#TorreDePemex: abandono, inseguridad, soberbia (Primera Parte)

Jenaro Villamil

Primera parte del texto original publicado en Proceso No. 1892

Torre Pemex 02Las fallas de seguridad que derivaron en la explosión que el 31 de enero mató a más de 30 personas e hirió a decenas en las instalaciones administrativas de Pemex están claras. Un informe de la Subdirección de Servicios Corporativos muestra cómo la prioridad es presumir de grandes logros en tanto se minimizan los riesgos, las carencias y los muchos incidentes reportados.

Considerada en su momento una obra “desafiante y emblemática de una generación de mexicanos que aprendió a pensar en grande”, la Torre Ejecutiva y el complejo de edificios que configuran el Centro de Administración de Pemex (CAP) constituyen una trampa mortal para las casi 10 mil personas que laboran en ellos.

Así lo dejan entrever los informes oficiales de la paraestatal. Tan sólo durante el 2011, en los edificios del CAP se registraron un total de 2,974 emergencias, de las cuales una fue un conato de incendio, 15 fugas de agua, 10 fugas de gas, 10 cortos circuitos, 69 olores a quemado, 2 derrames de agua, 266 alarmas de los sistemas de detección, 1,535 participaciones en simulacros y 1,063 eventos de protección contra incendio, según el informe de la Subdirección de Servicios Corporativos, el área responsable de servicios generales, mantenimiento y obra pública de la paraestatal.

En el apartado de protección civil en su informe de “Logros 2011” la Subdirección de Servicios Corporativos advierte que “algunas de las tareas de protección civil más usuales, encaminadas, sobre todo, al resguardo de las personas, son los servicios de alarma, los sistemas de evacuación, el salvamiento, los primeros auxilios, la lucha contra incendios, el señalamiento de zonas peligrosas y medidas de urgencia para el restablecimiento de los servicios indispensables”.

“Durante 2011 se han atendido 2,974 casos de emergencia. Resalta el trabajo de prevención de daños mayores ante la posible ocurrencia de un incendio generalizado”, advirtió el informe.

En el edificio B-2 de 13 pisos, donde laboran 1,590 personas, se han registrado distintos incidentes, antes de la tragedia del pasado 31 de enero. En 2012 hubo un incendio en el cuarto piso, sin que se registrara ningún herido. En septiembre de 1982, a unos días de la nacionalización de la banca, en el sexto piso del mismo edificio ocurrió un incendio que fue sofocado después de las 9 de la mañana.

En aquella ocasión, la revista Proceso publicó:

“El rumor, que luego se convirtió en realidad, cundió como reguero de pólvora: los archivos de Pemex fueron los que se incendiaron. Y fueron los archivos de las áreas de explotación, proveeduría y almacenes, proyectos y construcción de obras del personal de confianza” (Proceso, No. 306).

Treinta y dos años después, ocurrió el siniestro en el mismo edificio, provocando 34 muertos y decenas de heridos, según los últimos balances de la tarde del sábado 2 de febrero.

La mayoría de las víctimas son personal sindicalizado que laboraban en la Planta Baja y otros trabajadores que estaban en los sótanos del edificio, en el momento más delicado por el cambio de turno laboral.

El siniestro provocó que se perdieran todos los archivos del área de Recursos Humanos, incluyendo decenas de demandas laborales que tiene Pemex con sus trabajadores, así como contratos y otros documentos del “archivo muerto” de la paraestatal.

Accidentes y Escándalos

Las dimensiones de la tragedia coinciden con advertencias que se han hecho en los últimos cuatro años sobre la inseguridad y vulnerabilidad de las instalaciones del CAP, debido a sus más de 30 años de antigüedad, a las deficiencias de sus sistemas operativos, entre otras deficiencias.

La Torre Ejecutiva de Pemex y el complejo de edificios aledaños fueron diseñados por el arquitecto Pedro Moctezuma Díaz Infante (padre del político Esteban Moctezuma Barragán, ex secretario de Gobernación en el zedillismo) y fue presumido como el “primer edificio inteligente” del país.

Tras cinco años de planeación, la construcción se inició en 1981 y se inauguró en 1982, el mismo año de la nacionalización de la banca y cuando terminó el boom petrolero protagonizado por el entonces director de la paraestatal, Jorge Díaz Serrano.

El incendio del 6 de septiembre de 1982 en el edificio B-2 ocurrió cuando se iniciaban en Estados Unidos juicios contra empresarios que sobornaron a funcionarios de Pemex en la época de Díaz Serrano.

El 27 de septiembre del mismo año, Rafael Rodríguez Castañeda escribió en Proceso:

“Es probable que el incendio haya consumido pruebas y constancias del expediente negro de Jorge Díaz Serrano. Esto tal vez nunca se llegue a saber. Por lo pronto, empero, el ahora senador por Sonora se ve perseguido por datos implacables que provienen de allá, de Estados Unidos, el país donde abundan sus amigos y donde, apoyándose en sus ambiciosos planes, muchas empresas hicieron grandes negocios al amparo del efímero ensueño de la riqueza petrolera mexicana” (Proceso, No. 308).

También el ingeniero Heberto Castillo, colaborador de Proceso durante décadas y crítico severo de la administración de Jorge Díaz Serrano, vinculó el accidente con el escándalo de las empresas perforadoras donde tenía intereses el entonces director de Pemex.

“El incendio de las oficinas administrativas de Pemex y la destrucción de los archivos que guardaban sus computadoras puede estar relacionado con las aventuras de Jorge Díaz Serrano en la economía privada nacional. Él desvió importantes contratos hacia su empresa Permargo y hacia otras que hacían lo que se llama ingeniería de proyectos. El rumor insistente de que se actuaría contra él al término del mandato de José López Portillo lo ha hecho, incluso, ponerse a escribir en un diario de negro desprestigio echeverrista para cubrirse las espaldas”, escribió Heberto Castillo (“Fuera Máscaras”, Proceso, No. 307).

El peor accidente en el complejo de edificios del Centro de Administración de Pemex también está enmarcado en investigaciones sobre corruptelas en la paraestatal.

Tres días antes de la tragedia del 31 de enero, en Estados Unidos se ventiló la investigación realizada por la Securites Exchange Commission (SEC), organismo regulador bursátil, sobre presuntos sobornos que pagó en 2004  la empresa alemana Siemens a  “asesores y consultores en varios países”, incluyendo el pago de 2.6 millones de dólares al empresario mexicano Jaime Federico Said Camil Garza para sobornar a altos funcionarios de Pemex. Jaime Camil es identificado como un empresario cercano al gobierno de Vicente Fox y amigo del actual presidente Enrique Peña Nieto.

La investigación de 38 páginas de la SEC señala que “a finales de 2004, Siemens PG y Siemens SA de CV, una entidad regional, hicieron tres pagos ilícitos por separado, que sumaron unos 2.6 millones de dólares, a un asesor de negocios conectado con la política para asistirle en solventar pagos por demandas relativas al incumplimiento a tiempo de proyectos de modernización de tres refinerías en México”.

El dictamen de la SEC se deriva de una demanda civil que Pemex presentó en diciembre de 2012 ante una corte de Nueva York por 500 millones de dólares en contra de Siemens, por presuntos actos de corrupción en la modernización de la refinería de Cadereyta, en el que podrían estar involucrados altos funcionarios de Pemex en las administraciones de Raúl Muñoz Leos (2000-2004) y Luis Ramírez Corzo (2004-2006), ex directores generales de la paraestatal, así como la empresa coreana SK Engineering and Construction.

Continúa mañana

4 Respuestas a “#TorreDePemex: abandono, inseguridad, soberbia (Primera Parte)

  1. “La Jornada” dice que no hubo fuego de ninguna clase ni heridos quemados en los hospitales:

    http://www.jornada.unam.mx/2013/02/02/politica/002n1pol
    http://www.jornada.unam.mx/2013/02/02/politica/007n1pol
    http://www.jornada.unam.mx/2013/02/02/politica/004n2pol

    El que no haya habido fuego abre la posibilidad de que se haya tratado de una falla estructural.

    Es cierto que el PRIsidente EPN ha pedido no especular al respecto, sin embargo no hay que perder de vista que uno de los edificios de PEMEX ya exhibia desprendimientos entre pisos, visibles en la zona de las escaleras y que se hicieron evidentes en los temblores del año pasado.

    Como siempre lo mejor es esperar el analisis de los expertos y que el gobierno de a conocer las causas REALES del siniestro, sin mentiras ni negociaciones en lo oscurito, que busquen evitar afectar su Reforma Energetica.

    Muchos no estamos de acuerdo con la entrada de la IP “Nacional” a PEMEX, por lo desastres causados con anterioridad por esta (FOBAPROA, Mexicana de Aviacion, etc). Seria un buen momento para reflexionar al respecto, porque seria peligroso tener a sujetos perversos como los Azcarraga (Mexicana de Aviacion) o los Chedraui (Banca Serfin con un total aproximado de 120 millones USD del FOBAPROA) manejando el tesoro nacional sin conocimiento ni experiencia y si con mucha corrupcion.

    Cuando Slim tomo el control de TELMEX y puso su red de fibra optica (lo que sugiere le requirio una enorme inversion que probablemente puso en jaque a su compañia), provoco una evolucion tecnologica en MX. Muchas personas pudieron adquirir no solo el servicio de Internet en casa, sino tambien una computadora que podia pagarse con el recibo telefonico. La contribucion de Slim al desarrollo tecnologico de MX nos la ha estado cobrando caro, como muchos ciudadanos han hecho notar desde hace años. Pero hay “empresarios” que ni siquiera piensan en invertir, sino que todo lo quieren “peladito y a la boca”, como sucedio con la fibra optica de la CFE y que TELEVISA y otros mas utilizan a modicas cuotas y en abonos.

  2. Hay tuberías de Gas Natural abajo de los edificios de PEMEX como para volar un edificio? De tratarse de Gas Natural, eso significa que los empleados de la paraestatal están sentados en una bomba de tiempo que ya explotó una vez. Aun cuando no se trate de un atentado a modo de protesta, de todos modos se debe replantear la ubicacion de las tuberias y la participación de la iniciativa privada en PEMEX.

    Debido a los desastres causados con anterioridad por la Iniciativa Privada Nacional (FOBAPROA, Mexicana de Aviacion, etc), seria un buen momento para reflexionar acerca de la Reforma Energética, porque seria peligroso tener a sujetos perversos como los Azcarraga (Mexicana de Aviacion) o los Chedraui (Banca Serfin con un total aproximado de 120 millones USD del FOBAPROA) manejando el tesoro nacional sin conocimiento ni experiencia y si con mucha corrupcion.

    Cuando Slim tomo el control de TELMEX y puso su red de fibra optica (lo que sugiere le requirio una enorme inversion que probablemente puso en jaque a su compañia), provoco una evolucion tecnologica en MX. Muchas personas pudieron adquirir no solo el servicio de Internet en casa, sino tambien una computadora que podia pagarse con el recibo telefonico. La contribucion de Slim al desarrollo tecnologico de MX nos la ha estado cobrando caro, como muchos ciudadanos han hecho notar desde hace años. Pero hay “empresarios” que ni siquiera piensan en invertir, sino que todo lo quieren “peladito y a la boca”, como sucedio con la fibra optica de la CFE y que TELEVISA y otros mas utilizan a modicas cuotas y en abonos.

    • Como comentario a parte, a TELEVISA (Emilio Azcarrga Jean) le gusta tener bajo su control a personas, empresas e instituciones (bajo el control de un perverso). Uno de sus lemas es “La Informacion es Poder”. Silenciar a todo aquel que lo critique o lo cuestione, es una practica bastante comun en estos sujetos. No le gusta que la gente se entere de sus actividades ilicitas o corruptas y justamente esta es la manera de combatirlo.

      El año pasado, algunas personas de la UNAM estuvieron presentes en un programa nocturno de TV Azteca llamado Shalala. Y una de esas personas menciono que estaban siendo agredidas. Es probable que por esta razon, “La Jornada” haya sido intimidada y ahora su primera plana luce como una portada del TV y Novelas, mostrando el mejor angulo del PRIsidente Peña Nieto, como si fuera galan de novela de TELEVISA:

      http://www.jornada.unam.mx/2013/02/03/

      Por ahi se menciona que el periodismo es una carrera muy peligrosa de ejercer en MX. Pero me parece que el vivir en MX donde se encuentra el PRI y TELEVISA y hay narcotrafico y secuestro es peligroso para todos los habitantes del pais, y no solo para los periodistas. Siguen habiendo politicos del PRI que amenazan con desaparecer gente y que se presentan con Ricardo Rocha en las noches a hacer sus amenazas (como Gamboa Patron y el mismo Beltrones).

      Simplemente hay que comparar la cantidad de victimas mortales por la guerra contra el narcotrafico mas los muertos en el Casino Royale, mas los muertos del Lobombo, mas la guarderia ABC, etc, etc, etc. Son por mucho mas los ciudadanos comunes y corrientes muertos que los periodistas.

      ¿A que le temen si todos estamos viviendo lo mismo?

      A TELEVISA le gusta dividir a sus enemigos y enfrentarlos entre si. No le hagan facil esa tarea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s