Peña Nieto, la Bufalada del PRI (Primera Parte)

Primera parte del texto publicado este próximo domingo en el semanario Proceso.

Jenaro Villamil

No transcurrió ni una semana del aplastante triunfo de su sucesor Eruviel Avila en la gubernatura del Estado de México, cuando Enrique Peña Nieto arrancó el 7 de julio su campaña como “candidato único y de unidad” del PRI a la presidencia de la República, alentando las fracturas y la polémica al interior de su partido.

Ante cerca de 300 invitados, perfectamente escogidos, Peña Nieto anunció la creación de una estructura paralela al tricolor y al gobierno estatal, inspirada en las redes montielistas de “Fuerza Mexiquense” y con una lógica similar: utilizar los recursos públicos y el “cobro de favores” a los empresarios, legisladores, alcaldes y gobernadores beneficiados por el peñismo para imponerse como el candidato “inevitable e invencible” del PRI para el 2012.

El nuevo nombre de esta estructura es Expresión Política Nacional (EPN), cuyo acrónimo es igual al del gobernador mexiquense. Las siglas no son muy afortunadas. Es la misma denominación de una corriente dentro del PRD fundada por la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), mejor conocida como Los Cívicos, que dio a conocer hace varios años Alfonso Ramírez Cuellar.

Nadie de los asistentes de la “bufalda” o “cargada” cayó en cuenta de este detalle. A la Casa de Gobierno de Toluca acudieron ex gobernadores, diputados locales y federales, alcaldes, dirigentes estatales del PRI, líderes sectoriales y senadores afines a Peña Nieto. Se les confiscaron sus teléfonos celulares o aparatos de radiolocalización para que nadie grabara o transmitiera en redes sociales información o fotos del evento.

Ahí estuvieron los senadores Jesús Murillo Karam, Pedro Joaquín Coldwell –ambos ex gobernadores-, Carlos Jiménez Macías, Adolfo Toledo, Francisco Arroyo Vieyra, así como el coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro, Francisco Rojas, las legisladoras Socorro García, Norma Esparza y hasta Manuel Añorve, ex alcalde de Acapulco, ex candidato a gobernador y ex coordinador de asesores de Manlio Fabio Beltrones. También el dirigente de la CNC, Gerardo Sánchez y Héctor Hugo Olivares Ventura.

Los oradores fueron los principales operadores del equipo peñista: Luis Miranda Nava, secretario de Gobierno, quien dio la bienvenida;  Luis Videgaray, jefe de la campaña de Eruviel Avila, que saludó a nombre del candidato priista ganador del 3 de julio; y el propio Enrique Peña Nieto quien llamó a cuidar la unidad del partido.

“El PRI no puede vivir de glorias pasadas”, afirmó el mandatario mexiquense, mientras sus comensales desayunaban omelette relleno de flor de calabaza con  salsa poblana, nopales, queso panela y cazuelitas de elote.

La mayoría de los asistentes se afiliaron a la nueva organización, Expresión Política Nacional y algunos presumieron su tarjeta de afiliación, cuyo logotipo coincide con el emblema “Compromisos” del gobierno estatal. Algunos asistentes afirmaron que los peñistas piensan distribuir 3 millones de credenciales.

Esta red es dirigida por el diputado local Jesús Alcántara Núñez, político que ha crecido a la sombra de Peña Nieto y pertenece a la dinastía de empresarios del transporte originarios de Acolman y Atlacomulco.

Ausencias y Críticas

Tres ausencias fueron sintomáticas en el evento: el coordinador de la bancada priista en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, el dirigente nacional del Revolucionario Institucional, Humberto Moreira y la ex presidenta nacional priista Beatriz Paredes.

El único que expresó una crítica a las formas y al estilo del evento de “lanzamiento” peñista fue Manlio Fabio Beltrones, aspirante también a la candidatura presidencial.

“Dentro del PRI habemos muchos que esperaríamos que no se reeditaran viejas prácticas en un partido nuevo… Esas viejas prácticas que no deben reeditarse, vendrían a ser mensajes equivocados hacia el electorado, de un PRI que no ha aprendido la lección y por eso estaremos muy atentos a que algunos eventos que pudieran confundirse con el tapadismo, la vieja cargada o lo que podrían ser los candidatos únicos que huelen a naftalina en un clóset, no aparezcan en el PRI”, advirtió Beltrones el 8 de julio.

Apenas unos días antes de la cargada a favor de Peña, el lunes 4 de julio, Humberto Moreira presumió la “gran contundencia” de las victorias priistas en las elecciones para gobernador en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, pero subrayó que todavía no estaba listo el método de selección interna del PRI para nominar a su candidato presidencial.

“No estamos en el tema de la selección de candidato, no tenemos aún método de elección. Eso lo decide el Consejo Político Nacional”, afirmó Moreira. En la misma conferencia, el coahuilense dio la bienvenida a la alianza entre el PRI y el Partido Nueva Alianza (Panal), impulsado por Elba Esther Gordillo, la misma semana que la dirigente nacional del SNTE se enfrascó en una agria polémica con su ex aliado Miguel Angel Yunes.

En distintas ruedas de prensa, Beltrones también insistió en que es más importante definir primero un “programa para culminar la transición” y después definir el método de elección del candidato y las alianzas del PRI. Frente a los festejos por el triunfo de Eruviel Avila, con 2 millones 856 mil votos a favor (de un padrón de 10.5 millones e inscritos), el coordinador de los senadores del PRI afirmó el 5 de julio:

“Un triunfo tan contundente como el que tuvo el PRI el pasado 3 de julio amerita que no nos confiemos que el mismo pueda repetirse automáticamente en el 2012. Tenemos que trabajar y mucho para decirle a la población qué queremos; cómo pensamos que verdaderamente se debe llevar a cabo la transición, no nada más la alternancia”.

Incluso, la ex dirigente nacional priista Beatriz Paredes, al ser cuestionada en la Comisión Permanente sobre los tiempos de la nominación priista sentenció: “la carrera no ha iniciado. El 2012 está muy lejos para mí”.

En contrapunto con estas declaraciones, Peña Nieto afirmó un día antes de la reunión en Toluca, que el PRI debe comenzar la selección del candidato presidencial para el 2012.  En el programa radiofónico Contraportada, el gobernador mexiquense subrayó que el proceso debe privilegiar “la unidad”.

En su editorial del 6 de julio, el periódico español El País prácticamente destapó al mandatario del Estado de México con un diagnóstico poco halagador:

“Para el año que viene, el PRI, situado en un vago centro-izquierda, podría contar como candidato con Enrique Peña Nieto, pese a que algunos de los indicadores económicos y sociales del Estado de México, del que es gobernador saliente, andan por los suelos. Peña Nieto se ha sabido adaptar con gran profesionalidad a los nuevos tiempos y a las exigencias de la televisión”.

3 Respuestas a “Peña Nieto, la Bufalada del PRI (Primera Parte)

  1. jose guadalupe velazquez montaño

    Mi introduccion a este tema es el siguiente: «VICTORIA APLASTANTE DEL PRI EL 3 DE JULIO» ¡¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJA!!!!hasta tos me dio, si tenemos un padron de 10.5 millones de votantes, y gana con 2.800 millones de votos, por favor a quien le quieren vender su victoria? a sus fanaticos ignorantes y deseosos a sus vilesas de antaño, ¡¡VERGUENZA LES DEBERIA DE DAR!!! al no tener los argumentos necesarios para que la mayoria saliera a votar, que pocos argumentos de todos de los tres candidatos, pero en especial al Sr. eruviel, ya que no pudo con el abstencionismo, y ¿saben porque? porque si salen a votar toda esa gente, su triunfo no seria de el la pregunta¿quien hubiese ganado de haber salido a votar el 85 % del padron? a todos esos vitoreadores, no sean tan ignorantes, no sean borregos de matadero, saben de los niveles de corrupcion en su entidad?¿saben de todas las transas hechas por su gobernador?¿saben que el sr. Eruviel es la tapadera de EPN?¿deveras conocen las tropelias de su flamente «copetudo» alistemonos a una «guerra politica y de medios» ¿como reaccionaremos nosostros la sociedad?¿les vamos a creer?¿tendremos tan poca memoria para dar tan facil nuestro voto?hagamos un experimento y ojala asi suceda, en las encuestas todos demos como respuesta de que estamos sin definir nuestro voto, ¿que pensaran en ese momento todos los candidatos?¿como imaginaran su pocisionamiento ante los electores?a todos los partidos politicos, espero tengan un poco de vergüenza y reconoscan que el bajo porcentaje de votantes fue culpa de su «MEDIOCRIDAD» y que el «TRIUNFO APLASTANTE» es un espejismo, porque la mayoria los cree a todos como «UNOS FRACASADOS» lastima que sea uno de ellos sea el que gobierne ese HERMOSO ESTADO.aaaaaaaaaaaadios

  2. Pingback: Peña Nieto, la Bufalada del PRI (Segunda Parte) | Jenaro Villamil

  3. ay que grosero, eres un naco he!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s