Los aluxes y la boda de Emiliano Salinas y Ludwika Paleta

Jenaro Villamil

Foto: Prensa Danna / Óscar Ponce / Animal Político

Foto: Prensa Danna / Óscar Ponce / Animal Político

Cuenta la leyenda maya que los Aluxes, duendes traviesos de las milpas mayas, son capaces de provocar la lluvia, robarse el fuego, tirar piedras y hasta provocar accidentes cuando no se les trata bien. Sólo se compadecen de quienes los respetan, les regalan cosas, los invitan a sus casas. Como amigos, alejan los malos vientos y persiguen las plagas. Como enemigos, pueden hacer que los intrusos salgan corriendo de la tierra del Mayab.

Algo anduvo mal entre los Aluxes y la selecta élite de los cerca de mil invitados a la boda de Emiliano Salinas Occeli, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, y la actriz Ludwika Paleta, en la hacienda Tekit de Regil.

Justo cuando iniciaba la boda, a las 5 de la tarde, el calor yucateco se transformó en una tormenta. Muchos invitados tuvieron que mojarse porque fueron insuficientes los paraguas para entrar a la exclusiva capilla de la Hacienda Sotuta de Peón, donde se ofició la boda.

De ahí se trasladaron a la hacienda Tekit de Regil, antiguo casco del siglo XVI, que se convirtió en otro de los símbolos de la “casta divina” en la época de oro de la explotación de los  mayas y del cultivo del henequén. Ahora esta hacienda como más de 60 pertenecen a la empresa Catherwood Travels, creada por el ex banquero Roberto Hernández, el principal comprador de las haciendas en la península de Yucatán.

No sólo fue la lluvia. Un grupo de invitados a la boda sufrió el viernes un aparatoso accidente contra un autobús de transporte público en el pueblo de Timukuy, Yucatán. Un lujoso Mercedes Benz, propiedad de Jacinto Ponce Salinas, sobrino del ex mandatario, se estampó contra el autobús. Hubo cuatro lesionadas. Según el peritaje, el responsable fue el conductor del Mercedes Benz.

El mismo día de la boda, también cancelaron el concierto del Grupo Molotov en Mérida, sin dar explicaciones a los asistentes. Los Aluxes del Facebook dijeron que fue el despliegue de seguridad para la protección de los casi mil invitados a la “exclusiva” boda que se convirtió en la comidilla de los yucatecos.

Algo habrá también enfurecido a los Aluxes. Según la reportera local Cecilia Ricárdez, los organizadores de la “gran boda” le pidieron al señor Julio Torres, dueño de un pequeño circo en las afueras del pueblo de Tekit, que suspendiera sus funciones programadas para el fin de semana porque “no querían que el ruido y su circo entorpecieran las actividades de los invitados”.

A regañadientes, el señor Torres suspendió sus funciones. Le pagaron sólo 1,500 pesos y un circo todavía mayor se dio cita en los alrededores de esta hacienda que nunca había sido el centro de la fusión de política y farándula, más negocios y socialités, como en los mejores tiempos de don Olegario Molina, el amo y señor de la época de oro de las haciendas yucatecas.

El circo mayor

Al circo mayor le faltó la cereza del pastel. Se especuló sobre el arribo de Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, pero no acudieron. Tampoco los otros “hombres fuertes” del gabinete peñista, como el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y el titular de Hacienda, Luis Videgaray.

Por segunda vez en menos de un año, el peñismo se ausenta de las bodas de los hijos de Salinas. Así pasó en el enlace de Juan Cristóbal Salinas y Natalia Esponda, semanas antes de la toma de posesión, a finales del 2012. Salinas de Gortari preparó una mesa “central” en forma de herradura para tener a su diestra y siniestra a los más selectos convidados. Muchos de los invitados peñistas no llegaron y de última hora “el Innombrable” tuvo que mover la disposición de los asientos para que su mesa en forma de herradura no tuviera asientos vacíos.

Al parecer, en la boda de Emiliano Salinas, el joven de 37 años que aspira a ser gurú motivacional, y la actriz Ludwika Paleta, no ocurrió lo mismo.

Precavido, Salinas de Gortari dispuso las mesas para que se mezclara la farándula y la política, el negocio y la negociación, el estilo musical a la onda hipster con la fastuosidad impostada, al estilo El Padrino.

Eso sí, llegaron el novel gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, con su novia, Anahí, también de manufactura Televisa, el productor de telenovelas Juan Osorio, Ana de la Reguera, Marimar Vega, Maki y Juan Soler, entre otros de la farándula.

Los mandatarios de Quintana Roo, Campeche, Hidalgo y el anfitrión Rolando Zapata Bello, de Yucatán, convivieron con Nailea Norvind, Yadhira Carrillo y otras mujeres del espectáculo a la mexicana. No llegó Paulina Rubio, pero mandó su felicitación a través de Twitter.

Los infaltables de los eventos de la socialité salinista estuvieron presentes: Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón. El primero coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, el segundo, del Senado y, además, yucateco que suele presumir las fotos jugando golf en Mérida con Peña Nieto.

Hubo panistas del sexenio pasado como Roberto Gil Zuarth, actual senador, Gabriela Cuevas, y el canciller José Antonio Meade, ex titular de Hacienda con Calderón. Empresarios como Federico Sada, Alonso Ancira, Bernardo Quintana y José Antonio González.

Estuvieron presentes varios empresarios yucatecos que han convertido a Salinas de Gortari en su nuevo “gurú”, sobre todo, tras el desencuentro de éstos con el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco por un nuevo impuesto que quería impulsar la ex gobernadora.

En el “Gran Circo” de la boda, no hubo ni cochinita, ni papadzules ni panuchos. Exquisitos, los responsables de la empresa Les Croissants prepararon un menú mexicano al estilo La Condesa: pescado a la talla, chile ancho relleno de frijol, croquetas de plátano macho, tarta de chocolate, timbal de coco y mango. Acompañados con vino blanco de Baja California y vodka polaco, para darle gusto a los familiares de la señora Paleta.

Ni siquiera xtabentún ni las populares marquesitas con queso de bola holandés que se venden en Mérida.

Tampoco hubo jarana ni tocó la Orquesta Típica de Yukalpetén. No era una ceremonia folklórica sino elegante. Cuatro canciones cantó el grupo Simply Human y los novios bailaron All I Want is You, de la banda irlandesa U2, según la crónica de Alberto Tavira publicada en el blog Cuna de Grillos, dentro de Animal Político.

La revista Quién prepara una edición especial de la boda y la sección Gente del periódico Reforma en su edición dominical fueron los privilegiados con las fotos de la boda. La moda de la política socialité se impuso de nuevo. Farándula y política. Las nuevas telenovelas las protagonizan los juniors de la política y el gran padrino.

La compulsión por las haciendas

El beneficiario mayor de este convite fue, sin duda, el ex banquero Roberto Hernández, quien desde una década atrás ha comprado u obligado a vender a los dueños originales los viejos cascos de las haciendas henequeneras, símbolos del poder y la explotación de una “casta divina” yucateca, a la que le queda sólo el apellido, algunas fortunas venidas a menos y el recuerdo de las tiendas de raya.

Una buena parte de los exclusivos invitados se hospedaron en haciendas del grupo Catherwood Travels, de Hernández, como la Hacienda Temozón, en el kilómetro 128 de la carretera Mérida-Uxmal, que  presume tener sólo 28 cuartos exclusivos y cobra, mínimo, 600 dólares la noche.

Otros se hospedaron en la hacienda Itzincab Cámara, de 14 habitaciones y con “cenotes privados” y tres albercas, según la promoción en Youtube de esta hacienda ubicada en el pueblo de Tecoh, propiedad original de Camilo Cámara.

Estas haciendas, como las de Tekit de Regil, y mucha otras (Cholul, Ticul, Maxcanú, Yaxche, de Augusto L. Peón, o Hotzuc, de Eusebio Escalante, o Santa Rosa de Domingo Hurtado) fueron reacondicionadas por Roberto Hernández para que dejaran de ser recuerdos de la explotación de los trabajadores mayas del henequén y se convirtieran en exclusivos hoteles-boutique.

“La hacienda se construyó sobre la institución del concertaje, heredera a su vez de las encomiendas. El sistema de concertaje se construyó a lo largo del siglo XIX y hasta 1920, año en el cual oficialmente fue abolido, aunque como relación social pervivió hasta la modernización de la hacienda serrana en los años cincuenta”, escribe Gabriel Villamil en su tesis Las Fichas de Hacienda en Yucatán como Sistema de Endeudamiento Durante el Porfiriato (1875-1915).

El “concertaje” fue la modalidad del llamado “peonaje por deudas”, es decir, el sistema de esclavitud del porfiriato en las haciendas yucatecas que convertía a los indígenas no en asalariados sino en trabajadores endeudados permanentemente a través del sistema de tiendas de raya.

Ese es el modelo que ahora vende Roberto Hernández como “viaje al glorioso pasado” de la era porfiriana en sus hoteles-hacienda de Yucatán y Campeche.

Esas fueron las haciendas que hospedaron a los más exclusivos invitados de la boda Salinas-Paleta, y que ahora recrean su vista en las celdas de castigo y con las fichas o monedas de las haciendas.

Quizá por esta razón también los Aluxes andaban molestos.

6 Respuestas a “Los aluxes y la boda de Emiliano Salinas y Ludwika Paleta

  1. karina r. somonte

    Muy buen artículo..

  2. Extraordinaria crónica Don Jenaro. Nos das pie al recuerdo de aquellos pasajes de la historia no oficial de México y sus sistemas de esclavitud, pasados y presentes; del Yucatán henequenero donde las deudas de los padres y abuelos alcanzaban a nietos y bisnietos, y el México del siglo XXI de Elektra y los pagos chiquitos y eternos de la prole. Nos das pie a recordar que ese ex banquero, fue uno de los más beneficiados del salinato (que dejó de pagar miles de millones de pesos de impuestos por la vente de Banamex), que sin duda paga con esta boda político-farandulienta, los favores del pasado. En la crónica del buen Beto Tavira hace mención de los excesos de seguridad, desde luego, hay que decirlo, pagados por nosotros, pues fuerzas armadas, policía federal y local resguardaron el lugar sin ningún disimulo. En fin, derroche de amor, dicen, entre la actriz y el junior Salinas; mientras monsier socialité (salinas) seguramente haciendo lo suyo: política, moviendo los hilos del poder y muy seguramente, permeando su estatus como lider in-moral de esa clase política corrupta que él representa: Saludos: @antoniomedina41

  3. Entretenida averiguación anecdotista, aunque no se por que, pero me causo ganas de vomitar.la realidad recordada .

  4. A una reunion de negocios acudian destacados miembros de la sociedad mexicana: Rene Bejarano, Jorge Emilio González (el Niño Verde), Humberto Moreira, Javier Duarte y Emilio Azcarraga Jean. Al entrar a la Sala de Juntas en la mesa se encontraban 2 maletas de donde asomaban varios de billetes de 100 USD. Al ver esto, todos los participantes de la reunion se avalanzaron sobre la maleta al tiempo que gritaban “Es mia, es mia”. Despues de 10 minutos de gritos, empujones, codazos, patadas, piquetes de ojos, recordatorios familiares y uno que otro albur, los 5 deciden calmarse y llegan al acuerdo de que el que describa con mayor exactitud de que esta hecha la maleta, cuanto dinero tiene y para que es el dinero se quedara con ella. El primero en intentar es Bejarano:

    – Las maleta son de piel de vaca argentina, son cinco millones y son para una campaña politica.

    Toca el turno al Niño Verde:

    – Las maleta son de material reciclable, son 2 millones de dólares y son para comprar unos permisos en Cancun.
    – Son de piel apocrifa, con 3 mil millones para pagar deudas – dice Moreira.
    – Son 2 millones de dolares y son para comprar tamales Chilangos el dia de la Candelaria – explica Duarte.

    Finalmente toca el turno a Emilio Azcarraga Jean que muy seguro de sí dice:

    – ¿Cuales 2 maletas? Eran 230 maletas de a 1 millon USD cada una y eran para pagar mis impuestos.

    • Republicans and Media Millionaires were going to have a business meeting at Miami when they saw 2 suitcases with some 100 USD bills showing out of them. All the honest men there ran with no hesitation in order to own the luggage while screaming “Its mine, its mine”. After some minutes fighting, they made a deal. Who knows how much cash was in the baggage and what it will be used for, could keep it.

      The first try was for Kyle Foggo and Brent Wilkes:

      – The suitcases have 12 million USD and we will spend it renting an Scotish Castle.

      Then it was Felipe Sixto’s turn:

      – They have 600 thousand USD to buy some cigarrs from Cuba.

      Finally it was turn for Rupert Murdoch and Emilio Azcarraga Jean:

      – Just 2 suitcases? They were 230 suitcases with 1 million USD each, to pay SKY and Televisa Taxes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s