentrado el 62 por ciento de las 4 mil 773 denuncias por violaciones sexuales que se registraron en 2010.

Entre esos gobiernos se encuentra el de Chihuahua. La administración priista que encabeza ahora César Duarte no sólo hereda el más alto número de crímenes contra mujeres en Ciudad Juárez en los últimos 15 años, sino dos casos que han conmovido a la opinión pública: el asesinato de Marisela Escobedo, madre de otra joven asesinada, Rubí, cuyo principal desafío fue haber exhibido a las autoridades de Chihuahua y de Zacatecas por su enorme negligencia para detener al homicida de su hija; y el de Susana Chávez, activista desde hace décadas en contra de los crímenes de Juárez y autora de la frase “ni una muerta más”.

Sigue leyendo

Asesinan a otra activista en Chihuahua

¿NI UNA MÁS? La autora de la frase fue asesinada la semana pasada, según confirmó el visitador de DH en Chihuahua, Gustavo de la Rosa (Foto: Archivo ELUNIVERSAL )

«Ni una muerta más», fue su insignia y al igual que Marisela Escobedo, la activista y poetisa Susana Chávez fue asesinada la semana pasada en Ciudad Juárez, según confirmó el visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua, Gustavo de la Rosa, en entrevista con ELUNIVERSAL.

«A Susana la mató la lumpen delincuencia, aunque tratan de hacer pasar los crímenes como del narcotráfico», dijo el abogado, quien también confirmó que su cuerpo fue hallado con una mano cercenada y con una bolsa en la cabeza.

«Todo parece indicar que ella se encontró con estos jóvenes de manera incidental, comenzaron a discutir y ocurrió esto». Además, De la Rosa rechazó que el cuerpo de Chávez tuviera signos de tortura o que ella conociera a los agresores.

Tres jóvenes mayores de edad fueron detenidos por el crimen de la activista, según el visitador de Derechos Humanos.

Sigue leyendo

Carta de la ex fiscal especial de violencia contra las mujeres al Presidente Felipe Calderón

Horas despues del asesinato de Marisela Escobedo, la ex fiscal especial de violencia contra las mujeres envió al Presidente Felipe Calderón la carta que a continuación se reproduce de forma exclusiva para este blog.

Señor Presidente:

Hace tres años, cuando renuncié a mi cargo como Fiscal Especial para la Atención a los Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres de la PGR, hoy FEVIMTRA, señalé con toda claridad que lo hacía por vergüenza de pertenecer al corrupto sistema de justicia de nuestro país. Hoy, esa vergüenza vuelve a quemarme la piel y la conciencia, por eso, no puedo sino unirme a la indignación de todas las mujeres de este país que, después de conocer la noticia del asesinato de Marisela Escobedo Ortiz y de las agresiones que han sufrido estos últimos días su familia, exigen justicia; me uno a ellas denunciando con toda la energía de que soy capaz, la corrupción que se esconde tras cientos de palabras huecas sobre las políticas públicas para garantizarnos, a todas las mujeres, una vida libre de violencia, en especial, las políticas en materia de justicia.

No basta que pinten de color rosa todos los transportes públicos en todas las ciudades del país; no basta que se construyan cientos de refugios para mujeres víctimas de violencia; no basta que proporcionen “lámparas de luz ultravioleta” a todos los ministerios públicos del país, atendiendo la recomendación de la “novedosísima” propuesta de un protocolo de investigación para feminicidios; no basta que se propongan y construyan centros de justicia para las mujeres, si todo esto se inserta en el mismo esquema de justicia misógino que padecemos hoy en día y se esconde detrás del absoluto desinterés de las autoridades por atender el problema.

Tres jueces: Catalina Ochoa Contreras, Netzahualcóyotl Zúñiga Vázquez y Rafael Boudid del Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua consideraron que no se habían logrado probar ni la verdadera causa de la muerte de Rubí Marisol, ni la historia de violencia que ella había sufrido a manos de Sergio Rafael Barraza, a pesar de su propia confesión ni “se acreditó la conducta que lo orilló a matarla. Como si no lo supiéramos, como si no fuera universalmente sabido, probado y aceptado más allá de toda duda, que la causa está en las relaciones abusivas de poder, esas que no saben reconocer en los tribunales o en las procuradurías. Es más, ni siquiera la saben reconocer en las diferentes comisiones que se han creado para diseñar políticas públicas para erradicar la violencia de género contra las mujeres en nuestro país. La verdad es que la mayoría de las autoridades de este país, ni ven, ni oyen ni les interesa hacer nada para erradicar esta violencia y los asesinatos de Marisela y de Rubi, no son sino una trágica y vergonzante prueba de ello.

Sigue leyendo

Ofrece hacer justicia… ¡el Cártel de Sinaloa!

(22-Dic-2010).-

REFORMA / Staff

CIUDAD JUÁREZ.- Tres mantas aparecieron ayer en Chihuahua ofreciendo dar con los homicidas de la activista Marisela Escobedo.

Los mensajes -uno colocado en la capital, y los otros dos, en esta frontera- están firmados por el Cártel de Sinaloa.

Escobedo fue ejecutada la noche del jueves frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, donde exigía justicia para su hija Rubí Marisol Frayre, quien fue asesinada en 2008 y cuyo homicida confeso, su entonces novio Sergio Barraza, fue absuelto y liberado a principios de este año.

«El Cártel de Sinaloa se solidariza con los familiares de la sra. Marisela Escobedo, o mamá de Rubí, y con el pueblo chihuahuense y toda la ciudadanía y pone a su disposición su página quitapuercos para cualquier información que pueda proporcionar para dar con los responsables de esta barbarie (llámese los zetas o gente de la línea) y acabar con estas bestias lacras que el Gobierno los protegió y sigue protegiendo, ya que esto que pasó es una muestra. Atte. C.D.S.», se leía en una de las mantas.

Sigue leyendo

Miércoles habrá manifestación por Marisela en Juárez

Martes 21 de diciembre de 2010

Redacción | El Universal

10:05

Víctor Manuel Quintana, activista en Chihuahua, anunció que este miércoles se organizará una manifestación en Ciudad Juárez.

«Para conmemorar la lucha de esta mujer ejemplar y también para demostrar que la sociedad sigue indignada y en pie de lucha».

Ene entrevista con Florencia Ángeles para Radio Fórmula, el también analista político reveló que en la entidad se vive mucha indignación por el reciente asesinato de Marisela Escobedo, pues la impunidad sigue siendo el factor principal.

«No es la primera por desgracia Marisela Escobedo, en enero de este mismo año se asesinó a Josefina Reyes, activista de derechos humanos de Juárez, y hay amenazas sobre otras activistas… creo que esto nos habla de que las autoridades no han podido».

Destacó que todos los días se colocan a las 11 de la mañana veladoras en Chihuahua, desde el asesinato de Marisela Escobedo.

El pasado 16 de diciembre fue asesinada la activista frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, quien pugnaba durante meses por encarcelar al asesino de su hija, Rubí Marisol.

rcr

Consulta la nota original aquí.

Activista de Chihuahua había denunciado amenazas de muerte

MÉXICO, DF., diciembre 17 (EL UNIVERSAL).- Marisela Escobedo Ortiz, quien fue asesinada la noche de ayer jueves cuando reclamaba justicia por el asesinato de su hija Rubí Marisol, ya había denunciado amenazas de muerte en su contra.

«Tengo amenazas por parte de él (supuesto asesino de su hija) y de la familia.

Si me van a venir a asesinar que me asesine enfrente para vergüenza del gobierno», aseguró Escobedo Ortiz.

En dicha entrevista la activista señaló que el asesino de su hija estaba involucrado en un grupo del crimen organizado y que las investigaciones que había hecho estaban en manos de la fiscalía de Ciudad Juárez, pero afirmó, «no hacen nada».

Sigue leyendo

La Liberación Mediática de Diego Fernández de Cevallos.

Jenaro Villamil

Siete meses y seis días después de que se anunciara su desaparición y luego se confirmara su secuestro de alto impacto político, la liberación del ex candidato presidencial panista Diego Fernández de Cevallos formó parte de una operación mediática, en la pantalla de Televisa y con el audio de su periodista estelar, Joaquín López Dóriga, quien afirmó lo siguiente a las 9:02 de la mañana:

“Fue liberado hace unas horas. Se encuentra bien de salud, se encuentra débil. Ha cumplido 7 meses y 6 días de secuestro desde aquella noche del viernes 14 de mayo. El anuncio es que Diego Fernández de Cevallos ha regresado a su casa, se encuentra débil, pero fuerte”.

No fue la Procuraduría General de la República quien confirmó esta liberación. Días después de su desaparición, el viernes 14 de mayo, los familiares le pidieron a la máxima autoridad ministerial que estuviera al margen. Tampoco fueron los familiares ni los “Misteriosos Desaparecedores”, sobrenombre de sus plagiarios.

A las 9:30 de la mañana, media hora después de la exclusiva de López Dóriga, el vocero de la PGR afirmó que no pueden confirmar la liberación de Fernández de Cevallos. Tampoco dijeron en dónde se encuentra, cuál es su estado de salud y cuánto fue lo que se pagó.

Sigue leyendo