#YoSoyCan26 o cómo no creer en jaurías expiatorias

Por Jenaro Villamil

yosoycan26El lunes 7 de enero la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal capturó a 25 perros en un operativo realizado en el Cerro de la Estrella, de la delegación Iztapalapa. No fueron llevados a ningún albergue, sino detenidos en calidad de “presuntos culpables” de la muerte de una pareja de adolescentes, una mujer y su bebé de ocho meses que fallecieron unas semanas antes.

La historia de la “jauría asesina” fue corroborada por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal ese mismo día cuando informó que los dictámenes periciales concluyeron que las lesiones que presentaban los cuerpos fueron producidas “por ataques de algún o algunos animales, muy probablemente del tipo canino”.

Bastó esta frase para desatar un nuevo episodio cercano a la comedia bufa, donde la PGJDF vuelve a estar en el epicentro de las críticas, sobre todo, en redes sociales y ante los familiares de algunas de las víctimas que no creen en la versión de la “jauría asesina”.

El lunes en la noche y a lo largo del martes 8 de enero en Twitter el hashtag #YoSoyCan26 se convirtió en Trending Topic. Los comentarios no sólo eran a favor de la liberación y el cuidado de los 25 perros detenidos sino un llamado mínimo a la mesura y cordura de las autoridades.

“Sólo en México es más peligroso ser manifestante o perro, que sicario y narcotraficante”, resumió la cuenta @Revolucion_132, haciendo una clara referencia a las detenciones arbitrarias del 1 de diciembre de 2012. “Los humanos que asesinaron a las 4 personas deben estar tiradas de la risa de cómo se escaparon de la justicia, qué vergüenza”, reafirmó @chemo_the_emo.

Lo más increíble del asunto es que el mismo 8 de enero las autoridades de la delegación Iztapalapa afirmaron frente a medios de comunicación que la PGJDF no cuenta con “pruebas suficientes” para inculpar a los 25 perros capturados como presunta “jauría asesina”, mientras que el número de víctimas se elevó a 5 personas fallecidas por ataques de amores perros en el Cerro de la Estrella.

Continuar leyendo.

5 Respuestas a “#YoSoyCan26 o cómo no creer en jaurías expiatorias

  1. ALELUYA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    GRACIAS A DIOS POR ESTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    CLARO QUE SON INOCENTES Y NO PERMITIREMOS MAS INJUSTICIAS!!!!!!!!!!!!! GRACIAS DIOS GRACIAS!!! ESTAMOS DESPERTANDO…
    >PERRITOS LIBRES> TODOS VAMOS POR SU LIBERACIÓN, NO PERMITAMOS MAS TORTURA Y SUFRIMIENTO DE PERRITO INOCENTES!!!! DE ANIMALES QUE SIENTEN Y A LOS QUE AMAMOS!!!!!!!!
    POR FAVOR DIOS AYÚDANOS A AYUDARLOS.

  2. Tengo la teoría (para la cual no se necesitan dos dedos de frente) de que twitter y las redes sociales no son más que la masificación de un espacio público donde cada quien puede decir las mismas idioteces que antes nos reservábamos para conversaciones banqueteras o en nuestras casas. El nivel de discusión de los temas es pobre y no se tiene la intención de analizar los temas sino opinar a chacoteo o chisme (lo que tiene también su valor crítico lo reconozco). Es difícil distinguir los que usan determinado HT para expresar una opinión de los que son sarcásticos y a veces hasta los que de plano se burlan. Siguiendo el mismo tema (pero sucede con cualquiera) ya no sabía si era a favor de los perros o burlándose de Yo Soy 132 o criticar a la PGJ o nomás por meter ruido. Realmente es doloroso ver como un espacio público más grande no hace una discusión pública más profunda.

    Aparte de eso quiero contarte mi experiencia. Vivo junto al mentado cerro y subo a recorrerlo bastante a menudo. Las jaurías de perros existen. Sobre todo en los linderos del parque donde pueden bajar por comida o bien donde son alimentados por las campesinos que tienen tierras de cultivo para que ahuyenten a los posibles intrusos. Por lo mismo hay algunos caminos donde los perros son muy bravos y no es raro encontrar restos de algún animal destazado por ellos. Además han proliferado porque se meten al panteón civil San Nicolás Tolentino donde, entre las tumbas, las hembras tienen a sus camadas y se esconden muchos perros sin casa (eso de salvajes es también demasiado relativo). Yo vivo como a un kilómetro del parque y hay temporadas en que no es raro ver pasar en la madrugada grupos de 10 a 20 perros que se aventuran a salir de las cercanías del parque. No atacan a las personas pero sí son hostiles y no perdonan perros o gatos que se crucen. Así que yo sí creo que es probable un ataque de los animales. Mientras, en twitter, ¡hay que ver los comentarios acerca de los pobres e indefensos animales de la foto! ¿De qué esperan que esté compuesta una jauría de perros abandonados? ¿Rotweillers?

    Ahora bien. La información es más confusa que aclaratoria. La mayoría de artículos señalan que fue en la zona aledaña a las calles Matlalotzin (Metlalotziht dicen algunos) y Morelos en Valle de Luces 3a sección. Si bien la primera calle es más bien una callejuela te aseguro que es una zona habitada. Ahora le suman la chica muerta el 16 de diciembre muerta 10 cuadras más abajo donde no solo está habitado sino que se halla a varias decenas de metros del primer punto donde los perros podrían escapar al parque. Resulta pues que nadie oyó nada y tan segura está la gente de que no escuchó nada que no falta el que dice que seguro los mataron por narcomenudeo. Además por el tipo de vegetación que se ve en las fotos donde recogen los cadáveres (me parece que de la pareja) yo diría que es varios metros más arriba, efectivamente dentro del parque y en una zona ya deshabitada. Debo aceptar que esa zona sí es bastante conflictiva pero precisamente por eso lo primero que hace la gente no es esconderse sino asomarse porque hay muchos vínculos familiares en la zona y nunca sabe uno si le toca a la familia propia.

    En fin que conforme más leo el tal twitter más me frustro de la cantidad de tonterías que se dicen, luego veo los periódicos y sale peor. La opinología y el sospechosismo salen a relucir acompañados de prejuicios, discriminación, morbo, etc. Y lo peor de todo es que ni me puedo quejar a gusto porque semejante conglomerado y contraposición de opiniones injustificadas constituye la “libertad” de expresión y la democracia y esas cosas. Mientras yo nomás aquí, como dicen “con el Jesús en la boca”, rogando que no sea una trastada chupacabresca de Mancera y/o colaboradores; y/o que las pruebas periciales permitan identificar a los perros y que no se los vayan a escabechar a todos.

  3. Bonus: no voy a dejar de subir al cerro. Es un espacio único y privilegiado que quizá en dos generaciones ya no exista. Lo recomiendo ampliamente sólo llévense algún palo de bastón o vayan en grupo si se meten muy temprano o muy tarde entre los caminos rurales. No tanto por los perros más bien por las bestias humanas pero les puedo asegurar que es una zona bastante segura y que he disfrutado durante 15 años sin incidente alguno.

  4. La teoria a la que llego la PGJ, de los perros asesinos seguramente se las filtro el lic, bazbaz sacal , sin duda.

  5. Juan Antonio De la Rosa

    No es posible que la incapacidad de las autoridades, busquen y encuentren como chivos espiatorios a unos pobres e indefensos perros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s