Archivo de la etiqueta: Eugenio Hernández Flores

Felipe Calderón, el Candidato Número Cinco

Jenaro Villamil

La provocación dio resultado. En una reunión “privada” con más de 800 consejeros de Banamex, Felipe Calderón se subió al ring de la guerra de las encuestas para el 2012. No fue una casualidad. Menos se podía pensar que ante tantos asistentes no trascendiera lo que el primer mandatario dijo. Mucho menos si después de su presencia iban a estar los tres candidatos punteros (Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador). A Quadri no lo invitaron, quizá, porque aún no tienen el “gusto” de conocerlo.

Calderón citó una encuesta realizada por la propia Presidencia de la República para acreditar que Peña Nieto “se aplanó” y ha ido disminuyendo en los sondeos de opinión, mientras que Josefina Vázquez Mota, recién electa candidata del PAN, ha ido subiendo y se encuentra a 4 puntos de distancia del ex mandatario mexiquense, y el aspirante de la izquierda, López Obrador, está en un lejano tercer lugar.

Fiel a su estilo, Calderón escondió la mano después de lanzar la provocación. Un comunicado de Los Pinos, que no tiene desperdicio, señala que el actual mandatario participó en el encuentro de Bamanex para exponer que “México cuenta con una democracia vigorosa en la que se vive una real división de poderes, con absoluta libertad de prensa (sic), de reunión y de manifestación”.

Los reporteros institucionales de la presidencia, anónimos por supuesto, le agregaron al boletín:

Sigue leyendo.

Venganza y elecciones, mancuerna excelente: El caso de ex gobernadores de Tamaulipas

Carlos Emilio Ibarra

Durante décadas el poder coercitivo del Estado y su eficiente aparto persecutor de criminales que no conforman parte de la estructura y que se catalogan en el espectro político como disidentes fungen el papel de entes que permiten demostrar que haya justicia en la administración de un gobierno (aún  cuando todos sabemos que es un montaje falso) por lo que se ha utilizado dicha estrategia tradicionalista de los gobiernos, como un método sistemático y bastante funcional cuando se trata de desprestigiar al enemigo político en potencia.

No es para nada extraño que perteneciendo la clase política a las mismas élites que siempre han gobernado México, ahora sea utilizado ese mismo aparato estatal constrictor para ceñir a quienes pueden limpiar la honra de un sistema de justicia y un estado de derecho inexistentes (no me refiero con esto a que las herramientas no existan), mismo que se encuentra inmerso y cooptado por los brazos de la delincuencia organizada y que por tanto es aún más la necesidad de llevar al cabo estas supuestas limpias que demuestren la cara falsa de la moneda.

El uso de la justicia para la obtención de réditos políticos es un bien maligno, y es que es evidente que en plena contienda electoral se comiencen a desempolvar viejas historias de corrupción, delincuencia y acciones que salen del margen de la ley, de aquellos que fueron gobernantes. Es entendible también, que el sistema de procuración de justicia que Felipe Calderón claramente dirige, se encuentre en una cruzada para desprestigiar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en su ruta hacia la silla presidencial. ¿Será acaso que su sistema de justicia goza de tan poca credibilidad frente a la percepción ciudadana, que se ha vuelto necesario realizar acciones que en verdad golpeen al crimen internacional para levantar los índices aceptables del funcionamiento de las instituciones  mexicanas?

Sigue leyendo

El Tamaulipazo, las Alertas del 2012

Jenaro Villamil

El ex candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, asesinado en junio de 2010. Fuente: mexicronicas.blogspot.com

Las filtraciones de la PGR y de la SCT andan desatadas. O claramente sincronizadas. Primero, nos enteramos que el viernes 27 de enero, en el aeropuerto de Toluca, fueron detenidos dos colaboradores del gobierno priista de Javier Duarte en Veracruz cuando transportaban en un avión oficial dos maletines con 25 millones de pesos en efectivo.

El Góber Tuittero no atinaba a dar una respuesta clara y creíble sobre el destino de estos poco más de 2 millones de dólares, cuando la PGR confirmó el lunes 30 de enero que existe una investigación en curso contra tres ex gobernadores priistas de Tamaulipas (Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores), entidad vecina de Veracruz y en la misma ruta de la disputa entre los cárteles del Golfo y los Zetas.

Las versiones extraoficiales señalaban que estas investigaciones incluían una “alerta migratoria” para impedir que cualquiera de los tres y sus familiares viajaran fuera del territorio mexicano. Al parecer, la indagación se vincula con la ejecución del ex candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, asesinado en junio de 2010, días antes de los comicios estatales. No se dice si es en calidad de testigos, de presuntos autores intelectuales, de cómplices o de posibles afectados que la PGR investiga a los ex mandatarios de Tamaulipas.

La reacción en el entorno de la dirigencia nacional priista y del equipo de campaña de Enrique Peña Nieto fueron cautelosas frente a los dos sucesos que vinculan a gobernadores y políticos que forman parte de la órbita de operación de la campaña presidencial del tricolor. Cavazos Lerma ha sido delegado del CEN del PRI en varias entidades desde 2001 hasta 2011: San Luis Potosí, Coahuila, Jalisco, Yucatán. Era secretario regional para las entidades de Hidalgo, Querétaro y Guanajuato. Y el 22 de enero se registró como aspirante del PRI al Senado de la República.

El sucesor de Cavazos Lerma, Tomás Yarrington, dejó una estela de sospechas y de presuntos vínculos de colaboradores suyos con el crimen organizado en Tamaulipas. Y el sucesor de éste, Eugenio Hernández Flores, uno de los primeros mandatarios estatales en sumarse a la causa peñista para el 2012 desapareció de la escena pública desde la salida de Humberto Moreira de la dirigencia nacional del PRI.