Por Mi Monsi, Bohemios

Jenaro Villamil

Es inevitable un balance de pérdidas, encuentros y desafíos frente a un año que termina. Para un servidor y para muchos otros de sus amigos, lectores, familiares y hasta adversarios, la pérdida más entrañable es la muerte de Carlos Monsiváis.

Ya no estará físicamente con nosotros. No habrá año nuevo qué compartir con él. El ejercicio constante de elaborar la columna “Por mi Madre, Bohemios” se ha suspendido, pero no así sus lecciones y observaciones más agudas.

Paradójicamente, su presencia crece. Escribir sobre él puede ser un acto íntimo, pero también una forma de compartir y mantener su obra frente a tantos que nos sentimos un poco desorientados  sin el diálogo constante con él.

Por mi Monsi, bohemios, es una forma de tenerlo siempre presente por las siguientes razones:

a)    Constituye el intelectual público más importante de la segunda mitad del siglo XX mexicano y, en muchos sentidos, quien adelantó muchos de los tópicos que este desastroso inicio de siglo XXI plantea para una sociedad como la mexicana.

b)    En muchos sentidos, Monsiváis fue una mezcla de Voltaire, de Oscar Wilde, de Truman Capote, de Umberto Eco y a veces hasta de Noam Chomsky, pero también en su obra están las huellas y la herencia de los liberales mexicanos más agudos como Ignacio Ramírez, el Nigromante, o cronistas y escritores como Artemio del Valle Arizpe, Salvador Novo, Octavio Paz y José Revueltas.

c)    Pero también en Monsiváis está La Familia Burrón, la impronta de Rius, de los cómics norteamericanos, de los grandes cartonistas mexicanos, desde José Guadalupe Posada hasta Helioflores, Naranjo, El Fisgón o Hernández y Helguera (los inigualables Hommo Sapiens). Y difícil olvidar que en su lenguaje y en su forma de explicarse la cultura mexicana están décadas de los boleros, de la música ranchera, de la época de oro del cine mexicano, de los grandes fotógrafos y, sin duda, de pintores extraordinarios como Francisco Toledo o Vicente Rojo.

d)    Su universalidad no radica en su pasión por entender, cronicar, divulgar e ironizar en torno a los procesos cívicos mexicanos, la difícil secularización de una sociedad profundamente aterida a las tradiciones confesionales, sino en su capacidad para proyectarla con los instrumentos de la modernidad y de la posmodernidad. Y uno de  esos instrumentos más eficaces fue el periodismo. A Monsiváis no se le entiende sin su pasión periodística, sin su voracidad informativa y su gran capacidad de leer circunstancias, contextos y personajes.

e)    Aplicó la observación activa en todos los procesos y batallas sociales y culturales más duras de este país. Vivió y escribió intensamente los momentos claves que le tocaron generacionalmente: el movimiento del 68, la liberación gay de los setentas, el sismo del 85, la irrupción de la epidemia del VIH, el movimiento feminista, el fraude del 88, la aparición del neozapatismo en 1994, el ascenso de una nueva derecha al poder, los crímenes de Estado (desde los políticos hasta los del narcotráfico), el fraude del 2006 (a pesar de que ironizó en contra de quienes aún ven con la óptica legalista lo que fue una abierta campaña de odio y estigmatización contra buena parte de la población que optó por la izquierda), la invasión norteamericana a Irak, el ascenso de los movimientos de defensa de los derechos humanos.

f)     Polemizó con la ultraderecha –tanto de origen religioso como empresarial-, pero también con el sectarismo de izquierda. No separó nunca la liberación de clase, con la liberación de género y la diversidad sexual. Por eso, una de sus críticas más férreas fue contra la homofobia de los regímenes y de los movimientos que se decían de izquierda, pero que aplicaron la moral unilateral, proveniente de un orden religioso y prejuicioso. Su laicismo, paradójicamente, era una profesión de fe en los procesos civilizatorios y libertarios.

Por estas y otras razones más, en este 2010 que se va, sólo nos queda levantar una copa y abrir un libro, por mi Monsi, bohemios.

6 Respuestas a “Por Mi Monsi, Bohemios

  1. Juan José Rodríguez

    Impecable homenaje a quien nos dejó huérfanos de esa mirada crítica, implacable pero lleno humor.
    Coincido contigo: es la pérdida más grande para mí.
    (Perdonen, maestros Montemayor, Nandayapa, et al.)

    Vaya un gran abrazo para tí, Genaro

  2. Levanto la mia, esperanzado en que haya dejado escuela . sumandome a los abajofirmantes.

  3. Sin pretensión alguna de demeritar la pérdida, me uno a este brindis con una actitud alegre. Gay, en el doble o triple sentido de la palabra.
    Para celebrar la trayectoria vital de Monsiváis por muchas vidas. Referencia insoslayable de la historia reciente que se proyecte a los futuros, Monsiváis reside en la mejor parte de mi patria, la que amo, la que anhelo, la que neciamente me pongo a construir a cada extremo del canto de los gallos.
    Por eso, sí, por él, muchas vidas de reflexión, carcajadas, ironía, lecturas, cine, vaciladas y matraca.

    ¡SALUD! ¡VIVA LA VIDA, MONSI, VIVA, CARAJO!

  4. María Raquel Muñoz Pérez

    Mi querido Monsivás, sí que pesa su ausencia. Acostumbrada a verlo en las marchas, concentraciones en el zócalo, o cuando se asómo a ver a los que nos desnudamos para las fotografías de Spencer Tunik, el motivo era lo de menos, el siempre observando, analizando,sin faltar su ironía implacable dejaba caer el dardo que siempre dejaba huella. Levanto mi copa Jenaro para brindar por ese ser humano que ha de estas haciendo de las suyas donde quiera que esté y te mando un fuerte abrazo al igual que a tus colaboradores.

  5. Por su Valentía un Brindis màs, Bohemios…Salud

  6. José Luis Cerdán

    Año de pérdidas graves, insustituibles.

    Entre ellas destaca El Gato Tierno de la cultura mexicana.

    ¡Por nuestro Monsi, bohemios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s