María Monsiváis

Sobreviviente de una dinastía de cinco hermanos que emprendió el éxodo urbano de La Lagunilla hacia la Colonia Portales, de fe protestante, de origen humilde y de memoria prodigiosa, María Monsiváis Biadas, a sus 87 años, es el afecto más antiguo y enraizado del escritor Carlos Monsiváis a quien vio nacer cuando ella tenía 15 años y medio y de quien se despidió en medio de aplausos y miles de condolencias en los funerales del Museo de la Ciudad de México y en el Palacio de Bellas Artes, el 19 y 20 de junio.

Cientos de personas se acercaron a la Tía Mary a darle sus condolencias, pero ella recuerda en especial a “una señora del pueblo” que pasó a orarle al féretro y gritó: “Felipe Calderón, a ti no te queremos, queremos a Monsi”.

-¿Le hubiera gustado a Carlos que asistiera el presidente Calderón a su funeral?

-No.

“El decía siempre: ‘soy del pueblo, al pueblo pertenezco’”, subraya la tía, entrevistada en su habitación de la colonia Portales, en la misma casa donde convivió por más de seis décadas con Carlos Monsiváis.

La tía también recuerda que se le acercó Andrés Manuel López Obrador y le dijo: “no sabe cómo voy a extrañar a Carlos, porque él me corregía los discursos del Zócalo”.

“Me impactó tanta gente en el funeral. Yo estaba hasta confundida. El domingo se me acercó un señor. Se sentó a mi lado. Creía que era Marcelo Ebrard y le comencé a platicar como si fuera él. Luego me dijo que era Lujambio”, rememora la tía Mary, con un dejo de sonrisa pícara.

Antes de la entrevista con Proceso, la tía recibió una carta de condolencias de Cuauhtémoc Cárdenas. Se disculpó por no haber ido al funeral. Estaba fuera del país.

Hermana de Esther Monsiváis, La Máster como le llamaban sus sobrinos a la madre de Carlos Monsiváis, la tía Mary recuerda que desde su nacimiento el escritor fue el hijo, el sobrino y el nieto consentido en una familia gobernada por su madre “con carácter enérgico, pero de muy buenos sentimientos”.

“Carlos nació junto al templo, en la calle de Rosales. Nosotros vivíamos en la calle de Isabel La Católica. Cuando Carlos tenía 3 años, nos cambiamos un tiempo a la Colonia Alamos y poco después a San Simón Ticomán, en la colonia Portales”, rememora.

Monsiváis relató así, en la primera página de su autobiografía precoz, aquel éxodo urbano: “Un carromato polvoso, una familia apiñada que entretiene la odisea cantando himnos, pruebas del cielo bajo la forma de agentes de tránsito y al final Canaán-Portales, la tierra prometida donde los hijos crecerán en paz, sin el espectro del hambre y la intolerancia”.

-¿Usted cuidó a Carlos en su infancia?

-Sí. Yo lo llevé al kínder en la calle Quintana Roo y a jugar en el Parque Hundido. Era un niño muy tranquilo. No sabía leer, pero ya le gustaba agarrar los libros y hojearlos.

-¿Recuerda cuál fue su primer libro?

Su madre le compró El Tesoro de la Juventud apenas aprendió a leer. Luego leyó muchos textos religiosos. De adolescente, en el templo, hacían concursos de citas bíblicas. En medio minuto, Carlos encontraba la cita bíblica. Ganaba todos los concursos, hasta que el pastor le pidió a su madre que ya no concursara para que dejara ganar a otros.

-¿Doña Esther también tenía buena memoria?

-Tenía memoria fotográfica. Le recitaba siempre el poema de “Por mi Madre, Bohemios” que a él le gustaba mucho.

-¿De qué vivían?

-Ella fue secretaria. Trabajó desde muy joven, ella era el pilar de la casa. Tuvo primero un estanquillo de hilos, velas, camisetas, sobre la Calzada de Tlalpan. Y acabó poniendo en la accesoria de esta casa una tienda de regalos.

Los Gatos y  las Celebridades

-¿Cuándo tuvo Carlos su primer gatito?

-A los diez años empezó con los animales. Le regalaron un gatito. A su mamá no le gustaba. No dejaba que entrara a la casa. Cuando Carlos regresó de un viaje que hizo a otra ciudad, se molestó mucho cuando se enteró que su mamá le había regalado el gatito.

“Luego tuvo dos o tres gatos. Se quedaban afuera de la casa. El le pedía a su madre ‘mamá, déjame verlos media hora’. ‘Bueno, media hora solamente’, le respondía. Después que murió su  madre, conmigo abusó. Metió una enorme cantidad de gatos a la casa. El tenía 13 gatos. Sólo uno se murió, Mito Genial.

-Varias personas le regalaban gatitos ¿No?

-Blanca Guerra le regaló uno. En los setentas, Octavio Paz le regaló otro. Habían discutido y esa fue una señal de reconciliación.

-¿Recuerda usted a todas las personas de la farándula que visitaban a Carlos?

-Bueno, vino a comer aquí Juan Gabriel. El se llevaba mucho con Elsa Aguirre, con Tongolele, con Ninón Sevilla, con María Victoria.

-También con María Félix.

-A ella sólo la vi de espaldas. Era una mujer muy orgullosa, siempre que llamaba por teléfono daba órdenes: ‘dígale a Carlos que estoy saliendo de Cuernavaca y voy a Polanco’. Nunca decía, por favor, ni nada.

-¿Se llevaron mucho?

-Sí. Recuerdo que en un homenaje María Félix dijo frente a Carlos: ‘éste sabe más de mi vida que yo’.

-¿También lo visitó Carlos Slim?

-Sí. Una vez vino. El pobre no se enteró que uno de los gatitos le había orinado su saco. Y así se fue.

-¿Lo visitó Carlos Salinas?

-Salinas le hablaba mucho a la casa. Recuerdo que durante su campaña, lo invitó a una gira. Y mi muchachito le dijo: ‘no voy porque tú no eres mi candidato’.

El Cine y la Escuela

-¿Cuándo comenzó el gusto de Carlos por el cine? ¿Lo recuerda?

-Desde los siete años comenzó a ir a un cine cercano aquí que se llamaba el Cine Bretaña. Le encantaban todas las películas, sobre todo las mexicanas.

-¿Por qué?

-Haga usted de cuenta que mi madre, su abuelita, era igual que Sara García en Los Tres García. Le gustaba mucho esa película.

-¿Dónde estudió la escuela primaria?

-El primer año su madre lo metió al instituto franco-español. Recuerdo que él llegó diciendo una mala palabra y su madre le preguntó: ‘¿Dónde aprendiste eso m’ijito’? A mí me dijo que si estaba pagando con sacrificios una escuela privada no tenía caso enviarlo para que aprendiera malas palabras. Lo cambió a una escuela pública. En un año cursó el primero y segundo año. La maestra le dijo a su mamá: ‘su hijo se aprende todo muy rápido’.

-¿Era de puros dieces?

-De 10 y de 9.

-¿Dónde aprendió el gusto por el idioma inglés?

-El inglés lo aprendió con una maestra particular. Él iba eventualmente. Estuvo ahí durante varios años, pero tuvo un amigo, Luis Prieto, que estuvo con él en Gran Bretaña, con él practicaba mucho el inglés.

-Teniendo una infancia tan religiosa, ¿cuándo dejó de ir Carlos al templo?

-A los 18 años. Yo le pregunté: ‘¿Carlos por qué ya no vas al templo?’ Y me respondía: ‘tía, ya sé muy bien lo que enseñan’. Después me enteré que sí iba al templo, pero cuando nadie lo veía.

La tía Mary está cansada. Confiesa que no ha dejado de pensar en él y en sus conversaciones. “El platicaba mucho conmigo. Era muy bromista”.

“La última broma que me hizo fue antes de que ingresara al hospital. Dijo ‘mi tía está afligida porque no tiene vestido negro para ir a mi funeral’”.

Anuncios

27 Respuestas a “María Monsiváis

  1. Me queda la duda sobre los apellidos de Monsiváis.

    Él era Monsiváis Aceves, su tía es Monsivaís Biadas (según esta misma entrada).

    ¿Cómo está eso?

    • Hola, Bernardo. Carlos utilizó su apellido materno como primer apellido. Por eso es Monsiváis Aceves. La tía es Monsiváis Viadas, la “B” es “V”. Una errata.

  2. Jenaro: absolutamente entrañable esta entrevista. Gracias.

  3. Jenaro: Gracias por esta entrevista que me ha vuelto a sacar las lagrimas por este breve recorrido en la vida de Carlitos al cual seguiremos extrañando siempre…

  4. Abel Guadarrama

    Gracias Jenaro por compartir estas anécdotas que estimulan. Saludos desde Cuernavaca

  5. Marisa Fernández

    La ternura y sinceridad de la tía, además de llegar hondo y profundo, hacen que Monsi siga vivo.

  6. Rosalba Alor Escobar

    ¡Por diooosss…¡Gracias,Gracias,Gracias. Decídanse a escribir ese libro sobre él , por favor.
    Felicidades.

  7. Octaviano García Cedillo

    Le va a encantar a mi madre quien fue junto con mi tío, compañero de juegos de Carlos…siempre le recuerda con cariño.
    Precisamente eran vecinos allá en la colonia Portales en la calle de San Simón.

  8. Jorge García Orozco

    Jenaro, leí en la crónica de “La Jornada” que tú fuiste quién colocó la bandera arcoiris sobre el ataúd de Monsiváis.

    Se comenta mucho que nunca aceptó su homosexualidad en público, hasta hay un artículo en Milenio donde se critica que le hayan puesto esa bandera.

    Me gustaría saber (de alguien que fue muy cercano a él), si tienes la prueba de que la asumió, o algún texto donde haga una defensa contundente de la libertad de preferencia sexual.

    • Jorge García Orozco

      También me gustaría (si te es posible), que dedicaras unas líneas para que pusieras en claro porque colocaste la bandera (no tienes necesidad de hacerlo y lo entiendo, pero se agradecería la aclaración para evitar confusiones).

      Saludos Jenaro y como siempre muchas gracias.

    • Estimado Jorge, tu interés por la sexualidad de los otros es francamente sintomático. La obra de Monsiváis está llena de referencias a favor de la diversidad sexual. Te recomiendo los libros “Salvador Novo: Lo Marginal en el Centro”, las crónicas de “Escenas de Pudor y Liviandad”, y lo más reciente que es Apokalipstick. No tengo “pruebas” porque no soy ministerio público ni me interesa. Son las obras las que hablan por sus autores. Saludos.

    • Una biografía sobre Nancy Cárdenas (en una página sobre escritores del cine mexicano, de la UNAM) dice: “En 1974 fue fundadora y activista de la primera organización homosexual del país, el Frente de Liberación Homosexual (FLH). Al año siguiente promovió, junto con Carlos Monsiváis y Luis González de Alba, el primer manifiesto en defensa de los homosexuales en México.”
      http://escritores.cinemexicano.unam.mx/biografias/C/CARDENAS_martinez_nancy/biografia.html

  9. Jorge García, el único confundido eres tu, con todo respeto: la bandera arco iris es símbolo de la diversidad sexual, no tienes que ser gay, o lo que sea para defender los derechos de TODOS los seres humanos a expresarse, fue un acierto de Jenaro el colocar la bandera arco iris e impedir que el poder al que tanto cuestionó Monsi se apoderara de él; Monsi es y seguirá siendo del pueblo.
    Saludos Naranjo, me gustó mucho la entrevista a la Tía María. Te mando un abrazote.

    • Jorge García Orozco

      Yo no estoy haciendo el juicio Nonoya, la confusión se deriva a partir de un texto publicado en milenio.

      La bandera Arco Iris es símbolo de la diversidad sexual es cierto, y también sé que Monsiváis publicó en vida muchas crónicas sobre esta tolerancia.

      Yo no estoy haciendo el juicio, pero me gustaría leer una respuesta sólida de Jenaro para poder postearla en la misma columna de Milenio, porque en cierta forma lo involucra y sería genial tener una réplica.

    • Gracias, Nonoya. Besos miles

  10. Guadalupe Guevara

    Estimado Jenaro,
    La entrevista es bella; me remonta a mi niñez, cuando se platicaba con lenguaje sencillo y cargado de muchos significados. De las pláticas siempre aprendíamos mucho y de maneras varias.
    Los oradores, tu determinación de poner la bandera arcoiris y la exigencia de Jesusa de que saliera Lujambio fueron momentos estremecedores; para mi significó defender nuestros espacios, nuestros momentos, lo nuestro. No ceder ni dar entrada a la ecuanimidad como invasión.

  11. Pingback: María Monsiváis Biadas: La Tía de “Monsi” | Tributo A Nuestra Grandeza

  12. Gracias por esta sencilla, sincera entrevista que deja ojear sobre pasajes de vida de una de las mentes inteligentes mas queridas de Mexico. Monsi, como sentimos tu ausencia!

  13. Pingback: El suceso con una voz diferente - blog dissonante

  14. porque utilizo como primer apellido el materno??????????

  15. Pingback: La crónica como necesidad colectiva | Revista Cuadrivio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s