Dr. Atl convierte al público en ave que mira los valles de sus paisajes

Mónica Mateos-Vega
Periódico La Jornada
Lunes 13 de febrero de 2012, p. 9

Entre 30 y 40 por ciento de las obras que conforman la retrospectiva nunca se habían exhibido, y quizá pase un par de décadas para que una exposición así se repita. Foto: José Carlo González. Fuente: La Jornada

Y de repente, la naturaleza puso a la puerta de mi casa un volcán nuevo.Así describió el pintor Gerardo Murillo (1875-1964), mejor conocido como Dr. Atl, el extraordinario momento de su vida cuando, luego de años de escalar y estudiar con pasión las montañas y volcanes de México, tuvo la oportunidad de ver nacer el Paricutín, en Michoacán.

Era 1943, y ni un segundo dudó en acudir a mirar tal prodigio. Mientras la tierra expresaba toda su violencia, él se sentaba frente al volcán durante horas, a un lado de su caballete, con sus lienzos, pinceles y colores. Sin temor ante las exhalaciones de ceniza o el estruendo de las erupciones de lava, el artista pintaba sus cuadros y bocetos.

Hoy esas obras, reunidas en la magna exposición retrospectiva que presenta el Museo Colección Blaisten del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, tienen al público impactado por la fuerza de los paisajes. Se trata de pinturas que transmiten, ante todo, la emoción de estar frente a los valles de México o Tepoztlán, el Popocatépetl o el Iztaccíhuatl, rodeados por la bruma, acariciados por el sol, con imponentes nubes ante los ojos.

Desde su apertura, el 3 de diciembre, y en mayor parte gracias a las recomendaciones de boca en boca, la muestra lleva ya más de 18 mil visitantes. Hace 27 años que el público de la ciudad de México no tenía oportunidad de apreciar una reunión tal de obras maestras del Dr. Atl.

Sigue leyendo.

Anuncios

2 Respuestas a “Dr. Atl convierte al público en ave que mira los valles de sus paisajes

  1. Estimado Jenaro, ¿cómo no apreciar la pintura del Dr. Atl? ¿Y cómo no sentir un poco de pena ante el personaje? Hay que recordar que fue un ferviente admirador del nazismo (lo declaró él mismo) y tampoco hay que olvidar que trabajó para Carranza en las maniobras que dividieron a los afiliados a la Casa del Obrero Mundial (COM). Sí, hay que ver sus volcanes, pero no hay que olvidar que no sólo era pintor, sino también un hombre con convicciones políticas mezquinas. Saludos.

  2. maría raquel muñoz pérez

    Fuimos a ver la exposición mi familia y yo, nos encantaron sus preciosos paisajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s