Archivo de la categoría: Especial

Organizaciones y medios lamentan la muerte de Miguel Ángel Granados Chapa

El Zappo

Distintas organizaciones y medios del país han lamentado la reciente muerte del periodista Miguel Ángel Granados Chapa, ocurrida el pasado domingo 16 de octubre en la Ciudad de México.

A través de un comunicado de prensa, la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex) expresó que se unía al duelo de familiares y amigos de Granados Chapa, “pero sobre todo con el pueblo de México quien perdió a uno de los mejores exponentes de la libertad de expresión; periodista crítico, honesto y congruente”.

La Fundalex destaca que Granados Chapa será recordado en todos los medios en los que publicó o participó, así como en las aulas de clases “donde enseñó el camino ético del oficio que practicó durante más de 4 décadas”.

La pérdida de Granados Chapa deja un gran vacío tanto para la opinión pública como para la opinión publicada, concluye la fundación, dado el “peso de sus argumentos, como por su claridad específica y su sapiencia documentada”.

Sigue leyendo.

Granados Chapa, la última batalla de un guerrero

Jenaro Villamil

Miguel Angel Granados Chapa, columnista y periodista mexicano de referencia durante las últimas cuatro décadas, terminó así los dos últimos párrafos de su “Plaza Pública” de este viernes 14 de octubre en el periódico Reforma:

“Es deseable que el espíritu impulse a la música y a otras artes y ciencias y otras formas de hacer que renazca la vida, permitan a nuestro país escapar de la pudrición que no es destino inexorable. Sé que es un deseo pueril, ingenuo, pero en él creo, pues he visto que esa mutación se concrete.

“Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

Directo, intenso, como ha sido su trayectoria, Granados Chapa nos anunció así su batalla final con un mal que lo aquejado en los últimos años y que nos hará prescindir de su “Plaza Pública” en Reforma, de su columna semanal en Proceso y de su imprescindible noticiario en Radio UNAM, pero no de su obra, de su testimonio como periodista, de su infatigable compromiso por el derecho a la información, el derecho a la crítica, a la libertad de expresión que como pocos él ha ejercido en este país, a pesar de los múltiples intentos de los poderes autoritarios por silenciarlo, incluso, por desprestigiarlo. Cómo olvidar que tan sólo a principios de este año TV Azteca y Televisa lo llenaron de improperios para desmentir una de sus columnas que fue confirmada precisamente por ambos poderes fácticos meses después: la fusión de estas empresas en Iusacell.

Sigue leyendo.

Lecturas de un Noctívago

Diario de un Loco y La Sabiduría de los Mitos
Jenaro Villamil
En los viajes uno se encuentra con las lecturas indispensables o los libros lo encuentran a uno en el momento adecuado. Esto me sucedió con Diario de un Loco, la pequeña obra maestra de Lu Hsun, traducida por otro gran escritor mexicano, Sergio Pitol.
Desde sus primeras páginas Diario de un Loco nos electriza. Narra la historia de un hombre de treinta años, que después de vivir en el vacío se da cuenta que debe ponerse “de guardia”. Al hacerlo, escribe un diario donde nos da cuenta que vive un entorno tremendo: los hombres que lo rodean, desde su hermano hasta los habitantes de la aldea, se dedican a devorar a otros hombres.
“Ahora comprendo el veneno que se esconde en sus discursos, su risa cortante. Tienen dientes de una blancura deslumbrante: son devoradores de hombres”.
En esta frase el escritor chino condensa la metáfora de la condición humana que proviene de una cosmogonía legendaria, arquetípica de nuestra cultura.
La magia de Diario de un Loco nos atrapa cuando el protagonista nos relata:
“La verdad es que los hombres comenzaron a comerse unos a otros desde el día en que Pan Ky creó el cielo y la tierra, y luego lo han seguido haciendo siempre: desde los tiempos de I Ya hasta los de Hsü-Hsi-lin, y hasta el día de hoy como lo demuestra la historia del hombre capturado y devorado en la aldea de los lobeznos… Si me comen, también pueden comerte a ti; es más, los miembros de un mismo grupo pueden terminar por devorarse unos a otros”.
Sorprendido, percibo que esta obra considerada como el parteaguas de la literatura contemporánea china, el Pedro Páramo que se agiganta con el tiempo al revelar los vericuetos de la sociedad feudal del gigante asiático, se emparenta con una lectura extraordinaria que he realizado en estos días de insomnio veraniego: La Sabiduría de los Mitos.
El filósofo francés Luc Ferry nos ofrece en este ensayo literario algo mucho más profundo que una obra de divulgación. Ferry nos vuelve contemporánea la mitología y la filosofía griegas. En ambas, se encuentra la búsqueda permanente de la armonía con el Cosmos frente a la amenaza del Caos constante, del Caos como fuerza fundadora de la teología, la teogonía y la antropología.
Zeus es el único dios que se escapa a Crono, su padre, que se dedica a devorar a sus hijos. ¿Por qué Crono devora a sus hijos? “Para no correr el riesgo de que un día se rebelen contra él, como él mismo se rebeló contra su padre, Urano”.
Zeus libera a los Cíclopes que Crono había encadenado al fondo de la tierra. “Locos de agradecimiento (los Cíclopes) le ofrecen tres regalos magníficos, tres presentes que resultarán muy valiosos porque son los que permitirán que Zeus se convierta en el dios más poderoso y temido de todos. Le regalan el trueno, el relámpago y el rayo que ensordecen, ciegan y fulminan a todos los enemigos”, nos recuerda Luc Ferry.
Me quedo con ambas lecturas en esta madrugada. Y las comparto con esta sensación: para no ser devorados necesitamos una liberación. Y toda liberación encierra las fuerzas de la tormenta. Enfrentarnos a las fuerzas devoradoras de nuestro origen. Por supuesto, nos tildarán de locos, pero sólo así enfrentaremos el surgimiento de algo nuevo en nosotros.

Feminicidio y Chivos Expiatorios en Ciudad Juárez, el Doble Crimen a las Mujeres (Primera parte)

Jenaro Villamil

Reportaje especial.

Marisela Escobedo, buscaba justicia por el asesinato de su hija. Fue asesinada frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua el pasado 16 de diciembre. Fuente: elpais.com

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua.-En 1983, una década antes que esta ciudad alcanzara notoriedad internacional por la historia de femincidios y desapariciones de mujeres, la sociedad juarense se conmovió con el caso de Cynthia Liliana González Rivero, una niña secuestrada, violada y asesinada, con particular sadismo.

La Procuraduría de Justicia del estado, a cargo de Toribio Porras Villegas, quiso cerrar el caso con celeridad e inculpó a Lucas Juárez Lozano, un trabajador de la construcción que fue sentenciado a 35 años de prisión sin que hubiera evidencia sólida en su contra, sólo su testimonio, realizado bajo presión y tortura.

La prensa y la sociedad juarense estaban convencidas de que se trataba de un “chivo expiatorio”. En 1986 el gobernador priista Fernando Baeza Meléndez ordenó el indulto de Juárez Lozano. Entre la opinión pública predominó la idea de que los verdaderos responsables eran “varios juniors”, hijos de personajes influyentes en la política y la economía de Ciudad Juárez.

Nadie los investigó. El juez que consignó a Juárez Lozano fue José Chávez Aragón. Por sus buenos servicios, este personaje fue premiado como magistrado de la Segunda Sala Penal y llegó a ser presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Chihuahua, entre 2004 y 2007.

La cadena de impunidad que inició en 1983 llegó hasta finales de 2010, con el caso de Rubí Marisol Freyre, una joven de 17 años asesinada en Chihuahua en 2008. La sombra de Chávez Aragón también apareció en este homicidio.

Sigue leyendo

McLuhan: el Tedio es el Mensaje

Segunda parte del texto en conmemoración de los 100 años del nacimiento de McLuhan. 

Consulta la primera parte aquí.

Jenaro Villamil

Las investigaciones de Marshall MacLuhan en los años sesenta provocaron una inmediata atención entre sociólogos, semiólogos y tecnólogos de la comunicación. Para el canadiense el cambio de organización socila puede describirse como la adopción de una nueva técnica.

McLuhan afirmó que los medios de comunicación estructuran a las sociedades, no por motivos financieros sino sensoriales. Los modos de percepción y de conocimiento son herramientas que prolongan los sentidos humanos, en consecuencia, afectan la personalidad de sus utilizadores.

Creó así su tipología más extravagante y famosa: los medios calientes –el cine, la radio o el libro- que se definen por su riqueza, por su poca posibilidad para la interacción con el usuario: nos quedamos callados en el cine al igual que frente a un libro; los medios fríos –la palabra, el manuscrito, la televisión- que tienen información débil en sus contenidos, pero tendrán una tendencia a hacer participar a los demás.

Sigue leyendo.

La Visita de Amy Winehouse

Jenaro Villamil

Foto: Mark Allen. Imagen: RollinStone.com

Una noche lluviosa, como las de este mes de julio, llegó a mi casa Amy Winehouse. Ambos teníamos rupturas amorosas que compartir, pero ella tenía una voz inigualable que me hizo menos duras las madrugadas tequileras. “Nos dijimos adiós sólo con palabras”, pero todo lo demás seguía en el ambiente: su olor, sus sonrisas, los pleitos y hasta las maromas. Amy Winehouse me ayudó a compartirlas.

No sabía nada de ella, pero no era necesario. Ni de sus 5 premios Grammy por el álbum “Back to Black”, ni sus inicios a los 16 años, descubierta por el cantante de soul Tyler James, ni las obsesivas referencias a sus problemas con las drogas, alentado por el puritanismo norteamericano que le impidió la entrada al territorio que es el mayor consumidor de estupefacientes. No me interesaba si fumaba mariguana o crack o se emborrachaba. Su voz siempre alzaba el vuelo como si nadie la pudiera alcanzar.

Me bastó con el sentimiento extraordinario de su interpretación, su melena que se alzaba sobre esas frágiles piernas de  garza, con sus ojos perdidos en el escenario buscando la mirada de su enamorado, con el sentimiento que no necesitaba juegos pirotécnicos ni videoclips altamente tecnificados para saber que era dueña del concierto.

Sigue leyendo.

El Alunizaje de McLuhan

Jenaro Villamil

El jueves 21 de julio se cumplieron 100 años del natalicio de Marshall McLuhan, profesor canadiense de Literatura que revolucionó la teoría de los medios y de la recepción o “preceptos”, como les llamó. Falleció hace 30 años, pero sus ideas siguen generando nuevas interpretaciones y adaptaciones. Les comparto el fragmento de un ensayo más largo, de próxima publicación, como una primera aproximación a Mc Luhan.

 En junio de 1969, la televisión norteamericana transmitió las primeras imágenes de la nave Apolo XI sobre la superficie lunar. El evento se convirtió en el “mayor espectáculo televisivo” hasta ese momento: 125 millones de telespectadores en Estados Unidos y 723 millones en todo el orbe estuvieron atentos al suceso que marcó no sólo un hito científico sino la confirmación de que la pantalla televisiva se había convertido en el medio hegemónico de la modernidad.

El alunizaje de Neil Amstrong marcó el fin de la primera etapa de la televisión, concebida como un medio reproductor de acontecimientos previamente grabados para convertirse en el escaparate de eventos “en directo” y de alcance mundial.

Surgieron los media events, considerados como las auténticas minas de oro para la atracción de audiencias masivas, globales y multiculturales. Las Olimpiadas, los Mundiales de Futbol, los concursos de belleza y hasta las guerras de intervención o “liberación” se convirtieron en eventos pensados y patrocinados a través de la televisión.

Sigue leyendo.

Escenarios del Futuro de los Medios en América Latina, Apuntes de una Pobreza Convergente

Jenaro Villamil

Hace tres décadas, las ciencias sociales y el periodismo de América Latina reflexionaban sobre el futuro de la televisión y la radio en los términos planteados por Marshall Mac Luhan –la utopía de la aldea global- o de la corriente marxista que reflexionó sobre la sociedad del espectáculo como una extensión del sistema capitalista.

En la región, perdimos años maravillosos en querer simplificar y reducir el papel de los medios de comunicación electrónica bien como meros instrumentos de dominación o manipulación política e ideológica, al grado de que el Pato Donald era un simple acompañante de la enajenación de las telenovelas, o perder de vista las particularidades nacionales de cada una de estas industrias culturales, asumiendo sin más que el medio era siempre un mismo mensaje.

Los adelantos tecnológicos nos tomaron desprevenidos. La aparición y el auge del internet en los años noventa como un nuevo medio de información y comunicación han ido transformando el panorama de manera radical. La convergencia acelerada entre este medio, la televisión, la radio y la telefonía nos plantean auténticos desafíos.

Hoy el futuro de la mediatización nos ha alcanzado aunque las estructuras empresariales, sociales, culturales  y políticas que lo determinan hayan cambiado poco en nuestras regiones. Más acelerada que nuestra inacabable transición de la sociedad tradicional latinoamericana a la sociedad abierta y democrática es la transición de los modelos analógicos al digital. Eso impide que a pesar de la posibilidad real de mejores y mayores posibilidades de comunicación e información tengamos un mejor conocimiento de nuestro entorno.

Sigue leyendo.

Transmisión en vivo del debate entre Julian Assange y Slavoj Žižek

En este momento se está llevando a cabo un debate entre el filósofo esloveno Slavoj Žižek y el editor en jefe de Wikileaks, Julian Assange. Compartimos a continuación un enlace para poder ver el debate en vivo en el que se discutirán los principales temas revelados por Wikileaks. Para poder acceder, sólo hay que dar click en la imagen:

Carlos Monsiváis, el Adelantado

A continuación compartimos con ustedes el texto que Jenaro Villamil presentó en el homenaje por el primer aniversario luctuoso de Carlos Monsiváis, llevado a cabo hoy al mediodía en Bellas Artes.

Foto: EFE. Imagen: http://mexico.cnn.com/

Carlos Monsiváis es un caso extraño de conquistador que ya intuía y conocía las dimensiones de los territorios imaginarios, -intelectuales, culturales, periodísticos, sociales- antes de haberlos colonizado plenamente.

El  método de conquista de Monsiváis nunca fue la espada y la cruz, sino el humor y la inteligencia. Su rigor era periodístico por la precisión en los detalles, en la información, pero su alcance era más amplio por la complejidad de su prosa. En su obra, como en la amistad, no prevalecía el apapacho o la falsa amabilidad sino el desafío intelectual y el compromiso compartido.

La obra de Carlos Monsiváis es abierta, vital, provocadora, permanente. Aún dialoga con los jóvenes que recientemente han marchado con Javier Sicilia denunciando la irracionalidad de la doble violencia –verbal y física- que ha imperado en este sexenio; con quienes defienden aquí y en todo el mundo el derecho a ser diferentes, el respeto a sus opciones de vida como gays, lesbianas o transexuales; a quienes batallan por darle acceso a medicamentos, servicios de salud dignos e integridad moral a quienes viven con VIH; para quienes han migrado de sus lugares de origen y enriquecen la cultura de las ciudades donde viven y se niegan a ser el pretexto para campañas de odio xenofóbico; a quienes pelean por el respeto a la laicidad y están en contra de los prejuicios morales y de los intentos de uniformidad cultural; para los movimientos feministas y medioambientalistas; para quienes ejercen el periodismo crítico, cotidiano, a pesar de la autocensura imperante; para los insumisos que aún creen y luchan por una nueva dignidad.

Identifico cuatro ejes importantes en la vitalidad de la obra de Monsiváis que quiero reflexionar con ustedes:

Sigue leyendo.