Una pastoral recibida con besos

Por  Alberto Sladogna

@sladogna, psicoanalista

Hay cosas que todos dicen porque fueron dichas alguna vez, Montesquieu

Una conducta le parece familiar: descubra que es algo insólito. En lo cotidiano, discierna lo inexplicable. Detrás de la regla establecida, descubra lo absurdo, Bertold Brech

Lo más substancial de la religión: la idea de un padre todo amor. El padre es amor…Extraña supervivencia con lo que Freud cree que va a evaporar la religión, cuando en realidad es la substancia misma lo que él conserva con ese mito bizarramente compuesto del padre. J.Lacan

El sábado 6 de noviembre del 2010 los habitantes de Barcelona, España, dieron una singular recepción al papa Benedicto XVI, fue una articulación cálida del frio que producen a más de un@s  algunas de sus propuestas. El Papa se trasladó  desde la catedral  hasta la iglesia de la Sagrada Familia, obra inconclusa de Antoni Gaudí.

Una iniciativa amorosa recibió a Benedicto XVI:  parejas, de cualquier sexo, besándose. Lo hicieron a iniciativa en la red de la comunidad lésbica, gay, transgénero, travestis y otros  El beso en ciertas circunstancias hace presente una pasión,  según la teología, eso es un pecado, por lo tanto quienes se besaron no necesariamente eran sólo lesbianas, homosexuales, travestis, transgénero,…también estaban allí quienes son calificados de normales: había entre los besos normales heterosexuales.

Benedicto XVI fue a bendecir obras de una iglesia: la Sagrada Familia, construcción inconclusa Antonio Gaudí, arquitecto catalán que lleva ya 125 años tratando de  finalizarse. En esas calles apareció una nueva construcción: las estructuras y formas de las familias actuales. Esos besos no sólo eran rechazo a su presencia. Veamos tres consignas  que enfrentó: Yo no te espero; Pederasta es el que no vota; La única Iglesia que ilumina es la que arde.

Un detalle trivial: esa recepción indica las severas dificultades, quizás crecientes, que enfrenta una institución muy nodal, nuclear, la iglesia. El sábado fue interrogada su función de autoridad, no solo carece de fuerzas para enfrentar esas preguntas, a diferencia del pasado, no puede impedirlo con el recurso de la prisión, la exclusión y la excomunión. Asistimos a la declinación de una estructura del amor paterno: el Papa no deja de estar articulado con el papá. La pastoral es un puente entre los pueblos y las alturas divinas, Dios, considerado con justa razón, el arquitecto padre de la sagrada trilogía: El Padre, el hijo y el Espíritu Santo.

La pastoral es una transmisión destinada a expandir la religión y la política. Consiste en que hay UNO que sabe lo que es bueno para el rebaño, incluso hay UNO que sabe cómo debe pensar la conciencia del rebaño; hay UNO que sabe como despertar las conciencias que se califican como dormidas. En México la campaña de un candidato de la TV monopólica emplea  en la superficie su pastoral. El lanzamiento de esa candidatura comenzó con su visita familiar – con anexos- al Vaticano.

Lula, en Brasil, debió enfrentar un extraño episodio. En las recientes elecciones debió informar al Vaticano del carácter laico del Estado en Brasil, al tiempo que rechazó la injerencia del Papa Benedicto XVI contra la candidatura de Dilma Rousseff. La candidata objetada por el Papa obtuvo el %56,05 contra el 43,95 de su rival, convirtiéndose en la primera mujer que preside el gobierno de ese país.

Dilma ejerce una función, cuyo equivalente no tendría permitido ocupar en la Iglesia. En la Iglesia Católica Apostólica Romana solo una mujer vestida como hombre accedió al papado. Cuando ella quedó embarazada -¿sin pecado embarazada?-, algo se descubrió, Dios se la llevo, nadie sabe cómo, cuándo ni a dónde. Sólo quedo una huella  de esa situación, luego de esa experiencia el candadito elegido debía sentarse en una silla elevada, ese mueble  tenía –o tiene- un agujero en su centro que permite  una procesión de los miembros del  cónclave por debajo, levantan su vista para  verificar que el candidato tiene testículos y pene, así les caía el veinte… Los accidentes con lo que caía durante la  procesión están bajo reserva absoluta en los archivos del Vaticano.

Estas medidas pueden hoy aparecer como irracionales, poco serías, no científicas, pese a todo ello y más, son las formas con  que la pastoral del amor papal se sostiene desde hace más de dos mil años, se sostiene a pesar de estar quebrada, fragmentada, dividida.  En Barcelona lo recibieron no muchos fieles, de todas formas siguen existiendo miles de creyentes; en México miles de creyentes se identifican como guadalupanos, para ellos es el mejor signo de su nacionalidad. Las creencias de la pastoral no retroceden o no desaparecen o no se aminoran a consecuencias de las pláticas científicas de la astrónoma Julieta Fierro. Los humanos creen más allá y más acá. La creencia  hace presente su condición humana.

¿Desde dónde se critica o  se amonesta o se quejan de los creyentes exigiéndoles que despierten del letargo del amor de la pastoral? Esas críticas participan de la pastoral. El Papa fue recibido con una frase: La única Iglesia que ilumina es la que arde. La Iglesia purificaba con ardor a los herejes, a las posesas y las brujas; la Iglesia,  varios, quizás muchos, reciben con ardor a los infantes; quienes lanzaban esa frase ardían en sus besos delante de Benedicto XVI; se besaban denunciando la  sola pasión con que el Vaticano enfrenta los cargos de pederastería que afectan a su institución  arriba, en el medio y abajo.

Las nuevas familias de la diferencia solicitaban la hoguera para los pederastas, dónde se ha escuchado antes semejante propuesta terapéutica: quemar por lo sano. ¿Quemaremos ejemplares de Lolita, de Memoria de mis putas tristes? ¿Vamos a defender la censura del filme Roman Polanski: Wanted &Desired?

El psicoanalista Jacques Lacan el 18 de noviembre de 1975 fue sorprendido al descubrir que una dimensión humana, la simbólica, estaba escindida o separada o fracturada o…; ese simbólico fragmentado en un simbólico y un síntoma. Lacan se permitió jugar diciendo en lugar de síntoma: sántoma. Cuando en México el Lic. Fox asume la presidencia revela la escisión entre una dimensión simbólica, la presidencia, y un síntoma que la ocupaba, el Lic. Fox. Un síntoma/ un sántoma votado, en más de un sentido.

En la actualidad se emplea el síntoma o el sántoma  como un arma de ataque contra tal o cual personaje público: Clinton y su clarinete; Bush y su rociada bíblica ignorancia; Sarkozy y sus tacos altos; Berlusconi con su harem; no faltan los imprudentes juicios contra el Lic. Calderón, actual presidente en funciones de México, por su –dicen- sintomática relación con los mensajes de la botella. ¡Ah por cierto! en Argentina y en México esa afección sintomática por los mensajes de la botella es altamente compartida, arriba, abajo y al medio. Una bebida alcohólica –brandy- elaborada en México (1990)  formulaba su publicidad: ¡Presidente… obviamente!

Los medios han logrado instalar, con varias complicidades, la idea de que los personajes públicos son santos, luego, como es claro que no existen los santos, entonces, se dedican a criticarlos por qué no son…santos ¿Puede haber algo político en actividad que sea un santo? Convertirlo en tal ¿Qué consecuencias implica?

La pastoral religiosa y política (cada política es siempre religiosa) está aquejada de una crisis  terminal  ¿Cómo vivir o sobrevivir sin tener que sostener a un pastor o tener que convertirse en una oveja del rebaño que se entrega su cuidado?

Un residente de la clínica San Rafael, Tlalpan, México, DF  recibió alojamiento luego de presentar su tesis de ingeniería civil en la UNAM. La clínica pertenece a la congregación de los hermanos juaninos. Su tesis fue rechazada  por sostener que uno, solo uno de los tornillas – o pijas- que sostiene la Torre Eiffel (París, Francia) estaba afectada. Esa afección provocaría su derrumbe. La tesis coincide con la estructura de la pastoral: hay UNO, solo UNO que sostiene sobre sus espaldas al rebaño, así conduce sus destinos vitales; así los hace despertar. Si ese UNO es afectado por alguna fractura, escisión, desgaste o por un debate ¿Qué le ocurrirá a esa pastoral? ¿Qué harán los miembros del rebaño que gozan de que ese tornillo, esa pija, se desgaste para hacerles la vida vivible?  ¿Por qué causas en la Facultad de Ciencias de la UNAM  y de otras universidades se guardan bajo llave esas tesis? Si fuesen tesis locas, desatinadas, insostenibles, irracionales ¿Qué sentido tiene conservarlas bajo llave? Con beso fue interrogada las pastoral de Benedicto XVI.

Alberto Sladogna, psicoanalista, aslamora@yahoo.com.mx

http://www.edicionesartefactos.com
http://www.elsaborsaberdelpsicoanalisis.org
http://www.escucharte.net.
twiter:@sladogna

 

 

Una respuesta a “Una pastoral recibida con besos

  1. La importancia de la crítica a la cristología de san Pablo, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para visualizar __la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar la naturaleza humana de Cristo. Desechando la prueba viviente en Cristo hombre de que es posible alcanzar la trascendencia humana practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta, patente en Cristo (cero defectos). Doctrina sustentada por filósofos y místicos __y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, a fin de afrontar con éxito los retos y amenazas del Islam, el judaísmo, las corrientes de la nueva Era y la modernidad. http://es.scribd.com/doc/73578720/CRITICA-A-LA-CRISTOLOGIA-DE-SAN-PABLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s