Archivo de la etiqueta: Conciertos

De Roger Waters, Patti Smith, McCartney y los Muros por Derrumbar

Integrantes del Movimiento por la Paz y Roger Waters posaron con carteles con la leyenda “Sí a la ley general de víctimas”. Fuente: http://www.adnpolitico.com y http://movimientoporlapaz.mx

Jenaro Villamil

“Aquí estamos los que creímos alguna vez en la música como resistencia”, pero también estamos los que vienen por moda o simples ganas de conocer y disfrutar a tres luminarias de la música roquera que llegaron a la Ciudad de México con muchas décadas encima y también algunos dolores acumulados.

Una temporada de música para derribar los muros circundantes de este país atenazado por la amenaza del ascenso de un facismo a la mexicana. No lo saben Roger Waters, ni la indómita Patti Smith, mucho menos el aristócrata Paul McCartney que ofrecerá este 10 de mayo un concierto en el Zócalo capitalino.

Lo sabemos quienes exorcizamos con su música los desconciertos. Lo sospechan quienes, radical chics, creen que la protesta es una simple pose. Lo ignoran, paradójicamente, los mismos que acuden a los conciertos como una extensión de la cantina.

Sigue leyendo

Crisis de rock en México

Juan Pablo Proal

5 De Enero De 2012

Nacho Pineda, fundador del Foro Alicia. Foto: Alejandro Saldívar

MÉXICO, D.F. (apro).- México no es un país donde abunden los millonarios, aunque la cartelera y los precios de los conciertos masivos que se celebran bien podrían servir para que el presidente de la República incluyera esta indicador en su informe anual como sinónimo del progreso de la nación.

Tal vez sea un lugar común para los pueblos Latinoamericanos, pero desde los más fríos músicos ingleses hasta los líderes eclesiásticos más anticlimáticos cuentan con miles de fanáticos dispuestos a arriesgar toda su estabilidad por tan sólo verlos a la distancia. Esto cobra más fuerza tomando como referencia la obsesión compulsiva de los fanáticos por comprar miles de boletos de un concierto en un par de horas. Para ellos, el dinero jamás es un factor en la ecuación final.

En sólo un año, los monstruos de los monopolios de conciertos pueden traer a Pearl Jam, U2, Peter Gabriel, Yes, Iron Maiden, Jethro Tull, Dream Teather y The Animals, como ocurrió en 2011. Para quien no sea tan fanático del rock, esto sería el equivalente a que el Estadio Azteca fuera escenario en el mismo mes de los duelos: Barcelona VS Real Madrid; Manchester United VS Chelsea, y Milán VS Juventus. Los fanáticos del futbol no dudarían en malbaratar sus pocos bienes por asistir a cada uno de esos encuentros. Y no les remordería la conciencia.

En la década de los setenta, después del Festival de Avándaro, el gobierno prohibió los conciertos de rock; dos décadas más tarde, comenzaron a venir, a cuentagotas, las vacas sagradas británicas. Y hoy las presentaciones masivas son tan ordinarias como la nota roja en las primeras planas.

Estar hasta delante de un concierto grande, digamos, de Roger Waters, fundador de Pink Floyd, cuesta alrededor de 3 mil pesos. Y en unas cuantas horas los boletos se esfuman, como si se tratara de ramos de indulgencias para un asesino converso.

Ignacio Pineda, más conocido como “Nacho Pineda”, fundador del Multiforo Alicia, tiene una hipótesis que puede ayudar a entender lo que está pasando: