Archivo de la etiqueta: Kalimbagate

Kalimbagate, la Liberación y la Cárcel del Reality Show

Jenaro Villamil

El verdadero ministerio público en el que se han convertido las dos grandes cadenas de televisión privada –Televisa y TV Azteca- armaron este jueves 27 de enero un impresionante reality “en vivo y en directo” desde el Cereso de Chetumal ante la salida del cantante Kalimba, liberado por el juez segundo de lo Penal, David Farah Godoy, al no encontrarse elementos suficientes para inculparlo por el delito de violación contra una menor.

El reality que ha concentrado el rating en las dos últimas semanas de programas como Hoy –de Canal 2- y Venga la Alegría –de Canal 13- llegó al límite del paroxismo durante toda la mañana con “coberturas periodísticas” de los dos programas de infoentretenimiento que se concentraron en pasar imágenes de la aglomeración en las afueras del penal quintanaorrense y especular en qué momento saldría el menudo cantante de 28 años.

“¡Kalimba, alguna declaración a los medios!”, gritó histérico un reportero de Televisa que persiguió  una camioneta de donde salió alguien disfrazado del cantante, mientras que su similar de TV Azteca se acercaba a las rejas y se peleaba con la aglomeración circundante, el mismo día de visitas al penal, cuya población es de 1053 reos.

Finalmente, cuando pudo vencer la persecución de decenas de reporteros que le hicieron honor a ese género pseudoperiodístico que es el “chacaleo”, Kalimba bajó la ventana de la camioneta que lo transportaba y se declaró “muy agradecido, de verdad. Les quiero decir con todo mi corazón que estoy muy agradecido con todo lo que han hecho con el apoyo y con todo lo que han dado. Gracias por defenderme como si fuera su familia”.

Sigue leyendo

Encuesta de la Semana

Agradecemos su participación en nuestra encuesta de la semana. De no encontrar una respuesta que les satisfaga o querer compartir una opinión, pueden dejarla en los comentarios de este post.

Kalimbagate, Bienvenidos a la Nueva Era de los Talk Shows

 

Imagen: eluniversal.com.mx

Jenaro Villamil

No existe tema más mencionado en los medios electrónicos –especialmente en las dos grandes televisoras-, en los programas de espectáculos, en las secciones periodísticas y hasta en las redes sociales que el escándalo en torno a la presunta culpabilidad del cantante Kalimba, aprehendido el jueves 20 de enero en Texas, acusado de violación en perjuicio de una menor de edad.

Durante la mañana de este viernes 21 de enero, todos los noticiarios reportaron el ingreso de la ex estrella de OV7 al penal de Chetumal y se incrementó  la expectación frente al circo mediático ante su posible comparecencia pública este sábado 22 de enero.

El caso Kalimba cayó como anillo al dedo en la disputa por el rating de Televisa y TV Azteca y como experimento de una nueva era de los talks shows: ahora ya no será necesario juntar en un set televisivo a gente humilde para exhibir sus miserias privadas y ser juzgados por la audiencia.

Para eso ya están los expedientes públicos convertidos en tema central mediático tanto en los noticieros “serios”, como en los programas de variedades y los del chismorreo de espectáculos.

Con el Kalimbagate se inaugura una temporada de populismo telegénico, justo en el año electoral más delicado en México, en medio de una ola de violencia y de pánico social que busca salir a través de grandes puestas en escena. El caso Kalimba se transforma así en un media event con los ingredientes esenciales para ser un talk show por etapas.

Sigue leyendo

¡Que pase la violada!

Milenio
2011-01-18• Hey!
Álvaro Cueva

Con el pretexto de que la susodicha era menor de edad, don Carlos la presentó de espaldas. Imagen: Milenio.com

No conforme con habernos torturado la semana pasado con su juicio mediático a Kalimba, Carlos Loret de Mola nos presentó ayer en “Primero Noticias” a Daiana Geraldine Guzmán, la supuesta víctima del cantante.

¡Qué experiencia tan más ridícula, grotesca, chafa! Con el pretexto de que la susodicha era menor de edad y que había que proteger su identidad, don Carlos la presentó de espaldas en un sillón.

Y nomás le pudimos ver la melena. Jamás la cara, jamás los ojos, jamás las manos. ¿Así o más claro que esta historia se ha convertido en un “talk show” de mala muerte?

Porque, no nos hagamos tontos, eso es exactamente lo que hacen las conductoras de los “talk shows” cuando quieren jugar con el público.

Esconden a alguien atrás de una pared, le tapan la cara o le distorsionan la voz, pero no para protegerla, para incrementar el suspenso, para llamar más la atención, para subir el “rating”.

Ahora resulta que la televisión abierta nacional es muy respetuosa y que su mayor prioridad es la de proteger a los menores de edad.

¡Sí, cómo no! Por eso en 2010 nos la pasamos viendo fotos de la niña Paulette con vida, sin vida y en toda clase de posiciones. Por eso le conocemos la cara a los niños de la Guardería ABC.

Por eso cuando tembló en Haití se nos hizo un nudo en la garganta viendo a todos esos niños indefensos en la desesperación del hambre, la insalubridad y el caos. ¡Porque eran menores de edad!

Todo estos casos, más muchos otros, ameritaron que viéramos las caras de los menores de edad. El de Daina Geraldine, no. ¡Qué casualidad! Ni que fuera el niño sicario. Ni que su drama fuera un asunto de seguridad nacional.

¿Por qué “Primero Noticias” está protegiendo a Daiana Geraldine? ¿Cuál es la intención? ¿Morbo? ¿Circo? ¿Evitar que la gente se dé cuenta de algo?

Sigue leyendo

Kalimbagate, la Réplica en Redes Sociales

Jenaro Villamil

 

Still de la entrevista entre Loret de Mola y Kalimba.

-Ultima oportunidad, Kalimba, ¿violaste a esta niña? – insistió Carlos Loret de Mola en la parte final de un extenso y atropellado acoso mediático al cantante de 28 años en el programa Primero Noticias, la mañana del jueves 13 de enero.

-¿Cómo que última oportunidad? Ya te he dicho lo que pienso al respecto –reviró Kalimba.

Habían transcurrido 30 minutos. Los puntos de rating se dispararon en el Canal 2. Por eso prolongaron un encontronazo que tuvo muy poco de entrevista y mucho del tono de los talk shows.

Desinformado, sin mucho contexto del caso, a Loret de Mola sólo le interesaban dos cosas: saber si Kalimba “penetró” a una menor de edad y anticipar un juicio mediático que, por las reacciones inmediatas en las redes sociales se convirtió en un boomerang para el propio conductor de Primero Noticias.

La culpabilidad judicial de Kalimba lo determinarán los tribunales, pero en esa emisión matutina se demostraron los límites del acoso mediático confundido con entrevista y la frontera siempre resbalosa entre la “pregunta inquisitiva” y la insistencia morbosa, aún en contra del respeto a las menores presuntamente abusadas sexualmente.

Lo novedoso del caso Kalimba fue la inmediata y airada reacción en las redes sociales. En menos de 24 horas, se registraron 47 mil entradas en Youtube para registrar la entrevista con el cantante, ex estrella creada por Televisa a través del grupo OV7 y convertida por esa misma empresa en víctima de un nada sutil acoso en vivo y en directo.

Sigue leyendo