Archivo de la etiqueta: Guadalupe Loaeza

Eliminan Política y Cultura de TV Mexiquense (Primera Parte)

Jenaro Villamil

Reportaje publicado originalmente en la edición No. 1835 del semanario Proceso.

Bajo el pretexto de “modernizar” el canal 34 de la Televisión Mexiquense, de que “los ciclos se cumplen” y que este tipo de emisiones tienen escaso rating, la nueva directora de esta estación gubernamental Marcela González Salas decidió que, a partir de enero de 2012, salen del aire los programas de la barra de opinión y análisis conducidos por Porfirio Muñoz Ledo, Guadalupe Loaeza, Teresa Vale, Fausto Zapata, Raúl Cremoux, Carlos Ramos Padilla y Martha Chapa.

De manera irregular, vía telefónica o “de manera grosera” en algunos casos, cada uno de estos conductores fueron notificados por González Salas, ex diputada federal del PRD ahora reconvertida en funcionaria priista, según declararon a Proceso, el diputado federal Porfirio Muñoz Ledo, conductor de Bitácora Mexicana que transmitió 280 programas en cinco años, y la escritora Guadalupe Loaeza, que tuvo el programa Domicilio Conocido.

“Quieren una imitación barata de la televisión privada en una televisión pública. Los que no leen libros no toleran programas donde se comentan libros”, advierte Porfirio Muñoz Ledo, quien advirtió que varios de los comentaristas que saldrán de las emisiones analizan la vía de la demanda laboral.

“Televisa es una aplanadora de la conciencia, pero los nuevos directivos de TV Mexiquense sólo aspiran a entretener sentimientos locales y elementales”, sentencia Muñoz Ledo, quien fue invitado hace un lustro por el periodista Raúl Cremoux a dirigir un programa de análisis político e internacional.

Muñoz Ledo admite que durante los 280 programas que condujo nunca hubo un caso de censura o intento de inducir el contenido. “El problema es que no sabemos si ahora ésta es una decisión de Enrique Peña Nieto o del actual gobernador Eruviel Avila. No sabemos si quieren descafeinar la televisora frente a la campaña del 2012”, advierte.

Sigue leyendo.

Macartismo en Televisa

Carmen Aristegui, una de las periodistas que recibió respuesta de parte de Grupo Televisa. Imagen: justa.com.mx

El lunes 30 de agosto de 2010, El Noticiero, conducido por Joaquín López Dóriga, abrió la información con el despliegue informativo de la detención de Edgar Valdés Villarreal, alias La Barbie, y con algunos adelantos del cuarto informe de gobierno de Felipe Calderón.

Al filo de las 23 horas apareció el mensaje del empresario regiomontano Lorenzo Zambrano, presidente del Grupo Cemex, quien un día antes escribió en su cuenta de Twitter que “quien se va de Monterrey es un cobarde”. El magnate convocó a “luchar por lo que creemos. Tenemos que retomar nuestra gran ciudad”.

Zambrano aludía así a la ola de pánico generada en la clase pudiente de Monterrey, a raíz de los enfrentamientos de los cárteles de la droga, los narcobloqueos y una ola delictiva inusitada en la ciudad que es considerada la capital de los grandes grupos financieros e industriales del país.

Sin embargo, el noticiero estelar de Televisa contextualizó el Twitter de Zambrano con una información extraña:

“Y no es que sean muchos los hombres de negocios que se han ido de Monterrey, pero sí son conocidos”, afirmó López Dóriga. “Es el caso del dueño de los periódicos El Norte y Reforma, Alejandro Junco, que es uno de los que abandonaron Monterrey para irse a refugiar a Texas, donde vive en su residencia de Austin.

“En julio de 2008, cuando se fue, Junco envió una carta al gobernador de Nuevo León, Natividad González Parás”. La imagen de fondo, mientras se reproducían párrafos de la misiva, era una foto de Junco de la Vega.

“Sé que te enteraste de que mi familia y yo nos hemos cambiado de residencia a Texas. Estaba en un dilema. Comprometer nuestra integridad editorial o cambiar a la familia a un lugar seguro. Los problemas de inseguridad a eso nos orillaron. Perdimos la fe. Y eso cuenta mucho en un país donde millones la han perdido y han emigrado”, decía la carta de Junco de la Vega, en uno de sus párrafos centrales.

Lo novedoso era que Televisa, como no queriendo la cosa, ejemplificara el calificativo de “cobardes” de Zambrano con la imagen y la carta de Junco de la Vega. A algunos observadores le llamó la atención que Televisa decidiera lanzar un ataque tan directo contra el director de un grupo editorial que adquirió influencia entre el empresariado y la clase media del país desde que se fundó en 1993 el periódico Reforma, en la ciudad de México.

Sigue leyendo