Pérez Motta se dice presionado para definir caso Televisa-Iusacell

Víctor Cardoso
Periódico La Jornada
Jueves 19 de enero de 2012, p. 28

El presidente de la Comisión Federal de Competencia, Eduardo Pérez Motta, en imagen de archivo. Foto: Notimex. Fuente: jornada.unam.mx

El presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Eduardo Pérez Motta, se dijo objeto de presiones que buscan influir sobre su voto en el proceso de autorización (o rechazo) de la asociación entre Iusacell y Grupo Televisa, así como declaraciones públicas de diversos actores en las que se pone en duda su imparcialidad en el proceso que deberá resolverse no antes de los primeros días de febrero.

Las presiones, dijo, se extienden a los demás comisionados por televisión y otros medios de comunicación, y previó que las mismas seguramente continuarán o incluso se intensificarán en los próximos días. No es la primera vez y seguramente no será la última; es normal y no queda más que aguantarlas, es parte de la labor de un regulador, dijo.

Adelantó que su voto en el caso de la concentración Televisa-Iusacell, operación valuada en mil 600 millones de dólares, y en la que el grupo televisivo se quedaría con 50 por ciento de la telefónica, se basará estrictamente en el mandato de la Ley de Competencia y responderá exclusivamente a mi apreciación del impacto de la operación en las condiciones de competencia y libre concurrencia en los mercados, sin responder a presiones de ningún actor.

Desde la semana pasada comenzaron a circular versiones de que la CFC habría decidido negar la asociación Televisa-Iusacell, lo que desató una andanada de presiones para inclinar la balanza a favor de los planes de concentración.

A su vez, la diputada del Partido de la Revolución Democrática, Esthela Damián Peralta, criticó el desempeño del organismo regulador en el mercado de la masa y la tortilla, lo cual recibió amplia cobertura en televisión abierta.

Otras voces se alzaron en contra de la concentración. Ayer el presidente del grupo MVS, Joaquín Vargas Guajardo, denunció en sus cuentas de redes sociales la obvia y burda presión de Televisa sobre Eduardo Pérez Motta, de la Cofeco, y dijo que el duopolio televisivo exige autorización de la Cofeco para ser monopolio.

Otro de los grandes actores en el caso, Teléfonos de México, ha declinado hasta ahora dar a conocer algún posicionamiento, aunque por razones de mercado sería natural su oposición.

Sigue leyendo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s