Archivo de la etiqueta: José Luis Rodríguez Zapatero

La Fórmula de Grupo PRISA: Ganancias para Unos, Despidos para Trabajadores (Segunda Parte)

Consulta primera parte aquí.

Santillana

La historia de Editorial Santillana es quizá la más ilustrativa de la fórmula de Polanco. Francisco Umbral, periodista y crítico pertinaz del Grupo Prisa, aseguró en su libro El Socialfelipismo que el crecimiento de Editorial Santillana se logró “obteniendo, mediante filtración, los programas de enseñanza para el curso siguiente y fabricando los libros de texto antes de que estos programas se hagan públicos, ara tenerlos a la venta en el momento oportuno”. Por supuesto, tanto De Polanco como los funcionarios de la editorial lo han negado.

Lo incontrastable es la estrategia del Grupo Prisa de contratar en altos cargos a políticos que les abran puertas y les otorguen información privilegiada para su estrategia de negocios. El ex presidente colombiano, Belisario Betancur, es el presidente de la Fundación Santillana para Iberoamérica y en México, el cuñado del presidente Felipe Calderón y ex vocero durante su campaña presidencial, Juan Ignacio Zavala, fue reclutado para ser el Gerente de la Edición Global de El País.

Seguir leyendo.

Los Indignados y su Impacto en los Partidos Europeo

Jenaro Villamil

Juan López de Uralde, candidato de Equo. Fuente: terra.es

BARCELONA, España.-En los últimos días el panorama político de algunos países europeos –especialmente España y Francia- presenta novedades que varios analistas vinculan directamente con el ascenso de movimientos sociales como el de los Indignados, los medioambientalistas y, en general, los jóvenes de entre 18 y 30 años movilizados en el continente.

En Bélgica los Indignados encabezaron una marcha, justo en el momento que el gobierno de este país y Francia acordaban el rescate multimillonario al banco Dexia por segunda ocasión. Contrasta la dureza de las instituciones de la Unión Europea frente a la crisis de Grecia y la facilidad con que rescatan a instituciones bancarias privadas. Los Indignados plantean un “¡ya basta!” a la privatización de las ganancias y la socialización de las pérdidas.

En medio de un bipartidismo agotado a los ojos de la mayoría de los ciudadanos, en España se gestan nuevos movimientos políticos. Uno de ellos es un pequeño partido eco-socialista denominado Equo. Sus impulsores son una amalgama de 35 organizaciones provenientes del movimiento ambientalista, pero con métodos que para varios observadores recuerdan a las jornadas del 15-M (15 de mayo) fecha de la irrupción de los Indignados en las principales ciudades de este país.

Equo tuvo su asamblea constitutiva en Rivas, Madrid, y su principal candidato presidencial Juan López de Uralde, está muy lejos de las grandes convenciones de los dos partidos que se han apañado de la transición española: el PP y su triunfalismo excesivo en vísperas de las elecciones del 20 de noviembre, con Mariano Rajoy un viejo militante con nueva figura que evade discutir temas sustanciales como el empleo, el aborto o los matrimonios del mismo sexo; y el PSOE que carga con el desprestigio de las promesas incumplidas de José Luis Rodríguez Zapatero y el descontento social que se ha extendido hasta en sus principales simpatizantes.

El tercer partido, distante del bipartidismo institucionalizado, es Izquierda Unida. Varios de sus dirigentes fueron criticados en las jornadas del 15-M por intentar capitalizar a su favor las críticas de los Indignados al gobierno y a la derecha del PP que, para muchos, son lo mismo.  Lo sintomático es que en la convención de IU que inició el 9 de octubre fueron más bien los métodos y demandas asambleístas de los Indignados las que permearon en el partido que ha encabezado Gaspar Llamazares. El IU decidió que un 30 por ciento de sus candidatos fueran personajes que no han militado en ningún partido antes.

Equo, por su parte, es dirigido por José Luis Castellanos, un técnico en medio ambiente de 28 años que formó parte de Greenpace. En su convención afirmó: “En Equo nos definimos como más que verdes: la economía y el empleo son las claves”. El partido “no se va a dejar arrinconar por los pájaros y las flores. Porque somos muchos más”, en clara referencia al bipartidismo del PP y el PSOE.

Se desconoce, hasta ahora, la profundidad y el impacto que puede conseguir Equo en las elecciones presidenciales del 20 de noviembre próximo. Algunos y reportes de la prensa española los ubican con menor impacto, incluso que el Partido contra el Maltrato Animal (Pacma). Pero han logrado las 6 mil firmas necesarias para inscribirse como formación partidista nueva en Madrid y otras 13 provincias como Asturias, Córdoba, Pontevedra o Valencia.

Sigue leyendo.

La Duquesa de Alba y los Delirios Telegénicos

Jenaro Villamil

La duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, y Alfonso Díez Carabantes, bailan una sevillana a las puertas del palacio de Dueñas. Foto: Alejandro Ruesga. Fuente: elpais.com

BARCELONA.-Las fronteras entre lo sublime y lo ridículo suelen borrarse con una facilidad extraordinaria. Y en estos días, los medios españoles, mitad en broma, mitad en serio, han borrado esa frontera para caer en la seducción otoñal de la señora Cayetana, duquesa de Alba, que a sus 85 años protagonizó lo que llaman en Sevilla “la boda del año”, pero en realidad es lo cutre del mes, según otros comentaristas.

Resulta que la señora Cayetana, socialité como Paris Hilton, con más cirugías encima que Michael Jackson, tan malhablada como Elba Esther Gordillo, de belleza arqueológica como una máscara de Padua y parte del paisaje español pos transición como un cuadro borroso de Velázquez, abrió las compuertas de su palacio para que las cadenas televisivas españolas y europeas presenciaran su enlace matrimonial –el tercero, según las crónicas rosas- con Alfonso Díez Carabantes, un mozo de 60 años que tuvo el acierto de pegarse a la imaginería sevillana de esta aristócrata singular.

Mientras las cifras de desempleo y de recesión indican que España está en una de las situaciones más desesperadas del periodo terminal de José Luis Rodríguez Zapatero, el circo de la duquesa de Alba permitió que los programas de cotilleo –tan abundantes como extenuantes en la televisión hispana- se prolongaran en los detalles más ridículos sobre el vestido de la octogenaria, la sorpresiva varicela de su hija Eugenia que no pudo asistir a la boda, o los devaneos entre la duquesa de Alba y su nuera, Inka Martí, a quien llamó “mala y envidiosa”.

Sigue leyendo.

La España de los Indignados: Urnas, Movilización y Redes Sociales

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba durante los sufragios municipales y autonómicos (EFE). Imagen:http://mexico.cnn.com/

La histórica derrota electoral del gobernante PSOE en los comicios municipales y autonómicas ya era una tendencia anterior al surgimiento de las movilizaciones convocada por la plataforma Democracia Real Ya! y decenas de organizaciones articuladas al margen de los partidos y de los medios masivos de comunicación.

Las urnas reflejaron el rechazo al partido gobernante y la prevalencia del bipartidismo español, mientras que las movilizaciones y las redes sociales, que han inspirado laSpanish Revolution, apuntan a una dirección claramente opuesta. Por ahora, el ganador es el Partido Popular y sus aliados mediáticos promueven ya la convocatoria a unas elecciones nacionales anticipadas porque “no se puede perder un año más”.

Los primeros resultados arrojan una derrota del PSOE en 11 de las 13 autonomías que estaban en disputa. El PP le arrebató al partido gobernante los gobiernos de Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Islas Baleares y Cantabria. El PP refrendó su victoria en Madrid, la capital que se ha convertido en el epicentro de una movilización ciudadana que ha sorprendidoa todo el mundo.

A pesar de su victoria, el PP no tiene una mayoría cómoda. Obtuvo 8 millones 400 mil votos, un 37.57 por ciento del total, diez puntos arriba del PSOE. La lejana tercera fuerza Izquierda Unida tuvo un ascenso importante en aquellas autonomías donde se fracturó el bipartidismo, especialmente en Extremadura.

El índice de participación electoral fue del orden del 66.2 por ciento. El voto nulo y la abstención llega a 1 millón de votos, que representa casi el 5 por ciento del total, lo que implica un ligero incremento, con relación a las elecciones del 2007.

Sigue leyendo.

La Marea de los Indignados, ¿La nueva revolución española?

Jenaro Villamil

Los manifestantes corean: "Estas son, nuestras armas" en la Plaza del Sol de Madrid, el 19 de mayo de 2011. Foto: REUTERS. Imagen: http://www.cadenaser.com/

Del 15 al 20 de mayo el kilómetro cero de la Plaza del Sol pasó de ser el centro de reunión de la famosa “marcha” madrileña a convertirse en el epicentro de una nueva movilización social que tomó desprevenidos a los partidos políticos de España, a los medios tradicionales, a la academia y a la intelectualidad y a las grandes centrales sindicales. Para algunos periódicos europeos y cadenas televisivas como CNN o BBC se trata de una  Spanish Revolution.

Algunos advierten que se trata del “contagio” de las movilizaciones árabes que derrocaron los gobiernos de Túnez y Egipto, mientras otros ven similitudes en esta movilización convocada a través de las redes sociales con las famosas jornadas de marzo de 2004 que desembocaron en un vuelco electoral y la sorprendente victoria de José Rodríguez Zapatero, del PSOE. En aquella época, pudo más la indignación del electorado frente a la burda maniobra del gobierno Aznar para responsabilizar a ETA de los atentados en Atocha, responsabilidad finalmente de Al Qaeda.

Los actuales comunicados de la red cibernética Democracia Real Ya, formada hace tres meses, y de las páginas de Facebook “Toma la Calle 15-05-11”, así como las redes de Anonimous y otros ciberactivistas españoles, nos damos cuenta que más que un contagio de las movilizaciones árabes o una réplica del 11-M de 2004, asistimos al resurgimiento de una cultura española de movilización, con profundas raíces en el anarquismo, en los republicanos de los años treinta y en los grupos afines al altermundismo, formados al margen de los partidos y de las corporaciones tradicionales.

Sigue leyendo.