Se inauguró la III Conferencia Latinoamericana sobre drogas en México

(México DF, 13 de septiembre; 11 hrs.).- “Las drogas no pueden seguir siendo el chivo
expiatorio de la metástasis de corrupción, miseria, e injusticia que sufren cotidianamente
nuestras sociedades. No queremos menos control en las políticas de drogas, sino
un mejor control”, afirmó Jorge Hernández Tinajero, director del Colectivo por una
Política Integral hacia las Drogas (CUPIHD) al dejar inaugurada la III Conferencia
Latinoamericana sobre Política de Drogas, que organizada en conjunto con la
asociación civil Intercambios de Argentina se realiza hoy y mañana en el hotel Crowne
Plaza de México DF.

Participaron del acto de apertura también César Nuñez, director del Equipo de Apoyo
Regional para América Latina de ONUSIDA; Philippe Lamy, representante de la
Organización Panamericana de la Salud (OPS); Carlos Tena Tamayo, Comisionado
Nacional contra las Adicciones de México (CONADIC) y Graciela Touzé, presidenta de la
Asociación Civil Intercambios, de Argentina.

Hernández Tinajero señaló que “guerra contra las drogas golpea a los mercados
emergentes, que son los más vulnerables al crimen”. Destacó que con la Conferencia
se están pidiendo “mejores sistemas de control, y políticas que se reflejen en el respeto a
los derechos humanos, que reconozcan los límites del Estado frente a las decisiones de
los individuos que no afectan a terceros, que protejan especialmente a nuestros jóvenes y
que promuevan estilos de vida saludables. Nada de ello es incompatible, ni imposible”.

“La Conferencia es un hecho político para instalar un nuevo paradigma en el tema drogas”
afirmó Graciela Touzé, presidenta de Intercambios. Y planteó: “¿Son las drogas la
causa de la pobreza, la inseguridad y la violencia que afectan a países enteros, o es que

el paradigma bélico que aún se sostiene profundiza la contradicción entre políticas de
drogas y democracia?”

La especialista argentina concluyó: “Históricamente la región ha seguido lineamientos
de los Estados Unidos. Es hora de una política de drogas autónoma y con acento
latinoamericano”.

Por su parte, César Nuñez, de ONUSIDA, se centró entre el impacto del VIH en usuarios
de drogas inyectables “como uno de los factores que se vinculan con el VIH”. “Estimamos
que en el mundo hay 3 millones de personas usuarias de drogas inyectables con riesgo
de contraer VIH. En México, 5 de cada 100 usuarios de inyectables viven con VIH”.

Entre los objetivos fijados por la ONU se encuentra la reducción del 50 por ciento de
la transmisión de VIH/Sida entre usuarios de drogas para el año 2015. Nuñez afirmó
que “para esto se necesita lograr llevar a cero nuevas infecciones entre usuarios de
drogas, cero muertes por VIH y cero discriminación. Algunos dicen que esta es una meta
demasiado ambiciosa, sin embargo esta meta ya casi se ha logrado casi en los casos de
recién nacidos”. Su conclusión fue clara: “Lo que se necesita no son respuestas técnicas
sino decisiones políticas”.

Desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Philippe Lamy resaltó que “el
derecho a la salud pública debe ser garantizado, el uso de datos epidemiológicos
sólidos es fundamental, tenemos que ofrecer tratamientos de salud y debemos apoyar
investigaciones y monitoreo del uso de drogas”.

A su turno, Carlos Tena Tamayo, Comisionado Nacional contra las Adicciones
(CONADIC) de México, señaló que la encuesta nacional sobre drogas del año 2008
demostró que “en el país 1.2 millones de personas usan drogas, sólo 400 mil tienen
problemas de adicciones. Es una tasa baja en relación al promedio mundial, pero este
incremento se concentra en los menores de edad, especialmente las mujeres. A nivel
nacional, el problema más grave de adicciones es el alcohol”.

Tena Tamayo enumeró los retos en materia de adicciones en México: fortalecer la
red de centros de atención “Nueva Vida”, 2) invertir en mejores centros de tratamiento
profesionalizados con clara perspectiva de género; 3) mejorar la disposición en relación
al narcomenudeo; 4) formar a los equipos de salud para que estén preparados para la
atención de usuarios de drogas y 5) general un observatorio nacional en temas de drogas.

Durante los dos días de la Conferencia se debatirán las consecuencias de la guerra
contra las drogas, la ubicación de América Latina, seguridad y derechos humanos, las
alternativas de salud y drogas y cosmogonía. Además, se realizan en forma simultánea a
la conferencia 13 encuentros de distintos temas relacionados y esta tarde, a las 17:15 hs,
se entregará el Premio Latinoamericano de Periodismo sobre Drogas, que distingue a los
artículos que mejor abordaron los problemas asociados a las drogas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s