Acceso a la Información, Periodismo y Redes Sociales, Escenarios Futuros (Primera Parte)

Jenaro Villamil

Primera parte del Ensayo escrito para el INFODF

El 12 de junio de 2002, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, la Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública en México. Fue la primera reforma a la estructura del sistema político –y quizá la única de esa trascendencia- realizado en el “sexenio del cambio”, encabezado por el panista Vicente Fox.

Fue también uno de los primeros avances tangibles para reglamentar el artículo 7º. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que consagraba, desde 25 años atrás, el derecho a la información como parte de la primera gran reforma política que inició formalmente el proceso de transición a la democracia.

En esos momentos pocas fuerzas sociales alcanzaron a percibir las dimensiones del cambio fundamental al sistema político que representaba obligar a todas las instancias del Poder Ejecutivo federal a publicar de manera completa los datos relacionados con contrataciones, licitaciones, presupuesto, nóminas, deliberaciones para la toma de decisiones, etc.

La principal resistencia provino del propio gremio periodístico. El acceso a la información era un concepto difícil de digerir o desconocido. La mayoría de los periodistas mexicanos, de la vieja guardia, menospreciaban o leían con extraña curiosidad lo que se acababa de aprobar. Había apoyo en términos informativos, pero no entendimiento de los cambios que iniciaban. Los más interesados eran los jóvenes periodistas y estudiantes de comunicación que estaban más familiarizados con la búsqueda documental a través de instrumentos digitales y cibernéticos, como el internet, y también hacían una clara apuesta a favor del periodismo de investigación.

Mucho menos se dimensionó el hecho de que se creaba un nuevo ente administrativo, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), con un grado de autonomía mucho mayor al organismo que proponía el gobierno federal, a través de la Secretaría de la Función Pública y de la Secretaría de Gobernación, aunque sin llegar a ser el IFE de la transaprencia como algunos queríamos.

La ley federal y el organismo creado, el IFAI, pronto tendría sus similares en las 31 entidades federativas y en el Distrito Federal. En esta ciudad, a pesar de las resistencias originales del gobierno capitalino y del escaso apoyo de las fuerzas mayoritarias, la ley local y la creación del Instituto de Acceso a la información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal entró en vigor en 2004, un año después de la federal.

El crecimiento de las solicitudes de acceso a la información en este periodo es un hecho incontrastable del éxito de este nuevo derecho. A nivel nacional, del 12 de junio de 2003 al 31 de octubre de 2011 (101 meses) se habían contabilizado: 719, 075 solicitudes de información (Informe del comisionado Angel Trinidad Zaldívar, 11 noviembre 2012). En el Distrito Federal, de 2004 a septiembre de 2011 se contabilizaron 331, 153 solicitudes de acceso (Informe Estadístico del Ejercicio del Derecho a la Información Pública en el Distrito Federal, Noviembre 2011). Es decir, las solicitudes realizadas en el Distrito Federal ante el InfoDF representan casi el 50 por ciento de todas las solicitudes realizadas a nivel nacional ante el IFAI, a pesar de que la ley capitalina entró en vigor un año después.

Sigue leyendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s