Elba Esther-Peña Nieto, del amor al rencor en el Estado de México (Segunda Parte)

Jenaro Villamil
Segunda parte del reportaje “Elba Esther-Peña Nieto, del amor al rencor en el Estado de México”. Consulta la primera parte aquí.

La Aliada de Otros Tiempos

EEG y EPNDesde el gobierno de Arturo Montiel, Elba Esther Gordillo y los 50 mil maestros del SNTE en toda la entidad se convirtieron en aliados fundamentales para las aspiraciones presidenciales del entonces gobernador.

A ambos los unía un adversario común: Roberto Madrazo, dirigente nacional del PRI que se confrontó con Gordillo hasta llegar a la expulsión de la maestra de las filas del tricolor, y quien rivalizó con Montiel por la nominación presidencial del PRI en el 2006.

Experta en navegar en dos aguas al mismo tiempo, Gordillo apoyó al gobierno federal del panista Felipe Calderón, al tiempo que selló un pacto el 5 de marzo de 2008 con Peña Nieto para llevarlo hasta la presidencia de la República.

En aquella ocasión, Peña Nieto inauguró los congresos de las secciones 17 y 36 del SNTE en el Estado de México. Elba Esther inició su carrera política y magisterial en la sección 36, de la cual fue secretaria general antes de ascender al liderazgo nacional del SNTE, tras la defenestración de Carlos Jonguitud, su mentor. La sección 36 abarca los municipios más poblados de la entidad como Ciudad Nezahualcóyotl, Ecatepec y otros del Valle de México.

Gracias a esa alianza, Peña Nieto le otorgó privilegios y beneficios a la maestra. Le respetó el pago de 2 salarios que Gordillo cobraba desde 1992 sin trabajar: como directora y maestra de primaria. Tan sólo en 2007, a la dirigente nacional del SNTE los Servicios Educativos Integrados del Estado de México (SEIEM) le pagó por concepto de sueldos neto, aguinaldo, prima vacacional, bonos y otros rubros: 252 mil 280 pesos, sin presentarse un solo día al aula, según la propia información liberada por la Unidad de Transparencia del SEIEM.

Al mismo tiempo, el SEIEM, organismo responsable de administrar el pago a los 50 mil maestros del SNTE del sistema federal, autorizó que 227 profesores cobraran su salario sin trabajar en el aula porque estaban “comisionados” en actividades sindicales. En realidad, se volvieron operadores electorales de las campañas de 2009 y 2011.

La protección de Peña Nieto a Elba Esther incluía a la familia de la dirigente magisterial. Su hermana, Marta Leticia Gordillo Morales, trabajó en el SEIEM, con un sueldo mensual de 36 mil 184 pesos, como jefatura de sección. Su plaza magisterial, ubicada en Tlanepantla de Baz, incluyó desde 2009 el pago de varios “apoyos” mensuales, según una investigación divulgada por MVS Noticias, en mayo de 2012.

Otro evento clave en la alianza entre Peña Nieto y Elba Esther ocurrió el 19 de noviembre de 2010. Ambos volvieron a posar juntos en la inauguración de las oficinas de la sección 36 del SNTE, en Ecatepec, el municipio gobernado por Eruviel Avila. El gobierno peñista invirtió 70 millones de pesos para la nueva sede sindical.

En el evento, Gordillo le dio todo su apoyo a Peña Nieto y marcó un deslinde frente a la administración panista de Felipe Calderón.

“Nuestro reconocimiento y gratitud a su gobierno y nuestro deseo de que los sueños seamos capaces de hacerlos realidad”, le dijo Elba Esther a Peña Nieto. La maestra le guiñó el ojo en el momento que anunció que el SNTE dispondría de 50 millones de pesos de las cuotas sindicales para otorgar becas a niños destacados del país, incluyendo los del Estado de México.

Para los buenos entendedores de la operación electoral, Gordillo anunciaba así la disposición del sindicato magisterial de ofrecer recursos y sus bases de datos para hacer realidad el “sueño” compartido: ganar la presidencia de la República en julio del 2012.

Además, la alianza con Elba Esther le garantizó a Peña Nieto el apoyo de otros gobernadores con quienes la lideresa del SNTE tenía una relación especial: Humberto Moreira, a quien ambos impulsaron para llegar a la presidencia nacional del PRI; César Duarte, de Chihuahua; Rafael Moreno Valle, en Puebla; Egidio Torres Cantú, en Tamaulipas; Angel Aguirre, en Guerrero; Juan Sabines, en Chiapas, entre otros.

Eruviel Avila, el “mensajero” fallido

“Necesito de la maestra Elba Esther; necesito de los maestros del Estado de México del sector federalizado; necesito de todos”, clamó Eruviel Avila en el último día de su precampaña para la gubernatura en 2011.

Gordillo le cumplió a Avila y éste se comprometió desde entonces con la poderosa dirigente sindical. Los últimos eventos públicos de la “presidenta vitalicia” del SNTE se realizaron en territorio mexiquense, con la presencia de Eruviel Avila.

El 6 de febrero pasado, día de su cumpleaños, y en pleno conflicto por la aprobación de la reforma educativa a la que se opuso una y otra vez, Gordillo le encargó a Avila llevar un “mensaje” a Peña Nieto.

“Doctor Eruviel Avila, por favor transmita al señor presidente que los maestros de México somos sus amigos, lo hemos sido siempre y lo seguiremos siendo por el bien de la patria”, afirmó Elba Esther.

Conocedora de las formas y fórmulas del poder priista, Gordillo por primera vez hacía pública su falta de interlocución directa con Peña Nieto y “encomendaba” a Eruviel Avila ser el intermediario.

Conciliador, Avila exhortó a los maestros reunidos en la trigésima sexta reunión de la unidad de los trabajadores de la educación del Estado de México a que “todos sigamos haciendo la tarea, para que todos sigamos haciendo y aportando la parte que nos corresponde. El ejemplo lo pone a nivel nacional nuestro presidente de la República”.

La reunión entre Avila y la dirigencia sindical, encabezada por Elba Esther, también se realizó en un contexto especial: las versiones insistentes en el Estado de México de un presunto distanciamiento entre Eruviel Avila y Peña Nieto, a raíz de las designaciones de integrantes del gabinete estatal y de un realineamiento a favor de los montielistas.

Uno de esos nombramientos es el de Isidro Pastor, ex dirigente estatal del PRI y antiguo adversario interno de Peña Nieto durante el proceso de sucesión de Montiel en 2005. Avila nombró a Pastor como secretario de Desarrollo Metropolitano.

La detención de Elba Esther Gordillo también agarró por sorpresa a Avila. Fue uno de los 11 gobernadores reunidos en la Secretaría de Gobernación para evitar movilizaciones y actos de protesta del sindicato.

El 28 de febrero, Avila afirmó que en el Estado de México “tenemos nuestra actividad educativa normal. Ya tuve contacto telefónico con líderes (magisteriales) y así que hay que trabajar por el bien de la educación de calidad y este incidente que todos conocemos (la detención de Gordillo) deberá seguir su cauce legal”.

2 Respuestas a “Elba Esther-Peña Nieto, del amor al rencor en el Estado de México (Segunda Parte)

  1. miguel castillo

    delincuencia organizada namas para los que votaron por el pri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s