Archivo de la etiqueta: Arturo Chávez Chávez

EU sospechó que Chávez Chávez ayudó a narcos en Chihuahua: Wikileaks

Arturo Cano Publicado: 21/06/2011 09:47

La Jornada

Imagen: vivirmexico.com

México, DF. Estados Unidos sospechaba que durante su desempeño como procurador de Chihuahua, Arturo Chávez Chávez ofreció una “‘mano de ayuda’ a ciertas figuras de un cártel”.

En un cable enviado el 21 de septiembre de 2009, cuatro días antes de la ratificación de Chávez Chávez como procurador general de la República, el embajador Carlos Pascual firmó el despacho que se refiere a la cuestionada actuación del funcionario frente a los asesinatos de jóvenes mujeres en Ciudad Juárez:

“El difícil entorno local que enfrentó en los años noventa (en Chihuahua) pone los cargos en contexto –algunos de nuestros informes de ‘fuentes no públicas’ en ese momento también relatan un episodio en el que Chávez ofrece una ‘mano de ayuda’ a ciertas figuras de un cártel–, pero nada de eso refuta las acusaciones de errores graves” (cable 09MEXICO2759).

Una semana antes, en el despacho 09MEXICO2701, el mismo Pascual había calificado a Chávez de “soldado de a pie”, y en la nueva entrega insistía en que, aun con los votos suficientes en el Senado mexicano, “la reacción (a su nombramiento) de las comunidades de derechos humanos de Estados Unidos y México será negativa”.

Cualquiera fuese el resultado, Pascual estaba seguro de que el nuevo abogado de la nación tendría un margen de acción estrecho: “No hay manera de que Calderón permita a cualquier procurador general retroceder en la cooperación con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, especialmente cuando necesita nuestra ayuda para obtener resultados”.

Sigue leyendo.

Minimiza García Luna papel del Ejército en lucha antinarco: EU

Arturo Cano

Periódico La Jornada

Miércoles 8 de junio de 2011, p. 2

El titular de la SSP, Genaro García Luna, y Arturo Chávez, ex procurador general de la República, en imágenes de 2010. Foto José Carlo González y José Antonio López. Imagen: jornada.unam.mx

¿De cuánta credibilidad goza Genaro García Luna –secretario de Seguridad Pública (SSP)– ante sus interlocutores estadunidenses? Una medida puede ser la visita del legislador republicano Mark Kirk, ocurrida entre el 29 de junio y el 2 de julio de 2009.

El legislador se reúne con el funcionario federal el primero de julio y la reseña corre a cargo del diplomático John Feeley: “García Luna restó importancia al papel de los militares en la lucha contra la delincuencia organizada, afirmando que había menos tropas desplegadas ahora que cuando el gobierno de Calderón asumió el cargo” (cable 09MEXICO1971, dado a conocer por Wikileaks).

Enseguida, una nota de Feeley: “Un funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores reconoció que eso es evidentemente falso”.

No es el único punto en el que desmiente al titular de la SSP: “García Luna afirmó que, como regla, los crímenes cometidos por los militares fueron juzgados en tribunales civiles, cuando en realidad eso sólo ha ocurrido en un caso”.

Sigue leyendo.

La Agonía de Chávez Chávez y de la PGR

Jenaro Villamil

 

Imagen: eluniversal.com.mx

En menos de 19 meses, el segundo procurador de la República en el gobierno de Felipe Calderón, Arturo Chávez Chávez, acumuló una  serie de fracasos, escándalos y descalificaciones mediáticas que debilitaron a la institución: desde la filtración de los cables de la embajada de Estados Unidos a través de Wikileaks, hasta el operativo Rápido y Furioso, destapado por la cadena televisiva norteamericana CBS, pasando por el asesinato de los hermanos Reyes Salazar, los continuos crímenes y amenazas contra periodistas, y su ostentoso fracaso de su demanda ante la Suprema Corte de Justicia en contra de las reformas capitalinas que permitieron la adopción de los matrimonios del mismo sexo.

Chávez Chávez vivió los meses más álgidos de la guerra contra el narcotráfico en medio de una auténtica parálisis, por decir lo menos, o cometiendo error tras error y descoordinación entre sus mandos medios, generando la más severa crisis de la Procuraduría General de la República, ya de por sí debilitada ante la herencia de Eduardo Medina Mora, confrontado a Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

La gestión de Chávez Chávez fue producto de un desatino largamente advertido. Como procurador de Justicia del estado de Chihuahua, Chávez Chávez fue duramente cuestionado por su incapacidad para frenar la ola de asesinatos de mujeres que convirtieron a Ciudad Juárez en un municipio mundialmente conocido por los feminicidos.

Desde septiembre de 2009, cuando el Senado discutía su nombramiento, organizaciones no gubernamentales protestaron airadamente por la propuesta de Chávez Chávez. La propia Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal hizo eco de estas críticas.

Sigue leyendo

El Adiós al Embajador Fallido y el Escándalo Wikileaks

Jenaro Villamil

 

Carlos Pascual. Imagen: Telegraph.co.uk

“¿Qué injerencia tiene el embajador de Estados Unidos en la política de combate al crimen organizado? ¿Es cierto que el presidente Felipe Calderón no lo recibe? ¿Quién le proporciona la información?”, le cuestionó la ex embajadora y actual senadora priista Rosario Green a la canciller Patricia Espinosa durante su tortuosa comparecencia del jueves 17 de marzo en Xicoténcatl.

Espinosa no respondió a estas preguntas. Se defendió frente a las constantes críticas por la violación a la soberanía que representan los sobrevuelos de aeronaves espías de Estados Unidos en territorio mexicano y se enredó en los detalles de ese operativo Rápido y Furioso, pero mantuvo hermetismo total sobre el futuro del embajador norteamericano Carlos Pascual.

Dos días después, el diplomático de origen cubano-americano, experto en “Estados fallidos” confirmó lo que era un rumor generalizado en todo el gobierno de Felipe Calderón: a raíz de la divulgación de los cables diplomáticos que la embajada estadounidense envió al Departamento de Estado, Pascual tenía sus días contados en México.

Pascual documentó en  sus cables “confidenciales” y “secretos” lo que revistas como Proceso o periódicos como La Jornada habían documentado: que la misión diplomática de Estados Unidos y agencias de inteligencia de este país fueron los artífices de detenciones y operativos espectaculares como el que llevó a la muerte de Arturo Beltrán Leyva; que Washington ya no confiaba en oficiales del ejército ni en Genaro García Luna y estaban preparando a “sus” marines mexicanos a través de un cuerpo de élite de la Armada; y, sobre todo, que las perspectivas políticas para el 2012 eran muy negras para el gobierno de Felipe Calderón.

Lo grave, para Calderón, no fue lo que dijera sino que lo plasmara en cables diplomáticos que fueron filtrados por Wikileaks. Dejó de ser un secreto, entonces, que Washington tenía perfectamente monitoreadas la debilidad, las incongruencias y la falta de estrategia de la guerra contra el narcotráfico emprendida por el gobierno calderonista. Lo peor es que dejó testimonio por escrito y Calderón, tan reactivo a los golpes informativos, decidió presionar al gobierno de Obama para que cambiara al embajador indiscreto por uno más discreto.

¿A cambio de qué? ¿Cuáles fueron las negociaciones secretas? Eso aún está por verse.

Lo cierto es que Pascual no era bien visto por Calderón no sólo desde que se filtraron los cables de Wikileaks sino desde que el diplomático mantuvo una relación sentimental con la hija de Francisco Rojas, coordinador de los diputados del PRI, ex director general de Pemex durante muchos años y, sin duda, pieza clave en la trama de relaciones y alianzas del priista Enrique Peña Nieto para el 2012.

Sigue leyendo.