¿A qué le teme Felipe Calderón?

por Daniel Martínez Cunill

Cercanas las elecciones presidenciales en México es bueno recordar que el gobierno de Calderón inició con un gran déficit de legitimidad. No discutiré si hubo fraude o no. Sólo señalaré que el propio Calderón sabía en el 2006 que asumía el gobierno en un contexto de repudio y cuestionamiento al poder que iba a ejercer.

La razón profunda de Calderón para desencadenar la guerra contra el Narco, sin estrategia, sin inteligencia previa, sin depurar los aparatos policiales e improvisando acciones, fue el temor, porque había violado desde el primer día las normas que le hubieran dado la legitimidad necesaria para que la ciudadanía acatara su derecho a mandar.

Es obvio que Calderón nunca leyó a Sun Tzu que enseña: “Quien gana un combate es fuerte, quien gana antes de combatir, poderoso. La verdadera maestría es vencer sin combatir”. A cambio, Calderón ávido de legitimidad, se entrega en manos de policías y militares y desata una guerra que no tenía ganada ni podía ganar por improvisada.

Para lograr la aceptación, cualquier gobierno requiere desde antes de asumir el poder, gozar de lo que llamaríamos una­ legitimidad previa El fundamento del poder reside en su legitimidad y sus posibilidades de construir la paz y la seguridad dependerán del respeto a un conjunto de normas ya incorporadas en la sociedad y generadas en sus orígenes desde el consenso. Tanto la seguridad como la paz que emanará de ella sólo se pueden alcanzar  si el poder ascendente se sustenta en una legitimidad previa.

Incluso, aún y contando con legitimidad, el accionar inicial de un gobierno es el que habitúa progresivamente a los ciudadanos a dar su aprobación mayoritaria. Es decir que Calderón debió demostrar primero que respetaba las leyes y principios para que le pueblo lo respetara a él y sus decisiones.

Han transcurrido casi seis años y el error persiste. En ese sentido, el affaire Florence Cassez  es paradigmático porque reafirma el temor de Calderón y su actitud de construir legitimidad desde la ilegitimidad. De allí que en lugar de sancionar uno a varios policías por violar Derechos Humanos y no respetar el debido proceso, opta por empecinarse en su idea de legitimidad a partir de supuestos resultados y con omisión o indiferencia del Derecho como principio rector.

En su texto El Príncipe, Maquiavelo dice que la razón de la existencia del Estado es el orden y la seguridad y que para conservar el orden de un Estado hay dos formas: uno con las leyes y otro con las fuerzas. Aconseja a los mandatarios a hacer buen uso de ambas.

Pero el príncipe Felipe no leyó, o leyó mal, a Maquiavelo y quiso hacerse amar por los mexicanos por medio del temor a la guerra y donde él y los suyos jugarían el papel de defensores del pueblo. La doctrina de Calderón entonces, viene a ser una racionalización de su conocido “haiga sido como haiga sido”. Es decir, prescindiendo de la legitimidad y las formas, lo que cuenta es el resultado a favor del gobierno/ de su partido/ de las deficiencias y vacíos de su personalidad, y menospreciando la naturaleza de los principios internacionales que México ha suscrito.

Para Calderón nada tiene precedencia, no importan las violaciones, lo que cuenta es el resultado del cual emanará una nueva legitimidad. Vamos ganando, tenemos la razón, “haiga sido como haiga sido”. A cada fracaso agregó una dosis de su propio temor y se sumergió en una espiral de violencia cuya hipotética victoria justificaría todos los costos sociales y las violaciones a los Derechos Humanos. Culminará su gestión derrotado como General y aborrecido como Presidente.

En las postrimerías de su gobierno a lo que más le teme Felipe Calderón es a su propio miedo.

10 Respuestas a “¿A qué le teme Felipe Calderón?

  1. Que belleza de texto, gracias, maestro.

  2. Y donde queda el robo a la nación; porque independiente es su falta de legitimación y otra mas aparte el saqueo nacional y la venta de la republica a los extranjeros

  3. Felicidades por tu texto. Muy bueno.

  4. excelente su texto…cuando un poder inicia de forma ilegitima seguira siempre actuando igual..
    saludos
    prof. Daniel

  5. jose guadalupe velazquez montaño

    No entiendo a los periodistas, analistas, a todos los medios, incluyendo a este, ¿porque buscar saber lo que siente Calderón?, o ¿a que le teme?, acaso no deberíamos nosotros como sociedad estar prevenidos o preocupados, en que venga algún torpe y nos lleve la fregada?, nosotros somos o deberíamos en serio de estar al pendiente del TONTO, IDIOTA, ESTÚPIDO, que llegue a ostentar el poder, que comience como loco a gastarse todo el presupuesto como se hacia en antiguos tiempos, saber que todos los DINOS, estan por regresar a la cámara de diputados y senadores, ¿acaso eso no nos da mas miedo? nos debería de dar pavor, a mi no me interesa que sienta el presidente o cualquier otro político, estoy preocupado porque llegue de nuevo los MAESTROS DE LA CORRUPCIÓN, DEL DISPENDIO, DE LAS CRISIS RECURRENTES SISTEMÁTICAS, DEVALUACIONES, ALZAMIENTOS ARMADOS, QUE VUELVA OTRO 68 O AGUAS BLANCAS, OTRO RIO TULA, OTRO PORTILLO, O GUSTAVO DIAZ ORDAZ, OTRO MIGUEL DE LA MADRID, OTRO CARLOS SALINAS DE GORTARI O PARA TERMINAR OTRO IMBÉCIL COMO CEDILLO PONCE DE LEÓN EL MAESTRO DE LOS IDIOTAS, acaso eso no nos da un poco de MIEDO, NOS DEBERÍA DE DAR PAAAAAAAAVVVVOOOOOOR, ÑACAÑACAÑACA, aaaaaaaaaaaaaaaaadios.

  6. Como siempre al final tendremos que votar, no por el mejor, sino por el menos peor. En la red hay circulando varios correos que hacen comparativos entre los gobiernos panistas y priistas, y siempre el PRI sale mal parado (devaluaciones, endeudamiento, masacres, etc).

    Yo sigo pensando que una combinación entre derecha e izquierda podría derrotar al PRI. Seria una manera de incluir algo del pensamiento izquierda con un menor riesgo de que Mexico termine convertido en una nueva Cuba o Venezuela, y también de limitar las ambiciones psicopáticas y perversas de varios empresarios y sus intentos por esclavizar a los ciudadanos mexicanos.

    Me gustaría creer de verdad en la publicidad priista donde dicen que regresan con humildad a gobernar. Pero después de ver como Duarte encarcela twitteros, como el gobierno de Tabasco impone leyes que criminaliza a usuarios en la red y como Pena Nieto lanza discursos dictatoriales hablando de Presidencialismo, además de Moreira endeudándonos terriblemente, es muy difícil poder creerles. Eso sin contar como fue que asignaron al suegro de Azcárraga como Consejero de la CNDH y como autorizan leyes que criminalizan a niños de 12, 13, 14 y 15 años.

    Se que nuestro Presidente ha hecho el esfuerzo por ser un buen mandatario. Pero en su intento de acabar con el crimen organizado, se le olvidó que trabaja para la Nación y que la Nación le reclamaría si se olvidaba de ella. Además de que los criminales de cuello blanco, también son Crimen Organizado y que en México han encontrado un paraíso.

  7. José Antonio Soto Téllez

    Hormiga Roja, te encuentras desorientada. Hablas como cualquier comentarista de los que acostumbras a ver en televisión, o como cualquier persona ignorante de las posibilidades. Si conocieras bien a bien a quienes están en la “competencia” democrática (¡qué contradicción!), decidirías por el candidato/la candidata que fuera congruente en su vida (actos/palabra/conciencia en la misma orientación). No se necesita ser químico para saber que el agua y el aceite no se mezclan por sí mismos. Mejor, conoce la historia de ambas posiciones. No escribas en la primera persona del plural, que yo no te di permiso de que me incluyas en tan pen-deja decisión, porque seguramente tú si lo elegiste… y después de seis años… ¿estás arrepentida? Por cierto que las hormiguitas no te dieron permiso de que te pongas su nombre.

  8. el peje es un puto dictador

    jajajaj
    “sin inteligencia previa, sin depurar los aparatos policiales e improvisando acciones, fue el temor, porque había violado desde el primer día las normas que le hubieran dado la legitimidad necesaria para que la ciudadanía acatara su derecho a mandar ”
    vaya creo que tienes que leer la constitucion por que el presidente no tiene el poder para despedir o castigar a un policia o politico corrupto
    (que no sea del gobierno federal),por eso la impunidad de los estados
    y df.
    y el no tenia que legitimar nada por que el gano ,y solo metio al ejercito
    por que PRDISTAS y PRIISTA ,cobardes y corruptos no hicieron su trabajo como gobernadores ,y le pidieron al presidente que los salvara,solo recuerda cuantas veces el ejercito salvo de la muerte al prdista y ex gobernador de michoacan leonel godoy
    jajajajjajjajaj
    preguntale a cuauhtemoc cardenas solorzano y a su hijo lazaro cardenas batel,por que le pidieron al presidente felipe calderon que enviara el ejercito a michoacan ,ni cuauhtemoc ni batel pudieron limpiar sus policias y mucho menos hacer cumplir la ley .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s