Kalimbagate, la Réplica en Redes Sociales

Jenaro Villamil

 

Still de la entrevista entre Loret de Mola y Kalimba.

-Ultima oportunidad, Kalimba, ¿violaste a esta niña? – insistió Carlos Loret de Mola en la parte final de un extenso y atropellado acoso mediático al cantante de 28 años en el programa Primero Noticias, la mañana del jueves 13 de enero.

-¿Cómo que última oportunidad? Ya te he dicho lo que pienso al respecto –reviró Kalimba.

Habían transcurrido 30 minutos. Los puntos de rating se dispararon en el Canal 2. Por eso prolongaron un encontronazo que tuvo muy poco de entrevista y mucho del tono de los talk shows.

Desinformado, sin mucho contexto del caso, a Loret de Mola sólo le interesaban dos cosas: saber si Kalimba “penetró” a una menor de edad y anticipar un juicio mediático que, por las reacciones inmediatas en las redes sociales se convirtió en un boomerang para el propio conductor de Primero Noticias.

La culpabilidad judicial de Kalimba lo determinarán los tribunales, pero en esa emisión matutina se demostraron los límites del acoso mediático confundido con entrevista y la frontera siempre resbalosa entre la “pregunta inquisitiva” y la insistencia morbosa, aún en contra del respeto a las menores presuntamente abusadas sexualmente.

Lo novedoso del caso Kalimba fue la inmediata y airada reacción en las redes sociales. En menos de 24 horas, se registraron 47 mil entradas en Youtube para registrar la entrevista con el cantante, ex estrella creada por Televisa a través del grupo OV7 y convertida por esa misma empresa en víctima de un nada sutil acoso en vivo y en directo.

Las reacciones más airadas se generaron en Twitter. Nueve de cada diez mensajes que hicieron referencia  a la entrevista demostraban su descontento con Loret de Mola:

-“Malísima entrevista, muy insidiosa, más forzada que la inquisición. Hay cosas más importantes que tratar en un noticiero a nivel nacional”, afirmó un twittero.

-“¡El nuevo juez que lleva el caso de Kalimba! Periodista objetivo (¿Cómo pueden llamarlo así?)”.

-“A Loret se le olvidó quitarse la capucha del KuKuxKlan antes de entrevistar a Kalimba”.

Algunos más mesurados afirmaron:

-“No se trata de estar del lado de Kalimba, hay que reconocer que Loret es un mal periodista y que sólo tiene fama por ser parte de Televisa”.

Y la cantante Anahí, con más de 1 millón 300 mil seguidores en su cuenta de Twitter, lanzó este mensaje a la cuenta de KalimbaMx, con 60,643 seguidores:

“Solidaridad. En estos momentos difíciles sabes que cuentas conmigo en las buenas y en las malas”.

Uno de los aspectos que más molestia generó entre los miles de twitteros que generaron un auténtico Trending Topic del caso con la cuenta #preguntocomoLoretdeMola  fue esta andanada de cuestionamientos que no esperaban respuesta sino reafirmar un juicio anticipado:

“¿Niegas haber tenido una relación sexual con esta niña? ¿Niegas la violación, pero no niegas relación sexual?”.

Entre los 1,282 comentarios registrados hasta el viernes 14 de enero, una twittera afirmó:

“Me pareció nefasto Loret de Mola, bueno, si a eso se le pude llamar entrevista, ya que todo tiempo lo atacó y quiso acorralar”.

Otros comentarios, trataban de salvar la trayectoria del periodista que antes tuvo momentos brillantes en entrevistas con funcionarios del foxismo. Por ejemplo, Maria Esthera escribió:

“Efectivamente, Loret de Mola es uno de los mejores comunicadores jóvenes de la televisión. Mas en esta ocasión se pasó, ya que se quiso convertir en juzgador, sin ser ese su papel. Esperamos que no ocurra nuevamente. Mi apoyo total a Kalimba”.

O Daniel que comentó:

“Estoy de acuerdo en que Loret de Mola ha hecho buenos trabajos, pero el día de ayer quiso disfrazarse de juez. Kalimba repitió una y otra vez que ciertas preguntas eran exclusivas de la procuraduría y, por respeto y profesionalismo, debió aceptar esa explicación y modificar su formato de preguntas”.

¿Distractor, Cortina de Humo, Discriminación?

No pasó desapercibido que el “caso Kalimba” constituyó un buen escándalo mediático, que distrajo la atención del caso de los feminicidios en el Estado de México y la desafortunada declaración de Enrique Peña Nieto que negó que fuera su entidad la de mayor número de crímenes a mujeres, como si se tratara de una competencia por la misoginia y no un asunto de investigación ministerial y freno a la impunidad.

“Que le pregunte (Loret de Mola) a Peña Nieto cuánto costó su boda o la ropa de su hija y cuánto gasta en ayuda a los niños de la calle”, afirmó un usuario de Yahoo! Messenger.

Liliana, otra usuaria también opino que “con el mismo coraje e imparcialidad con las que se mostró con Kalimba, también debería entrevistar a Enrique Peña Nieto”.

Las dos jóvenes de Chetumal que detonaron el escándalo fueron más mencionadas y famosas en el round hipermediático que generó el caso Kalimba que cualquiera de las 920 víctimas de homicidios en el Estado de México o que la activista Marisela Escobedo, brutalmente asesinada en Ciudad Juárez sin que, hasta ahora, Primero Noticias o cualquier emisión de Televisa haya decidido tener una entrevista igual de “ruda” con las autoridades responsables.

Twitter también se volvió en “fuente” del caso ministerial de Kalimba. El viernes 14 de enero, Primero Noticias volvió a la carga dando a conocer los mensajes que Kalimba intercambió con Taily, amiga de Diana, la joven que demandó al cantante por violación.

“Dice que tú le pegaste, que hay moretones y que la obligaste a hacérselo por mmm, es cierto que la demanda según está en proceso. He dicho que nada pasó y a todo niego. Y las autoridades no saben a quién creerle”, se lee en uno de los mensajes retransmitidos.

Kalimba presuntamente contestó: “Pero no es cierto, pero moretones? ¿De qué habla?

Los ingredientes del talk show ya están dados para que este asunto continúe generando morbo y especulaciones, pero también una ola de racismo y comentarios de mal gusto contra el cantante y las propias denunciantes que también demuestra el nivel de furia y hostilidad que se pueden expresar en las redes sociales.

¿Encubrimiento Político?

Las aristas políticas del caso, apenas comienzan a ventilarse, especialmente en medios impresos como Reforma, El Universal y en las mismas redes sociales. Diputados locales de Quintana Roo han denunciado al procurador de Justicia de la entidad, Francisco Alor Quezada por haber revelado los nombres de las dos menores y por proteger a los dueños del Buda Bar, al parecer, vinculados con el ex gobernador Joaquín Hendricks.

El diputado local panista José Haddad recordó que el dueño del Buda Bar, Javier Regalado Hendricks, es sobrino del ex mandatario. En este establecimiento se presentó Kalimba el pasado 19 de diciembre y ahí se permitió que mujeres menores de edad trabajaran como edecanes.

“Alor ha hecho para su persona un reality show. En este caso, se ha dedicado a salir a los medios, como un artista”, le reprochó José Haddad, en nota publicada por el corresponsal de Reforma, Sergio Caballero, este sábado 15 de enero.

Lo cierto es que la mezcla de farándula, transición de gobierno en Quintana Roo, falta de ponderación del tema en los medios electrónicos ha convertido al Kalimbagate en una demostración de que las audiencias también reaccionan fuera del guión esperado por el Canal de las Estrellas.

Les dejamos el audio de la entrevista a continuación.

6 Respuestas a “Kalimbagate, la Réplica en Redes Sociales

  1. Qué buen artículo, sin duda muestra claramente la clase de periodista que es Loret Me Mola. Espero que no lo estén presionando internamente en Televisa para hacer esas «ataquentrevistas»…

    Saludos.

  2. Ricardo Moreno Santos

    No entiendo como los reporteros de Televisa, específicamente Loret de Mola y Lopez Doriga se hayan convertido en fiscales y entrevisten a la gente con una saña inaudita. Es que nadie los puede parar? . Realmente Kalimba se porta muy decente y tolerante ante la andanada de preguntas idiotas y acusatorias que hace este Sr. Loret de Mola, pésimo periodista y que nadie lo pare, se ha excedido en su trabajo.

  3. Cosidero que la «saña inaudita» fue concertada, un ardid de Televisa para curarse de salud ,de otras oportunidades en que han soltado a sus perros ELindiciado incluso conocia esta posibilidad y estaba preparado´. La idéa era parecer que la empresa es «imparcial».
    Finalmente este es asunto de los tribunales ,y lo mejor sería que se mantivieran al margen, que se ensucien las manos los que tengan que hacerlo, finalmente la verdad en este país tiene cimientos endebles,pongo como ejemplo el caso Lóra.

  4. por mi si fue violacion que pague y el distractor de lo del copetes creo que si fue posible lo lograron,sdalu2

  5. si kalimba es o no culpable eso no lo determina el sr. loret de mola… televisa es un medio de informacion no un canal de tribunales.. ultimamente televisa cree que puede ser el inquisidor .. puede hechar basura encima de alguien solo por el simple hecho de mantener su rating.. sin importarles el daño moral ocasionado .. habra alguien que les pare el alto??’ alquien que impida esta clase de escandalo que lo unico que hace es elevar la morbosidad de la gente….

  6. esto lo escribió un famoso periodista Carlos Ramírez Loret, modelo de prensa-juez Y del periodismo paparazzi Además de que Televisa estaba urgida de romper con el cantante Kalimba porque participaba en parte de la imagen institucional de la televisora, la entrevista de Carlos Loret de Mola al exmiembro de La Onda Vaselina acusado de violación fue una muestra del periodismo paparazzi que privilegia el escándalo y la condena por encima de la información. El entrevistador se convirtió en un fiscal impune, pero sin darle al acusado —que no entrevistado— la oportunidad de tener a su lado a un abogado defensor. Peor aún: el entrevistador fue fiscal, juez, jurado y verdugo pero con la sentencia de culpabilidad declarada antes de escuchar argumento. El ejemplo Loret-Kalimba proyectó su importancia no por el caso del cantante sino porque ilustró con claridad el estilo de periodismo que se aplica en México al asunto de la inseguridad, el narcotráfico y la violencia asociada. Se trata de un periodismo de bullicio que tiene como punto de partida la conclusión. Sin embargo, el periodismo es un proceso: noticia, información, investigación, análisis, explicación, evaluación y sentencia. Pero hoy la cobertura periodística de la violencia del crimen organizado comienza con la sentencia y entonces las demás etapas del periodismo se excluyen o se subordinan. Hasta ahora no existen investigaciones periodísticas sobre los cárteles, sobre los capos y sobre el daño que producen promoviendo el consumo de drogas. El modelo de ese periodismo lo mostró, en toda su dimensión, la entrevista de Loret a Kalimba el jueves pasado, sobre todo porque el entrevistador dictaminó previamente la culpabilidad del acusado cuando en realidad hay más confusión que certeza en la información. El entrevistador acosó, se burló, quería que el entrevistado aceptara el delito al aire en un programa de difusión nacional. Pero falló. “Me sentí en La tijera con Laura Bozzo (una entrevistadora acusada de complicidad con el operador de Fujimori, Vladimiro Montesinos), con lo peor del periodismo sensacionalista de este país, no con un hombre (Loret) que da conferencias sobre liderazgo, no con el conductor de `Iniciativa México´, no con uno de los elementos más profesionales y premiados de todo el grupo Televisa”, concluyó el especialista Álvaro Cueva en su columna de Milenio. El periodismo parece haber trastocado el proceso de la comunicación. En materia de cobertura de la inseguridad se explaya el modelo Loret: los medios como fiscales, jueces, jurados y verdugos, no como informadores. http://www.grupotransicion.com.mx carlosramirezh@hotmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s