Archivo de la etiqueta: Gilberto Martínez Vera

El Arma: las Redes Sociales, nuevo Desafío (Segunda parte)

Segunda parte del reportaje publicado en la edición No. 1827 de la revista Proceso. Consulta la primera parte aquí.

Jenaro Villamil

Facebook y Google, Riesgos de la Libertad de Expresión

Marne Levine, vicepresidenta de de Política Pública Global de Facebook, afirmó que esta red social cuenta ya con “más de 30 millones de usuarios” en el país y “es un buen mecanismo para la libertad de expresión”.

Consultada por Proceso durante una sesión privada en el Senado de la República el 4 de noviembre, Levine admitió que la apertura en redes sociales “conlleva algunos riesgos”, pero que insistió que ellos estarán a favor de una mayor libertad y no de restricciones.

Levine recordó que en Medio Oriente, en medio de las protestas de grupos sociales, sucedió un fenómeno contradictorio “el gobierno estaba a favor de la apertura, pero otros grupos no estaban de acuerdo. Nosotros estuvimos siempre a favor de esa apertura”.

Frente a las constantes críticas y riesgos de la apertura, Levine advirtió que Facebook ha creado “algunas herramientas” para conocer el entorno político en el que suceden algunas protestas nacionales e identificarlos.

También se han instrumentado nuevos protocolos informáticos de seguridad para impedir el uso de la información privada de los usuarios (una de las críticas más reiteradas que se le han hecho a esta red social), así como establecer “ligas activas de comunicación en los sitios”.

“Nuestro equipo monitorea las veinticuatro horas lo que se publica en la red. Si vemos que hay algún problema, intentamos averiguar qué está sucediendo y pararlo. Nosotros intervenimos”, advirtió Levine, quien trabajó en la administración de Barack Obama como jefa de la Oficina del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca.

“Esta es la forma que tenemos de trabajar no sólo con los gobiernos sino también con los legisladores y con los ciudadanos”, aclaró Levine. México es el quinto país con mayor número de usuarios de esta red social que ya rebasó los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Tan sólo en el último año, el crecimiento de esta red social fue de 62 por ciento en número de usuarios según datos de la consultoría Com Socore.

Sigue leyendo.

El Arma: las Redes Sociales, nuevo Desafío (Primera parte)

Primera parte del reportaje publicado en la edición No. 1827 de la revista Proceso

Jenaro Villamil

En paralelo con el incremento de la violencia derivada del enfrentamiento entre cárteles de la droga y entre grupos militares, paramilitares y policiacos, los usuarios y activistas de las redes sociales han irrumpido en México como generadores de contrainformación, convocantes a movimientos de Indignados en Ciudad Juárez o en el Distrito Federal y con capacidad para desafiar al cártel de los Zetas, como lo hizo esta semana el grupo internacional conocido como Anonymous.

La Operación Cártel, anunciada por Anonymous a través de un video en Youtube desde el 6 de octubre, constituyó la primera de estas acciones anunciada por esta organización de espíritu anarquista, sin líder ni dirección visibles, que utiliza como símbolo una máscara de Guy Fawkes, un líder católico inglés envuelto en una conspiración para atacar el parlamento británico el 5 de noviembre de 1605.

“Estamos cansados del grupo delictivo de los Zetas que se han dedicado a secuestrar, robar, extorsionar”, afirmó un portavoz de Anonymous en el video de Youtube. Advirtió que si no liberaban a uno de sus integrantes secuestrado durante la Operación Paperstrom, realizada entre el 20 y 29 de agosto en Veracruz, ellos revelarían información que vincula a políticos, empresarios, policías y militares con esta organización que surgió como brazo armado del Cartel del Golfo.

El 31 de octubre dieron dos versiones contradictorias: primero avisaron que suspendían la operación ante los “altísimos riesgos” y horas después, en la tarde, reiteraron que Operación Cártel continuaría.

A través de su blog Anonymous Iberoamérica informaron que la Operación Cártel no era sólo contra los Zetas sino contra todos aquellos “que se dedican al narcotráfico y sus relaciones con los gobiernos, especialmente el gobierno de México y otras agencias antidrogas de la Unión Americana”.

Sigue leyendo.

Liberan a tuiteros en Veracruz

Centro de Periodismo y Ética Pública (CEPET)

Foto: Reuters. Fuente: http://www.bbc.co.uk

María de Jesús Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera, acusados de “terrorismo y sabotaje”, por difundir mensajes en Twitter, salieron libres este miércoles luego de que el gobierno de Veracruz retirara los cargos en su contra.

“La procuraduría estatal de justicia presentó esta mañana el desistimiento de la acción penal en contra de los jóvenes, hemos estado en contacto con su abogado, Fidel Ordóñez, quien ya tiene las boletas de liberación y nos indicó que la juez tercera de primera instancia emitió el acuerdo de libertad correspondiente”, declaró a CEPET Sandra García Zavaleta, jefa de información de Comunicación Social del gobierno de Veracruz.

Los jóvenes estuvieron presos 21 días en la cárcel preventiva de Pacho Viejo, en el municipio de Coatepec, Veracruz, alrededor de 250 kilómetros distante de la ciudad de México.

Sigue leyendo.

Cruzada contra Twitteros en México, entre Orson Welles y Díaz Ordaz

Jenaro Villamil

Fuente: dailytech.com

Han pasado tres semanas desde que la tarde del jueves 25 de agosto, el profesor Gilberto Martínez Vera subió 17 mensajes a las redes sociales de Twitter y Facebook advirtiendo sobre presuntos enfrentamientos armados y secuestros en la escuela Primero de Mayo y en casas aledañas, así como en la escuela Jorge Arroyo de la colonia Carranza, de las ciudades de Veracruz y Boca del Río.

María de Jesús Bravo Pagola, ex funcionaria del gobierno de Fidel Herrera como directora de la casa Agustín Lara, retwitteó estos mensajes donde señalaban que hubo “disparos desde helicópteros”.

La información resultó ser falsa, pero el gobierno de Javier Duarte decidió encarcelar dos días después a Martínez Vera y a Bravo Pagola en el penal de Pacho Viejo, en Jalapa, acusándolos primero de “terrorismo equiparado” a través de redes sociales, con una pena de 3 a 30 años de prisión, sin derecho a fianza.

Ante el escándalo y la presión internacional generada por la desproporción del delito, el 12 de septiembre el mandatario priista envió la semana pasada al Congreso una iniciativa para tipificar en el artículo 373 del Código Penal estatal un nuevo delito denominado “perturbación del orden social”, con una pena de 1 a 4 años de prisión y multa de 500 a mil días de salario “atendiendo a la alarma o perturbación del orden efectivamente”.

Sigue leyendo.

“Ni castigados ni encarcelados, los tuiteros de Veracruz”, opinan nuestros lectores

Foto: Julio Argumedo. Fuente: fotojarocha.com

Bastó un par de tweets, muestras de pánico colectivo y una torpe reacción por parte de las autoridades veracruzanas para que Gilberto Martínez Vera y María de Jesús Bravo Pagola fueran encarcelados en el penal de Pacho Viejo sin oportunidad de fianza y con una posible condena por 30 años.

Lo anterior son los cargos que cualquier persona acusada de terrorismo, como fue el caso de Martínez Vera y Bravo Pagola, enfrentaría. Pero es justo en este punto donde surge la pregunta ¿La acción realizada por este par de cibernautas fue terrorismo? Hay quienes dicen que sí, quienes creen que en realidad fue libertad de expresión y quienes están de acuerdo con el castigo que están recibiendo, así como los que no.

Por lo mismo, la semana pasada decidimos lanzar una encuesta en este espacio para recabar la opinión en torno a este caso. Hasta ahora, hemos recibido 318 respuestas, que apuntan a los siguientes resultados.

Sigue leyendo.

Organizaciones llaman a Marcha por la libertad de expresión

El Zappo

A través de un comunicado titulado “El mayor crimen es el silencio ¡No nos callarán!” 25 organizaciones, instituciones y publicaciones convocan a una marcha por la libertad de expresión este domingo 11 de septiembre a las 11 horas en el Distrito Federal.

La marcha iniciará en el Ángel de la Independencia y llegará a la Secretaría de Gobernación. De acuerdo al comunicado, la movilización es “en repudio a los crímenes, desapariciones y agresiones a los reporteros y trabajadores de los medios de comunicación”, siendo los más recientes el encarcelamiento de los tuiteros María de Jesús Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera, así como el asesinato de los periodistas Humberto Millán, Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga, éstas dos últimas miembros de la Revista Contralínea, una de las instituciones que firman el comunicado.

Sigue leyendo.

Cruzada para Criminalizar a “Twitteros” Acusados de Terroristas

Jenaro Villamil

María de Jesús Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera

La tarde del jueves 25 de agosto, Gilberto Martínez Vera subió mensajes a las redes sociales de Twitter y Facebook advirtiendo sobre presuntos enfrentamientos armados y secuestros en la escuela Primero de Mayo y en casas aledañas de Campero, así como en la escuela Jorge Arroyo de la colonia Carranza, de las ciudades de Veracruz y Boca del Río. María de Jesús Bravo Pagola retwitteó estos mensajes donde señalaban que hubo “disparos desde helicópteros”.

Indignado, el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, desmintió estos enfrentamientos, consideró que la divulgación de estos rumores “causaron histeria” entre la población y acusó a Martínez Vera y a Bravo Pagola de realizar “terrorismo” a través de las redes sociales.

Mientras la policía veracruzana se encargaba de detener y perseguir a los twitteros “terroristas”, al día siguiente, el 26 de agosto, se registraron enfrentamientos entre sicarios en el cruce de las avenidas Salvador Díaz Mirón y Lázaro Cárdenas. Un hombre fue baleado en la avenida JB Lobos, frente al Monte de Piedad, en la Unidad Habitacional El Coyol y el noticiario de Telever reportó otro enfrentamiento en la Colonia Chivería.

Ninguno de estos eventos mereció tanto interés en las autoridades como la detención de Martínez Vera y Bravo Pagola, presos desde entonces en el penal de Pacho Viejo. El juzgado segundo de distrito los condenó el 31 de agosto a 30 años de prisión por terrorismo equiparado, de acuerdo a los artículos 311, 312 y 314 del Código Penal de Veracruz.

Sigue leyendo.