Archivo de la etiqueta: Guerra en Irak

Guantanagate, Nueva Oleada de Wikileaks

Jenaro Villamil

Namir Noor Elden, periodista asesinado por el ejército estadounidense. Imagen: sientateyobserva.wordpress.com

En abril de 2010 se conoció el video donde soldados estadounidenses asesinan a un reportero de la agencia Reuters, Namir Noor Eelden y a 10 personas más en Irak. El 25 de julio del mismo año se divulgan los “papeles del Pentágono” sobre la guerra en Afganistán, entre 2004 y 2009. El 22 de octubre se realiza “la mayor filtración de documentos clasificados en la historia”, dando a conocer una parte de los cables diplomáticos del Departamento de Estado. Ahora en abril de 2011, el miso sitio, Wikileaks, inició un nuevo tsunami informativo con los primeros 700 cables secretos sobre los presos en la cárcel norteamericana de Guantánamo.

La divulgación de los nuevos cables secretos ya no sólo compromete a la administración de George Bush sino a la de Barack Obama. Las fichas militares revelan que ambos presidentes encarcelaron a más de 150 hombres sin cargos y sabiendo que eran inocentes.

Entre esos prisioneros inocentes se encontraba un anciano afgano, de 88 años, y un menor de 14 años que habían sido secuestrados. A otros afganos los detuvieron simplemente porque usaban un reloj modelo Casio que fue utilizado como cronómetro de Al Qaeda. Al periodista Sami al Hajj se le apresó durante seis años para “proporcionar información sobre el programa de capacitación, equipo de telecomunicaciones y operaciones de recolección de noticias de la red de noticias Al Jazeera”.

Los primeros 779 archivos secretos, de un más de 4,700 folios basados en información de los más altos mandos militares, documentan las más amplias arbitrariedades no sólo en la cárcel de Guantánamo sino en la errática y criminal política de invasión a Afganistán.

Según esta primera oleada, el 20 por ciento de los presos fue conducido a Guantánamo de manera arbitraria y los mandos militares encarcelaba a afganos para “explotarlos”, según la propia terminología de los despachos militares, y conseguir información.

Sigue leyendo.

Obama 2.0, más allá de las Redes Sociales

Jenaro Villamil

Resultado de una formación multicultural, político innovador en su lenguaje y en las plataformas de comunicación, Barack Obama encontró en 2008 una fórmula para romper con el veto de los medios tradicionales norteamericanos y obtener los recursos necesarios para ganar una contienda de muchos cientos de millones de dólares.

No le fue nada mal en esa apuesta. Obama venció en las internas del Partido Demócrata a Hillary Clinton, casi 25 millones de jóvenes votaron por él en noviembre de 2008 y comenzó un periodo de distensión interna en Estados Unidos tras ocho largos años de desastre con George W. Bush.

Obama demostró que con mensajes de texto vía teléfono móvil, videos en las redes sociales y células autónomas de seguidores en el ciberespacio –al estilo de Al Qaeda, ¡vaya paradoja!-se podían conseguir electores, donantes y, sobre todo, transformar la comunicación política unidireccional en un diálogo masivo, intenso, multicultural.

Obama ganó así las elecciones, pero no el poder. Estos tres años y medio lo han demostrado. Una nación como Estados Unidos, la más poderosa, compleja y contradictoria de las potencias sobrevivientes del viejo orden analógico y bipolar no es sólo un asunto de redes sociales.

Sigue leyendo.

Las palabras de Wikileaks

Por Arturo Loría

Ante la reciente controversia desatada por el sitio Wikileaks al publicar documentos que evidencian las acciones secretas realizadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos, el sitio FastCompany.com decidió someter la primera parte de los cables (documentos) publicados por la página web a un generador de nubes de palabras.

Este experimento resulta por demás interesante, sobre todo para aquellos que no tengan la oportunidad de leer los 251,287 cables publicados. Gracias a estas representaciones gráficas es posible ver los principales intereses en materia de relaciones exteriores del gobierno estadounidense desde 1966 hasta febrero de este año.

Las palabras que destacan en esta filtración son “Irán” y “Rusia”. En un siguiente nivel podrían ubicarse conceptos referidos al medio oriente. Son importantes también palabras como “Presidente”, “Nuclear”, “Misil”, “Ejército”, “Embajador” o  “Senador”.

No conformes con analizar los documentos del denominado Cablegate, la gente de Fast Company decidió analizar también los diarios de guerra de Irak. En este caso, las palabras “Reporte”, “IED” (Artefacto explosivo improvisado, por sus siglas en inglés), “KIA” y “WIA” (Muerto o Herido en acción, por sus siglas en inglés) o “bajas” destacan de entre la nube de palabras.