Fin del Mundo, las Vertientes de una Falacia

Jenaro Villamil

El factor MayaHace veinte años comenzó a propalarse la falacia. Un texto escrito por José Argüelles, El Factor Maya, un Camino más Allá de la Tecnología, introdujo los elementos de fanatismo. El libro, que circula ampliamente en internet, afirmó que “la fecha que coincide con nuestro calendario con el final del Baktun 13 o del ciclo cósmico de 5,20 años es el 21 de diciembre de 2012”.

Esta coincidencia del ciclo largo de las cuentas de los mayas con las fechas de ahora, llevó a Argüelles y a miles de sus seguidores a tomar como literales algunas frases del recuento clásico que la civilización mesoamericana realizaba de catástrofes o cambios climáticos. Los mayas realizaban esto no como resultado de una profecía sino de recuentos y vaticinios para pronosticar malas épocas y evitar la furia de la naturaleza, representada en diversas deidades.

Argüelles convocó a la Convergencia Americana el 15 y 16 de agosto de 1987 para celebrar el final de 22 ciclos de 52 años. Luego promovió la fundación del Movimiento Arcoiris, en Estados Unidos. De ahí surgieron las primeras comunidades norteamericanas creyentes de las “recetas” sobre el fin del mundo.

Tan exitosa ha sido su promoción que el libro El Factor Maya tiene 8 millones 090 mil descargas en los documentos de Google.

Más recientemente, el arquitecto colombiano Fernando Malkún enumeró 7 profecías que, según él, se desprenden de los escritos mayas. Nunca aclaró cuáles y según qué interpretaciones. Grabó un video en Youtube que también ha circulado entre las comunidades apocalípticas de internet. Tiene 40,425 reproducciones.

Otras teorías sobre el fin del mundo han proliferado en este año, mezclando fanfarronadas de corte animista, con religiones de corte new age y hasta supuestos “descubrimientos” astronómicos que mencionan a extraños cuerpos celestes, como los “planetas” Niburu o Planet X que se impactarían contra la Tierra.

Las cibercomunidades apocalípticas han mezclado las predicciones y cálculos mayas del fin del ciclo de 5,125 años  (1 millón 872 mil días) en la “cuenta larga” de los baktunes con el hecho científicamente comprobado que hace 65 millones de años el impacto de un meteorito en la Península de Yucatán provocó el fin de una era geológica y de los dinosaurios. Es el famoso meteorito de Chicxulub cuya existencia pasó del mito a tesis científica.

Los creyentes en el “fin del mundo” mencionan que se puede impactar otro cuerpo celeste –meteorito, asteroide o planeta-, pero no acreditan más que con imágenes virtuales sus teorías.

Tan fuerte ha sido la oleada de creencias entre los norteamericanos que el 19 de diciembre la NASA emitió un boletín con el título “Sobre 2012, por qué el Mundo no se va a Acabar”.

La NASA, en un tono de contenida ironía, recordó que se predijo una catástrofe en mayo de 2003 y no sucedió nada. Explicó que el calendario maya del solsticio de invierno habla del fin de la “cuenta larga” no del fin del mundo. Desmintió que esta institución o alguna otra organización científica “haya predicho el colapso entre el 23 y 25 de diciembre”.

La NASA también desmiente que existan planetas nuevos o meteoritos que amenacen con estrellarse contra la tierra.

2 Respuestas a “Fin del Mundo, las Vertientes de una Falacia

  1. maría raquel muñoz pérez

    Hay personas tan deseosas de creer en algo, que aunque sean mentiras o cosas descabelladas,, se enganchan a ellas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s