El Futuro de la Televisión Digital Terrestre

Jenaro Villamil

EL 2 de septiembre de 2010, el presidente Felipe Calderón emitió un decreto para adelantar el proceso de digitalización de la televisión analógica en México. Este decreto fue considerado como anticonstitucional por legisladores del PRI que interpusieron ante la Suprema Corte de Justicia un recurso. Consideraron que el Ejecutivo federal violaba la autonomía de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y su proyecto tenía carácter “electorero”.

El mismo día que la ministra Olga Sánchez Cordero ordenó la suspensión del llamado “Acuerdo de Televisión Digital Terrestre”, del decreto de Calderón, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas calificó de “lamentable” esta decisión.

Molinar informó entonces que están “estudiando” la decisión de la Suprema Corte de Justicia,  y pronosticó que los plazos establecidos en el acuerdo de Calderón para avanzar en la transición del modelo analógico al modelo digital en televisión abierta se retrasarán, por lo menos, 15 meses.

De acuerdo con el decreto presidencial, la transición de la televisión analógica a la televisión digital se adelantaría del 2021 al 2015, se crea una Comisión Intersecretarial, encabezada por Molinar Horcasitas, para definir la política de subvenciones y se establece que el gobierno federal repartiría entre 2011 y 2012 los aparatos decodificadores para que la mayoría de los hogares mexicanos puedan tener acceso a la televisión digital.

Esta medida fue considerada como “electorera” por los diputados y senadores del PRI que interpusieron la acción de anticonstitucionalidad, al tiempo que especialistas y representantes de los medios concesionados afirmaron que el decreto aún deja muchos puntos sin especificar.

El anteproyecto que se estudia en el seno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para licitar en el 2011 al menos dos cadenas de televisión digital terrestre (TDT) en la banda UHF (de los canales 20 al 51) revive la necesidad de acordar una nueva política para este proceso tecnológico que definirá el futuro de la televisión en México.

Por lo pronto, el anteproyecto que estudia la Cofetel advierte que el estándar de televisión digital elegido en México (el A/53 de ATSC) aún reclama de definiciones importantes.

Cofetel propone que es necesario “revisar la política de TDT del 2004”, haciendo referencia al acuerdo que se adoptó en julio de 2004, durante el gobierno de Vicente Fox para adoptar el estándar sin resolver muchas de las dudas que hoy se vuelven a plantear.

“La revisión de esta política –establece el documento de Cofetel-, dando claridad al uso de estándares, servicios, calendario del apagón analógico, incluyendo la posibilidad de ofrecer servicios de telecomunicaciones, da certeza a los actuales y nuevos operadores de la TDT. Se considera que este proceso puede llevarse a cabo antes de que se publique el programa y que de no hacerlo puede constituir un argumento en lo relacionado a un trato discriminatorio entre nuevos entrantes y actuales operadores”.

En otras palabras, la redefinición del acuerdo de la TDT, de julio de 2004, será revisado en el 2011 y esto definirá en buena medida el futuro de la digitalización televisiva en lo que resta del sexenio y en el próximo.

Esta redefinición deberá incluir:

-La posibilidad de la licitación de las dos cadenas de televisión digital. Una para cubrir hasta el 95 por ciento del territorio nacional y la otra con posibilidad de cubrir el 80.54 por ciento.

-Las reglas generales que favorezcan el mejor aprovechamiento de los canales y establezcan condiciones de igualdad para los operadores existentes. El gran riesgo es que se repita la imposición de una contrarreforma legislativa, como ocurrió en 2006 con la Ley Televisa.

-Definir el futuro de los permisos que se le han entregado al Organismo Público de Medios Audiovisuales (OPMA), la entidad creada también durante este gobierno para “administrar” los permisos de la televisión pública, en especial los de Canal Once.

-Frenar el rezago existente en México frente a otros países, como los de la OCDE, en el proceso de digitalización televisiva. Nuestro país es el único de la organización que se atrasará más en la implantación del modelo e TDT. Mientras la mayoría de los países de la OCDE operarán el “apagón analógico” en 2012, en nuestro país esto ocurrirá en 2015, si es que los intereses de Televisa y TV Azteca no atrasan más este proceso.

Una respuesta a “El Futuro de la Televisión Digital Terrestre

  1. José Luis Cerdán

    ¿Tendrá algo que ver la anunciada remoción de Molinar Horcasitas?

    ¿Qué implicaciones tendrá?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s