Peña Nieto, los Dilemas de un Candidato Inevitable

Jenaro Villamil

Foto: Alfredo Estrella/AFP/Getty Images. Fuente: bloomberg.com

Tal como estaba previsto en el guión escrito con paciencia y mucho dinero desde la gubernatura del Estado de México, del 2005 a la fecha, Enrique Peña Nieto se convertirá este 27 de noviembre en el precandidato único y adelantado a la presidencia de la República del PRI.

No hay encuesta que se le imponga. No hay precandidato que quiera enfrentar a esa maquinaria mediática-política construida. No hay estructura clientelar que no esté dispuesta a arroparse en el cobijo del representante más joven de la dinastía de Atlacomulco que, “ahora sí”, piensa coronar su largo anhelo de tener la presidencia de la República.

Sin embargo, el camino está más empedrado de lo que imagina. La renuncia del senador Manlio Fabio Beltrones, el único contendiente real que se atrevió a impulsar un proyecto alterno, lo deja más descobijado y vulnerable que antes. El destape y la cargada de la CNOP, dirigida por el infaltable Emilio Gamboa Patrón, también revela que en el PRI los halagos pueden resultar cadenas. Y el papel de prefecto partidista que está jugando el presidente nacional priista, Humberto Moreira, también lo arropa tanto que hasta puede asfixiarlo.

Los dilemas de Peña Nieto en esta nueva etapa no son pocos:

Sigue leyendo.

Anuncios

Una respuesta a “Peña Nieto, los Dilemas de un Candidato Inevitable

  1. Libertad de expresión
    El Sr. X es un asesino. Es culpable de la muerte de su esposa porque ya no la aguantaba, necesitaba algo más presentable para su campaña política, como la Gaviota, y aquella sabía demasiado. Sólo un asesino puede olvidar de qué murió su esposa. Es un represor, mandó golpear y encarcelar a los líderes de San Salvador Atenco, por haberse atrevido a defender su tierra. Es cómplice del asesinato de una niña discapacitada que les estorbaba a sus padres. Quien sabe si todo eso sea verdad, yo sólo hago uso de mi libertad de expresión, ahora que la SCJN me lo permite; no se vaya a pensar que es calumnia. Lo que sí es cierto es que representa la más viva expresión del PRI, la fuerza bruta de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s